¿Puedes mejorar tu rendimiento con la sauna?

Ignacio P. - 2019-11-04 17:38:00 - Entrenamiento

Tomar una sauna es para muchos deportistas una manera agradable de relajarse durante días de descanso o al acabar un entrenamiento pero, además de un ejercicio relajante tiene otros muchos beneficios para la salud y el rendimiento que no son tan conocidos y están más que demostrados.

Beneficios de la sauna en deportistas

Aunque suene raro, cuando nos sentamos en una sauna nuestro cuerpo responde de manera muy parecida a cuando estamos subiendo un puerto sobre la bici. La temperatura corporal se incrementa, la frecuencia cardíaca aumenta hasta las 120-150 ppm, comienzas a sudar y el organismo comienza a generar hormonas, como la noradrenalina o la hormona del crecimiento. Y todo ello sin dar un golpe de pedal, solo con el hecho de permanecer sentados en una agradable habitación de madera durante unos 20 minutos.

De manera general, un reciente estudio muy completo sobre el uso de la sauna, afirma que las personas que incluyen la sauna en su rutina tienen un menor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas fatales. Y de los participantes en el estudio, los que tomaron una sauna al menos 4 veces en semana redujeron en un 66% el riesgo de sufrir demencia.

Pero el estudio no se queda en los beneficios generales de la salud. A un pequeño grupo de corredores de fondo en buena forma se les añadió una sesión de sauna de 30 minutos después de cada entrenamiento, 4 veces a la semana. El resultado es que en 3 semanas redujeron en un 2% sus marcas en 5 km y mejoraron un 32% su respuesta al agotamiento en pruebas de fondo.

Aunque algunos deportistas utilizan la sauna a modo de calentamiento previo a la actividad física, el estudio deja claro que no se puede sustituir el calentamiento específico muscular por la sauna y que para los deportistas de resistencia los mejores resultados se obtienen incluyendo la sauna tras el entrenamiento.

La sesión de sauna post-entrenamiento ayudará amejorar el rendimiento de los ciclistas cuando compitan a altas temperaturas o en altitud, donde el aire es más seco.

Aquí os dejamos con una lista de algunos de sus beneficios:

  • Reduce la tensión arterial
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas
  • Reduce el riesgo de padecer demencia
  • Aumenta la logevidad (reduce de manera general el riesgo de mortalidad)
  • Alivia síntomas y dolor en enfermedades como reuma o artrosis
  • Mejora la termoregulación (los deportistas se adaptan mejor a rendir con temperaturas altas)
  • Aumenta el volumen de plasma en sangre y mejora la circulación
  • Mejora el rendimiento de deportistas en altura

Podéis revisar éste estudio completo de la Clínica Mayo aquí.

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!