Qué es una llave dinamométrica y cómo se utiliza

Ignacio P. - 2016-04-11 15:47:57 -

Hace unos años cuando aún la fibra de carbono no había irrumpido con fuerza en el ciclismo las llaves dinamométricas ya existían, pero en el ciclismo estaban casi reservadas a los más profesionales. Ahora que cada vez más gente tiene bicis o al menos algún componente de carbono, estas llaves se han popularizado y con razón. A continuación te explicamos porqué es importante que tengas una de estas si algún elemento de tu bici es de carbono.

¿Qué es una llave dinamométrica?

Cuando apretamos un tornillo en nuestra bici nunca tenemos claro si se ha quedado bien fijado o se aflojará con el tiempo. De hecho en las bicis y componentes de aluminio y metal, casi siempre tendemos a apretar un poco más de lo necesario. Para encontrar el grado justo existen las llaves dinamométricas, este grado se llama par de apriete y se mide en newton-metro N m. Si echas un ojo a los componentes de tu bici verás como en ellos aparecen una serie de números seguidos de N m, ahora verás para que son. llave dinamometrica Una llave dinamométrica, en apariencia, es igual que una llave de carraca normal-de puntas intercambiables-, pero además en esta, podremos configurar el par de apriete apropiado en cada tornillo. Es decir, con una llave dinamométrica nunca nos pasaremos al apretar un tornillo, ya que en el momento que alcanza el par de apriete preestablecido la llave "salta" y no ejerce más presión en el tornillo. Si en con los componentes metálicos no había mucho problema por apretar de más, con el carbono si nos pasamos apretando podemos llegar a romperlo. Y si fisuras tu nuevo cuadro de carbono por apretar demasiado un tornillo la reparación puede llegar a ser imposible.

¿Cómo se utiliza una llave dinamométrica?

Ya hemos dicho la importancia de que cada tornillo tenga su par de apriete correcto -sobre todo en la fibra de carbono-. Por eso son los propios fabricantes los que ponen en cada componente el grado correcto con el que tienen que apretarse sus componentes, por ejemplo en la potencia, bielas, discos de freno, etc... Así que antes de apretar ningún tornillo tenemos que localizar el par de apriete recomendado por el fabricante. Normalmente da un intervalo mínimo y máximo, y suele aparecer en el propio componente, en las instrucciones o embalaje.  A continuación regularemos nuestra llave dinamométrica para que no sobrepase el par de apriete máximo recomendado. Es recomendable que primero apretemos el tornillo de manera ágil con cualquier llave normal y en el momento que notemos cierta resistencia terminemos de apretar con la llave dinamométrica hasta que salte. Este tipo de llaves están calibradas para que ofrezcan una presión real, pero si sufren golpes o caídas bruscas pueden descalibrarse y perder toda su efectividad. Así que hay que tratarlas con cuidado. Además es muy aconsejables que cuando terminemos de usarlas las dejemos con la regulación del par de apriete al mínimo, de esta manera su muelle interno no se deformará y la llave tendrá una vida útil mayor. [embed]https://www.youtube.com/watch?v=ZJV6TgsW79c[/embed]

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!