Milán-San Remo: favoritos

Berto Gallego - 2016-03-16 14:56:49 - Carretera

El actual sistema de la Milán-San Remo, con pocos metros de desnivel más allá del Poggio en la parte final, se presta a pocas sorpresas. De hecho, en los últimos años la carrera se ha ceñido al sota, caballo y rey más esperable pese a alguna destacable excepción.

La clásica de clásicas ha acabado convirtiéndose en coto de los sprinters con más fondo para aguantar los casi 300 kilómetros de recorrido de la carrera, entre los que se encuentra la ausencia más destacada, la del alemán John Degenkolb, campeón en 2015 que sigue recuperándose del grave accidente que sufrió junto a varios compañeros de equipo en las inmediaciones de la localidad alicantina de Calpe.

Primer escalón

El ciclista peor pagado por las casas de apuestas es el noruego Alexander Kristoff, ganador en 2014 y segundo en 2015. La pasada temporada se vio superado al medir mal el momento para lanzar el sprint, pero demostró una potencia al alcance de pocos. Principal favorito por ser el más fuerte en el escenario final más posible, un sprint relativamente numeroso.

En segundo lugar se sitúa Peter Sagan, el eslovaco va una temporada más a la busca de su primer monumento y lo hace en un estado de forma altísimo, demostrado en la reciente Tirreno-Adriático. El ciclista de Tinkoff-Saxo posiblemente no sea el que más opciones tiene de levantar los brazos en la línea de meta, pero sí el que con mayor probabilidad logre un puesto de honor, ya que ha demostrado sobradamente su capacidad para estar con los mejores en una amplia gama de desarrollos distintos. Puede hacerlo si la carrera se rompe en el Poggio, incluso puede hacerlo el mismo en un vertiginoso descenso, y es de los pocos con capacidad para competir a Kristoff y compañía en el sprint.

El tercer principal favorito no es otro que el joven Michael Matthews. De la talentosa generación del 90, como Sagan, es otro que destaca por su versatilidad y que podría disputar la carrera al sprint o en el Poggio. Ya la pasada temporada fue tercero, tras una buena París-Niza en la que pese a ello no mostró el mismo nivel que la pasada semana.

Segundo escalón Otro que llega en un momento que debería asustar a sus rivales es Fabian Cancellara. Ya ha logrado 4 victorias de relumbrón esta temporada, y en la reciente contrarreloj de Tirreno-Adriático destrozó a toda la competencia.

El suizo si necesita obligatoriamente un desarrollo fuera del guión previsto para sumarse al reducido grupo de ciclistas que han ganado 3 monumentos en más de una ocasión. Su equipo debe imponer un ritmo alto para hacer sufrir a los sprinters más fuertes y dejarles sin gregarios que, como hicieron Caruso y Paolini en la pasada edición con su líder Kristoff, les ayuden a pasar el Poggio con los mejores. A partir de ahí será cosa suya jugársela desde lejos, porque pese al considerable rush final de Cancellara en pruebas de alto kilometraje, en un pelotón amplio difícilmente aspiraría a algo más que figurar entre los diez primeros.

El reciente vencedor de "la carrera de los dos mares", el belga Greg Van Avermaet, es otro de los que necesitará que la carrera se rompa para luchar la victoria, como el hombre al que le arrebató el liderato, Zdeneck Stybar, otro que busca un monumento y ha alcanzado para ello un gran momento físico en la primavera.

Compatriota de Kristoff es Edvald Boasson Hagen, el hombre que más top ten suma en 2016. Si bien han sido en su mayoría en Qatar y Omán, su rendimiento está siendo muy superior al de las temporadas precedentes, por lo que no es descartable que un buen sprinter con capacidad para desenvolverse en las clásicas sorprenda con su victoria en San Remo.

Por último no hay que descartar a "el boxeador de los sprints", Nacer Bouhanni. Pese a que de momento no ha demostrado el fondo de otros ciclistas para dar garantíias en este tipo de carreras, ya la pasada campaña fue sexto y sus victorias en el inicio de temporada invitan al optimismo.

Tercer escalón

Todo lo que no sea una victoria de los 8 ciclistas nombrados llamaría la atención en la redacción de Brújula Bike, pero la participación es de tal nivel que no hay que descartar a un buen puñado más de ellos. El escarabajo más raro del mundo, Gaviria, está asombrando con victorias al más alto nivel con solo 21 años, pero un monumento requiere de cosas más allá del simple talento. Otros candidatos son los velocistas Ben Swift, su compatriota Cavendish, ganador en 2009, André Greipel o Elia Viviani y el campeón del mundo en 2014 Michal Kwiatkowski.

La resolución, el sábado en San Remo y en Brújula Bike, donde os daremos toda la información de una de las carreras más esperadas de la temporada.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!