Cómo restaurar y rodar con tu bicicleta antigua

Germán M. Porcel - 2018-10-24 16:00:00

No es una idea nueva, desde hace algunos años la tendencia a restaurar tu bicicleta antigua ha crecido, pero normalmente para convertirlas en bicicletas urbanas o fixie y usarlas a diario por la ciudad. Sin embargo, una variante de este uso ha repuntado: restaurar tu bicicleta antigua para competir o al menos hacer las rutas que en su día hiciste montado en ella. Te explicamos las ventajas de esta corriente y cómo hacerlo.

restaurar bicicleta antigua

Cómo recuperar tu bicicleta clásica

No es tan complicado, de veras. Restaurar una bicicleta simplemente requiere alguna noción de mecánica y una buena dosis de paciencia. Porque las tareas son sencillas y porque hay miles de tutoriales de cómo hacerlo en Internet. Lo difícil es ser un buen mecánico, reparar componentes o ajustar la bicicleta a la perfección, pero montar componentes nuevos en un cuadro (sobre todo componentes nuevos, muy tecnológicos) es relativamente sencillo.

El primer paso, por lo tanto, es este: hacerte una lista de materiales necesarios para reparar tu mountain bike antigua o tu bici de carretera clásica. En esa lista tendrás que considerar alguna herramienta que no tengas pero sobre todo los componentes de la bici que necesitas ajenos al cuadro. Por ejemplo, tija de sillín, sillín, manillar, llantas, cubiertas, pedales, cadena, manetas, cambios, coronas y (algo fundamental) las nuevas pegatinas del cuadro. Hay pegatinas de cualquier marca en la red.

restaurar bicicleta antigua

Gestiona bien tu tiempo, no pretendas hacerlo todo en dos días. Es mejor ir dedicándole pequeños ratos diarios, cuando tengas un hueco, e ir avanzando de un modo pausado. Eso sí, sé constante si quieres terminar tu proyecto. Te puede llevar alrededor de dos semanas o tres tener tu bici antigua terminada, así que sin prisa pero sin pausa.

Lo siguiente es preparar el cuadro, desmontando todos los componentes de tu bicicleta antigua para poder lijarlo, limpiarlo bien, pintarlo (puedes hacerlo con pintura en spray) y dejarlo secar. Luego, ponerle las pegatinas o vinilos con cuidado y dar dos manos de laca en dos días sucesivos (estas capas muy finas y dejando secar entre una y otra). También hay laca en spray.

restaurar bicicleta antigua

Y por último, la parte más interesante y entretenida: montar tu bici. Ve pieza a pieza, con precaución para montarla correctamente, ajustando los componentes con exactitud. Si tienes dudas sobre cómo colocar un cable de freno, cualquier pequeño tutorial te guiará, pero seguramente sabrás casi todo o por experiencia propia o por intuición si llevas años montando, aunque no sea en bicicletas clásicas. De hecho, las bicis modernas sí que requieren mucho mayor ajuste y mayor conocimiento de electrónica ya que muchos componentes se han convertido en verdaderos aparatos electrónicos multiconfigurables. Pero en una bicicleta clásica casi todo se puede hacer con una pequeña caja de herramientas.

Hay multitud de ejemplos de restauraciones en foros online y tutoriales de YouTube, como este de una bicicleta antigua BH, cuyo resultado final es impresionante.

restaurar bicicleta antigua

Los beneficios de restaurar y rodar en tu bicicleta antigua

No creas que el beneficio es solamente conseguir una bicicleta antigua usable por apenas 200 o 300 euros, sino que son muchos otros que igual no has considerado.

Restaurar tu bicicleta es sin duda un salto emocional a tu pasado, a tus recuerdos de ciclismo. Es un retorno a aquella primera bicicleta que tuviste, a la bicicleta antigua que tu padre usó toda su vida, a la mountain bike clásica que había en casa y con la que empezaste a rodar por grande que te quedase. Una vuelta a la esencia del ciclismo, a ese gusanillo que aún llevas dentro cuando sales con tu nueva máquina a rodar. Hoy en día hay incluso eventos, como la Eroica Hispania, en los que sólo se puede participar con una bicicleta con más de un número de años determinados, como forma de conservar lo mejor de la tradición ciclista.

restaurar bicicleta antigua

Esa vuelta al pasado te puede ayudar a recordar por qué montas en bici, y por qué disfrutas haciéndolo.

Pero también te servirá para aprender bastante sobre mecánica, sobre el comportamiento de los componentes, su montaje y su ajuste. Es necesario que sepas cómo funciona tu bicicleta, seguro que te ayuda a saber si va bien ajustada, si algo falla o cómo conservar más tiempo tus componentes dándoles un buen uso. Todo esto sólo se aprende haciéndolo, montando y desmontando tu bicicleta antigua.

restaurar bicicleta antigua

Por supuesto, será también gratificante poder salir con ella y compartir con tu grupo la experiencia de haber recuperado una joya como esa. Seguro que creas tendencia y te preguntan mil cosas porque ¿quién no tiene una bicicleta antigua en la cochera o en el trastero? Es incluso una manera de reciclaje.

Y, como no, estarás de algún modo perpetuando un deporte precioso. Cuidar la historia del ciclismo, a pequeña escala y recuperando tu vieja bicicleta antigua, es una forma de no olvidar todo lo que el ciclismo ha hecho por ti.