La ambición del Euskaltel-Euskadi: "Vamos a empezar fuerte la temporada, y a ponerle la guinda en la Vuelta"

Carretera 28 ene. 2022 16:01 Ivan F.

Se lo mire como se lo mire, el de la Fundación Euskadi es un equipo especial. El único del pelotón internacional que tiene una afición fiel, como las de los clubes de fútbol. La mítica 'marea naranja', reactivada desde el año 2020, impulsa al Euskaltel-Euskadi (y a su equivalente femenino, el Laboral Kutxa) como a ningún otro. Y anima a sus ciclistas a ser ambiciosos. "Vamos a empezar fuerte la temporada, y a ponerle la guinda en la Vuelta a España", nos advierte Mikel Bizkarra, uno de los 'capos' de la escuadra, en una entrevista con Brujulabike en la concentración de pretemporada en Altea, en la que hemos entrado de la mano de Orbea.

Aquí puedes ver en varios vídeos lo que nos han contado tanto el escalador como otra de las 'almas' del grupo, Luis Ángel Maté, o los prometedores Antonio Jesús Soto y Carlos Canal, así como la gran pistard Tania Calvo. Cinco de los corredores llamados a protagonizar otra época dorada del ciclismo en el País Vasco, después de la de los Roberto Laiseka, Iban Mayo o Samuel Sánchez, en aquel otro Euskaltel.

Luis Ángel Maté, el (pen)último romántico

En septiembre, protagonizó una locura a la que llamó 'La vuelta de la Vuelta': una aventura de bikepacking de 1.000 km para llegar a su casa de Marbella desde Santiago, donde finalizó la ronda española. "Surgió como una paranoia mía", nos cuenta el mediático Luis Ángel Maté. "Una manera de disfrutar de forma diferente. El ciclismo se ha profesionalizado mucho. Vivimos muy pendientes de los números, y creo que es importante reivindicar los orígenes de nuestro deporte; coger la bici por placer, pedalear sin mirar vatios ni velocidad".

El malagueño apuesta en esta entrevista por ese ciclismo romántico, que espera que no esté en vías de extinción. "Espero que vengan más románticos detrás. Si yo estoy todavía aquí es por intentar romper un poco con la tendencia que hay. Son importantes los valores del ciclismo: de cocción a fuego lento, ir paso a paso, no saltarse etapas… Es maravilloso ver a gente joven triunfar, pero creo que las categorías inferiores son de formación, lo tienen que ser siempre. Y hay que respetar los tiempos".

Él, tras pasar una década en Francia, hace un balance "extraordinario" de su primer año en Euskaltel-Euskadi y duda de que su papel sea ejercer de maestro para los más jóvenes. "A mí me queda mucho por aprender todavía y aprendo mucho de los jóvenes". ¿Y qué le pide al año 2022? "¡Seguir un año más!", bromea. "No, le pido salud y lo demás ya lo pongo yo".

Mikel Bizkarra, con el maillot de puntos azules en la mira

Si Maté es un 'novato' para el Euskaltel-Euskadi, este escalador es un fijo desde hace 7 años. Y es consciente de que están ante un año muy importante para confirmarse en la élite del ciclismo. "No hay muchos huecos para estar en la Vuelta y sí hay muchos equipos. Hay que demostrar en la carretera que nos merecemos esa invitación", destaca Mikel Bizkarra.

Él ya fue protagonista en la penúltima etapa de la última edición, camino de Mos, donde a punto estuvo de firmar la única victoria española en grandes vueltas, pero finalmente fue Clement Champoussin quien se llevó el gato al agua. Para la Vuelta 2022, su ambición podría ser... la clasificación de la Montaña. "Cada vez que la he corrido he tenido ese objetivo de una manera un poco oculta", admite. "Pero se tienen que dar muchas circunstancias: tienes que estar muy fuerte y dar con fugas complicadísimas, en días de montaña con muchos puertos. Y también hace falta una pizca de velocidad para superar a otros corredores que tienen la misma intención, porque muchas veces se juega al sprint".

Carlos Canal, el ciclista polivalente

El gallego es un prometedor ciclista multidisciplinar (campeón de España de MTB y CX en categoría junior) que este año llega a la estructura desde el Burgos-BH con muchas expectativas. Y, aunque seguirá participando en este tipo de carreras, asegura estar centrado al 100% en la carretera. "Tengo la intención de utilizar tanto el mountain bike como el ciclocrós para darme ese puntito extra. Quiero usarlo de preparación, sobre todo ahora que hay cada vez más carreras con tramos de 'sterrato'", subraya.

Lo suyo es precisamente la polivalencia, y piensa que precisamente hacia ahí es adonde va el ciclismo: "Hoy en día, que el ciclismo tiene muchos frentes abiertos, lo que más le vale a un equipo es tener un corredor que se defienda en todos los ámbitos. Por ejemplo ser escalador no te da muchas victorias. En finales en alto siempre ganan 3 o 4: Pogacar, Roglic… Las opciones pasan por destacar en todos los terrenos". Él, por ahora, seguirá creciendo, pero "con calma", dice: "Tengo claro que la vida del ciclista profesional tiene que llegar más allá de los 35 años, y a mí con 20 me queda mucho camino por delante".

Antonio Jesús Soto, a mejorar un gran año

En 2021 ganó la primera carrera del equipo, y además en su casa, en la Vuelta a Murcia. Pero, tras una espectacular temporada y una gran Vuelta a España, el año de Antonio Jesús Soto se concluyó en una nota agridulce: perdiéndose el Mundial para el que le habían convocado por culpa de una inoportuna lesión. No obstante, este joven rodador con una gran punta de velocidad es optimista, incluso de forma inconsciente, pues afirma que le dolió perderse su "primer mundial". Sabe que habrá otras ocasiones en el futuro.

En cuanto a la presión, es él quien se la pone: "El equipo me da mucha tranquilidad pero yo quiero mejorar mi nivel y dar más de una victoria. Los rivales vienen todos enchufados, no tenemos nada garantizado, y tocará llegar mejor que el año pasado para que la Vuelta se fije en nosotros y poder ganarnos esa invitación".

Tania Calvo, sueños olímpicos 

Otra veterana que debutaba (en el equipo) el año pasado es Tania Calvo. Después de mucho tiempo destacando en la pista, y en velocidad además, su salto a la carretera llegó con 28, de la mano de la escuadra Laboral Kutxa. "Me sentí muy a gusto, aunque eché en falta alguna competición más llana, más acorde a mis cualidades, pero surgió así", recuerda.

Su intención es seguir compaginando la ruta con la pista, y "seguir mejorando", afirma. "Me siento todavía novata en la disciplina de fondo. Quiero tener más oportunidades al sprint en carretera, y ver hasta dónde soy capaz de llegar. Soy ambiciosa pero también me tomo las cosas con calma". Eso sí, su gran objetivo a largo plazo es estar en los Juegos de París 2024, después de perderse los de Tokio. Algo para lo que Laboral Kutxa será "un gran apoyo".

Mientras tanto, la vitoriana se dedica a transmitir la experiencia adquirida a lo largo de casi una década a las más jóvenes, como la prometedora Idoia Eraso, de 19 años y campeona de España junior en contrarreloj. "Tengo el placer de conocerla ya de la temporada pasada y, muy cariñosamente, me llama 'abuela'", apunta Tania entre risas.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!