Entrenamiento corto para quemar las comidas navideñas

Estos son días de ajetreo constante. Comprar, compromisos familiares y quedadas con amigo a los que no se ve durante el año nos dejan poco tiempo para nuestra rutina de entrenamiento habitual. Eso, unido a los excesos calóricos en forma de abundantes comidas, dulces navideños e incluso algo más de alcohol de la cuenta, se convierte en un problema que hay que tratar de solventar de una u otra manera. Hoy te proponemos la opción del entrenamiento corto, dos alternativas para quemar lo que consumimos estas fechas en el mínimo tiempo posible.

entrenamiento corto

Quema los excesos con un entrenamiento corto

La primera alternativa que proponemos es un entrenamiento corto de una hora de duración, consistente en series de sprint. Los sprints deben realizarse sentado en la bicicleta, al máximo de intensidad y con una cadencia de pedaleo alta. La hora de entreno debe repartirse en 20 minutos de calentamiento y 30 o 40 de esfuerzo a alta intensidad, en el que se debe rondar el 75% de la FCM y realizar unos 15 o 20 sprints.

Relacionado:  Aspectos técnicos para descender una trialera

La segunda alternativa es un entrenamiento corto de una hora y media de duración. Tras 10 minutos de calentamiento se realizarán dos series de 35 minutos cada una -con 10 minutos de descanso entre medias- entre el 75% y el 85% de la FCM. El período de descanso se puede reducir en función de la condición física del biker.

Estas son nuestras dos recomendaciones de entrenamiento corto para quemar los excesos navideños. Ponlos en práctica estos días cuando saques un rato, busca alternativas que se adapten mejor a tu condición física si las dos propuestas no lo hacen, pero sobre todo no te abandones al sedentarismo en Navidad: la báscula te dará un disgusto al acabar las pascuas y volver a la realidad del día a día. Más vale ahorrarte el laborioso trabajo de perder ese peso en un futuro.

Murcia, 1990. Periodista.
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE