Si te identificas con estos síntomas, eres un adicto al mountain bike

¿Eres uno de los nuestros? ¿Un verdadero adicto al mountain bike? Si te identificas con los 10 síntomas que listamos a continuación la respuesta es sí, estás infectado y no existe vacuna conocida. La pasión por este deporte no hará otra cosa que crecer a lo largo de tu vida, sin que puedas hacer nada para detenerla más que darle kilómetros y pedales para domarla.

mountain bike

Los síntomas de un mountain bike adicto

  • Estás familiarizado con las costras en tus espinillas. Roces con ramas y arbustos o incluso golpes contra los propios pedales, las espinillas de un auténtico biker están siempre heridas o en proceso de curación.
  • Tu bici es tan cara como tu coche. Amas tanto en este deporte que estás dispuesto a desembolsar miles de euros en un bicicleta de mountain bike en la que disfrutar como un enano.
  • Tienes una colección de neumáticos en casa. Tener una amplia variedad de gomas para decidir la configuración adecuada para cada momento es algo que disfruta el biker verdaderamente adicto.
  • Recuerdas más a la gente por su bicicleta que por su nombre. En este punto te deberías preocupar: el virus está alcanzando el cerebro cuando para ti, ese chaval que te presentaron la semana pasado no es Roberto, sino “el de la Stumpjumper”.
  • Priorizas un ajuste en tu bicicleta a cualquier otro gasto. El calentador puede esperar, también la cisterna averiada, la lavadora que hace un ruido de mil demonios y y la calefacción de casa. Pero oiga, esa nueva pieza para mi mountain bike que ha puesto en oferta la tienda de la esquina la necesito ya, aquí y ahora.
Relacionado:  ¿Qué tipo de MTB es mejor para subir?

mountain bike

  • Puedes pasar horas en una tienda de ciclismo. Más que tu hijo en la juguetería o el local de venta de videojuegos. Podrías pasarte el día entero curioseando cada esquina, hasta el último de los artículos te interesa porque eres un verdadero adicto al MTB.
  • El corte de tu bronceado está marcado por el maillot. Todo lo que la equipación ciclista deja al descubierto presenta un bronceado perfecto, pero debajo escondes el blanco translúcido de Andrés Iniesta.
  • Conservas un montón de reliquias inútiles relacionadas con el mountain bike. ¡Y que a nadie se le ocurra tirarlas a la basura!
  • Desconfías de las innovaciones tecnológicas. El MTB está inmerso en una vorágine de novedades que, año a año, redefinen elementos de las bicicletas de montaña. Pero tú llevas 20 años haciendo las cosas de un modo y desconfías de que el cambio vaya a ser para mejor.

mountain bike

Y tú, ¿eres un adicto al mountain bike?

 

 

Relacionado:  Entrevistamos a Jolanda Neff, campeona de Europa

Murcia, 1990. Periodista.
  • InThuRain

    ¿No se puede ser un adicto a la bici de montaña sin ser un obsesionado por comprar y comprar y comprar lo más caro y lo último?
    No estoy para nada de acuerdo… se puede disfrutar muchísimo con la MTB sin necesidad de estar a la última.

  • Nisti

    A mi me gusta estar al tanto de las novedades, reconozco que gasto mas de lo razonable, pero dentro de unos limites. Lo importante en cualquier deporte es disfrutar. Y para eso, no es necesario llevar el mejor material. Basta con utilizar el equipo adecuado a la practica deportiva que mas nos gusta. Yo tengo marcas en las espinillas, porque no utilizo espinilleras. No las necesito. Los bikers mas radicales si que precisan llevar protecciones, cascos integrales, etc…Pero los que salimos a dar pedales por los caminos rurales o de excursion por los montes cercanos, solo llevamos lo necesario para disfrutar de un dia en el campo, o como mucho de unos dias sobre la bici. Y la bici puede ser muy “normal”.

  • Roger Pla

    Es cierto que en pocos años he tenido 3 bicis de MTB, mejorando el nivel. La segunda no la tuve ni un año, porque quise pasar de 26″ a 29″ y pensé que podía sacar un buen precio de venta para actualizarme a la que tengo actualmente. Y así fue. Y sí, puedo decir que si me compré una bici que su precio de serie era de 1250 €, he invertido en ellla unos 1500 € más modificándole cosas (horquilla, ruedas, grupo, componentes…) pero poco a poco y sin perder la cabeza. Digamos que es una bici para mi estupenda, de aluminio del bueno, ligera, pero sin ser un desembolso astronómico, con la que disfruto en cada salida. No me hace falta más de momento. Soy un adicto y sólo pienso en salir a hacer rutas, en mejorar mi rendimiento, en leer revistas online, páginas especializadas, ver vídeos, etc. Pero para ello no necesito invertir más de lo que puedo. Siempre he tenido afición al ciclismo todo terreno, desde pequeño con mi primera BH Bicicross, la BH California XL3 de BMX y luego pasando al MTB, pero sin perder la cabeza. Vamos, que no soy de los que hacen este deporte por moda, como parece que sea desde hace unos 4 años hacia aquí, que todo está inhundado de MTB por donde mires y parece un boom como el inmobiliario que tuvimos a principio de los años 2000. Después todo cae y vuelve a la normalidad. Time to time.