Kate Courtney explota contra la desigualdad en el Mountain bike: "no lo hago bien para ser una mujer, simplemente lo hago bien"

Germán M. Porcel - 2018-12-21 12:00:00

La madurez de Kate Courtney está fuera de toda duda. No solamente por convertirse en Campeona del Mundo con tan solo 23 años y en su primer año en la élite absoluta del mountain bike, sino por muchos más factores. Ya analizamos su perfil profesional y personal, pero esta chica no deja de sorprendernos, ahora con un alegato contra la desigualdad en el mountain bike.

Por qué Kate Courtney escribe sobre desigualdad en el mountain bike

A Kate Courtney le ha cogido ligeramente por sorpresa todo lo ocurrido después de su oro en Lenzerheide. 17 años llevaba Estados Unidos sin tocar el ansiado metal y Courtney lo consiguió a las primeras de cambio, nada más llegar a la élite. Sin embargo, nada más alcanzar el logro de convertirse en Campeona del Mundo XCO, la ciclista afirma que notó un cambio en sus relaciones con el sector masculino del ciclismo.

kate-courtney-desigualdad-mtb

Sobre todo con los aficionados masculinos cada vez que acudía a una competición antes de su oro en Suiza. Según Courtney, se ha pasado toda la vida agachando la cabeza y esforzándose más por conseguir sus objetivos: caídas, lluvia, frío o barro. Pero no puede hacer lo mismo con el trato que recibe por parte del público masculino competición tras competición, afirma.

Cuenta que era y aún es recurrente que le hagan apreciaciones sobre su físico y su apariencia, opiniones que ella en ningún caso ha solicitado ni tampoco necesita, dice. Nada más acabar una prueba, normalmente visiblemente agotada, sudando del esfuerzo, llena de barro, polvo y suciedad, suele escuchar un “guapa” del público, sin importar la gesta que haya conseguido. Cuenta Kate Courtney que ya le pasaba de joven, cuando ganó el campeonato nacional de su país.

kate-courtney-desigualdad-mtb

Este trato por parte del público masculino a las ciclistas femeninas, afirma Kate Courtney, no es una novedad y se produce en todos los deportes, por lo que no iba a ser diferente en el mountain bike. La desigualdad en el mountain bike es la misma que en el resto de deportes, en resumen.

La crítica de Kate Courtney por el trato desigual en público y medios de comunicación

Es más extenso. Normalmente, ante sus victorias, los medios de comunicación suelen referirlas como victorias femeninas, incluso la del Campeonato del Mundo. Afirma que “no dicen que ganó el Campeonato del Mundo, sino El Campeonato del Mundo de las mujeres; dejando entrever que ella no monta bien, sino que monta bien para ser una mujer”.

kate-courtney-desigualdad-mtb

Sin embargo, sí que asegura que desde su victoria en Suiza y su maillot arcoíris, al menos dentro del propio sector ciclista se dirigen a ella en otros términos, más centrados en el interés por conocer cómo Kate Courtney entrena, cómo ha mejorado este o aquel aspecto, pidiéndole un autógrafo o afirmando que es una auténtica referente. Cuenta que estos testimonios le alegran enormemente: “incluso sus padres y madres dicen que soy un buen ejemplo para sus hijos e hijas”.

Quiere ser optimista y pensar que algo está cambiando en torno a la desigualdad en el deporte, y en el mountain bike en este caso. De hecho, relata la anécdota de que en los campeonatos nacionales de Estados Unidos, un gran número de adolescentes, chicos y chicas, se pintaron las uñas de color rosa en clara referencia al color que Kate Courtney suele llevar en las suyas cuando compite.

kate-courtney-desigualdad-mtb

Las cifras del mountain bike femenino: cada vez más igualitario

Aún queda mucho por hacer, según Kate Courtney, pero se están logrando muchas cosas. En los últimos 5 años, la categoría élite femenina ha sumado 20 nuevas corredoras, por 15 masculinos; y el seguimiento se ha duplicado en el último año, pasando de casi 100.000 espectadores a más de 233.000, cifras muy próximas al seguimiento de la prueba masculina.

Aún están lejos del sector masculino, que suelen ser entre 20 y 30 corredores más que femeninas, y sobre todo en salarios, donde las cifras tristemente siguen lejos de las masculinas.

kate-courtney-desigualdad-mtb

Pero Kate Courtney es optimista y dice que la vida se parece mucho al mountain bike, incluso con sus desigualdades: a veces hay que pedalear más lento y más duro, a veces caer, pero nunca dejar de avanzar. Una chica de 23 años, licenciada universitaria, Campeona del Mundo en su disciplina y con una cabeza muy pero que muy bien amueblada.