Aerodefender: un guardabarros aero de fibra de carbono

Ignacio P. - 2018-09-28 16:37:00 - Componentes Bicicleta

Las mejoras técnicas en el ciclismo son muy sutiles y un guardabarros aero de fibra de carbono como Aerodefenders puede marcar una pequeña gran diferencia. Esto aseguran los ingenieros de Null Winds, que han desarrollado un prototipo tan curioso como rompedor.
 

Los guardabarros Aerodefender y la aerodinámica

Lo primero que llama la atención de Aerodefenders es sin duda su estética: visualmente rompe por completo la idea de bicicleta y de guardabarros que tenemos. Abulta tanto para ser un guardabarros, que los ojos se van directos al Aerodefenders.

Hace ya algún tiempo que se impuso la idea de que "la aerodinámica es todo". Una teoría de la que el equipo Sky hizo un principio, protagonizando alguna que otra polémica que el aficionado veía a menudo más como puro marketing que como una mejora considerable.



Sin embargo, otras mejoras sí que han acabado por implantarse y el ejemplo más claro sin duda es la distinción entre cuadros y ruedas aerodinámicas, y su homónimo para la escalada. El objetivo: obtener mayor velocidad ejerciendo menor esfuerzo, menor potencia.



Tras testarlo, Null Winds asegura que Aerodefender es más aerodinámico y produce menos inestabilidad que las ruedas aerodinámicas.

Qué son y cómo se fabrican los Aerodefender

Su forma de cuña aerodinámica, como ya apuntábamos, es muy rompedora. Detrás de ella, aseguran que hay ciencia: si la mayor resistencia al aire la produce el neumático, y si esta resistencia se produce mayoritariamente en la parte superior de este (ya que es la zona en la que el movimiento circular de la rueda va en contra del viento), crear una distribución del aire en dicha zona mejorará la resistencia de la rueda y, con ello, la velocidad.

Una especie de carenado más propio de las motocicletas que es más eficiente cuanto más en contra procede el viento.



Los guardabarros de fibra de carbono se unen al cuadro de la bicicleta con unos pequeños ejes totalmente internos y ocultos al exterior, y dos zonas en las que se ha aplicado velcro y dos abrazaderas para un fácil montaje y desmontaje. Todo esto en interior, para que no provoquen absolutamente nada de resistencia al viento.

Hasta ahora, han mostrado la versión de Aerodefender para freno de disco (con posiblidad de montaje con neumáticos de hasta 38mm), aunque desde la compañía aseguran que existirá la posibilidad de adquirir el mismo modelo pero para frenos de zapata en llantas de 23mm a 28mm.

Durante el próximo mes, los mecenas pueden conseguir sus Aerodefenders en la web de Indiegogo, y en pre-pedidos que recibirán en octubre. El paquete incluirá dos guardabarros de fibra de carbono, con un peso de 350gr cada uno, y un precio final de 430 euros.

¿Pueden implantarse los Aerodefender en el ciclismo profesional?

Todo puede ocurrir. El riesgo, es incluir dos grandes piezas de carbono, además puntiagudas, en una bicicleta que pretende ir muy rápido. El peligro ante una caída puede aumentar. La ventaja es que desde el laboratorio que las ha desarrollado aseguran que puede reducir unos 7 segundos de promedio por kilómetro, una absoluta barbaridad si consideramos las estrechas diferencias que determinan los resultados ciclistas.

Los ciclistas de triatlón y, sobre todo, de contrareloj se frotan los ojos y estarán ansiosos de comprobar si tal magnitud de mejora es real.

Lo que sí es posible, es prereservarlas ya en una campaña de crowdfunding publicada en la web de micromecenazgo Indiegogo.

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!