Probamos la Cannondale Supersix EVO Neo, una eléctrica espectacular

Carretera 5 nov. 2020 17:11 David R.

Las e-bike han tenido una buena aceptación dentro del mundo del MTB y ya es habitual verlas compartir caminos y senderos con las MTB tradicionales, pero en carretera les está costando consagrarse dentro del sector. La nueva Cannondale Supersix Evo Neo llega para cambiar las cosas. Con medidas casi idénticas a las de su hermana sin asistencia, una integración de las partes eléctricas muy conseguida con motor en la rueda trasera, es todo un acierto para los amantes de las bicis ligeras de carretera que quieren un extra de potencia.

Cannondale Supersix EVO Neo 1: ¿es eléctrica? no lo parece

Cannondale, junto con otras marcas fueron pioneras en apostar por las bicicletas eléctricas de carretera y hace cuestión de 2 años presentaba su modelo Synapse Neo, una bicicleta con una mayor orientación al ciclismo de gran fondo, con motor central y una geometría más relajada. Ahora, con esta Supersix EVO, Cannondale ha trabajado para ofrecer una bicicleta eléctrica de corte más deportivo, enfocada a ciclistas habituales que por una u otra razón requieran de una pequeña ayuda extra.

Como base han elegido a su hermana convencional SuperSix EVO y a partir de ella han buscado encontrar un mismo espíritu racing, similares valores de aerodinámica e integración de componentes.

El cuadro está fabricado en BallisTec, el carbono estrella de la marca y el diseño de los tubos se ha realizado pensando en ganar en aerodinámica sin dejar de lado ni descuidar el peso y la rigidez. Según la marca, con este diseño se mejora la aerodinámica un 30% respecto los tubos redondos.

A simple vista las diferencias con la versión no motorizada son inapreciables, y en todo momento se ha buscado integrar todos sus componentes, ya sean los mecánicos o los eléctricos, para ofrecer una apariencia practicamente idéntica.

Su conjunto de manillar y potencia HollowGram SAVE SystemBar permite un rango de ajuste de 8º y está disponible en varias medidas de potencia y ancho de manillar que combina las ventajas de los manillares integrados con las de los conjuntos tradicionales, permitiendo a su vez el guiado completo de los cables del grupo electrónico Shimano Di2 a través de la pipa de la dirección. Para evitar que los cables sufran daño el ángulo de giro de la dirección queda limitado, pero es suficiente para realizar cualquier giro. 

El voluminoso tubo diagonal termina en un pedalier sobredimensionado, lugar donde se alberga el puerto de carga y la batería de 250 W/h de capacidad. Una de las pocas diferencias que se pueden apreciar con respecto a la versión sin motorizar, unida a la longitud de las vainas, que en el caso de la SuperSix Evo Neo son de 418 mm, 10 mm más largas. Desde su extremo nacen los delgado tirante que terminan algo más arriba de la parte central del tubo vertical.

En el triángulo trasero cobran especial relevancia las vainas y la nueva tija del sillín KNØT 27 con cierre integrado en cuadro, que incorporan su eficiente sistema SAVE de absorción de las vibraciones e impactos e incrementan la flexibilidad un 18%, mejorando la comodidad.

En la parte delantera del tubo horizontal, cerca de la zona de la dirección, se aloja el controlador IWoc. Un simple botón desde el que podemos gestionar de forma sencilla el motor de nuestra Cannondale. Con él se apaga y enciende la bici, variamos los tres modos de asistencia, además de saber en cual vamos, y podemos conocer el estado de carga de la batería.

Acompaña al cuadro una horquilla de corte de recto fabricada también en carbono BallisTec y con la tecnología SAVE para absorber vibraciones. En ella se monta la pinza de freno delantera con anclaje flat mount a la que llega el latiguillo de freno totalmente camuflado por el erutamiento interno y ofreciendo unas líneas de horquilla muy limpias.

Para terminar el trabajo de integración, el cable de alimentación del motor va bajo una de las vainas tapado con una carcasa plástica que pasa desapercibida hasta llegar al motor alojado en el buje trasero, un motor Mahle ebikemotion X35 de fabricación española y que cuenta con 250 W de potencia. Es compacto y ligero, el conjunto motor/batería pesa 3,5 kg. Gracias a la ligereza del cuadro y al contenido peso del conjunto electrico han conseguido una bicicleta de tan solo 11,3 kg.

Geometría Racing

Si nos fijamos en su geometría, volvemos a la misma tónica, comparte medidas y ángulos de la SuperSix Evo convencional. En nuestro caso probamos una talla M con lo cual los valores que nombramos se refieren a esta talla.

Tiene un ángulo de dirección de 71.2º buscando ser estable sobre todo a altas velocidades, algo que será habitual dado su carácter deportivo y líneas de bicicleta aero. El ángulo de sillín de 73,7º deja una posición equilibrada para transmitir nuestra fuerza de pedaleo sin comprometer la tracción mientras que el offset de 55 mm de la horquilla ayuda a absorber las irregularidades del terreno.

El tubo horizontal de 546 mm da como resultado un reach de 384 mm y combinado con un stack de 554 mm nos ofrece una posición que no llega a ser excesivamente tumbada pero que favorece el ir acoplados sobre la bicicleta.

Como comentábamos más arriba la diferencia más significativa a nivel geometría está en sus vainas que miden 418 mm y proporcionan comodidad además de favorecer cadencias más altas de pedaleo. Aunque tienen geometrías casi idénticas, en el caso del modelo Neo solo cuenta con tres tallas, S, M y L.

Rodando con la Cannondale SuperSix Evo Neo 1

Llegó el momento de subirnos a la Cannondale SuperSix Evo Neo y comenzamos ajustándola y comprobando el nivel de carga, un proceso sencillo en el que basta pulsar el botón del controlador IWoc. La bicicleta se enciende y en unos segundos su luz nos indica en que nivel estamos. Blanco más del 75%, verde entre 75-50%, naranja entre 50-25% y rojo menos de 25%. Si volvemos a pulsar el botón nos indica el nivel de asistencia al pedaleo, empezamos en verde, la asistencia mínima que ofrece el motor.

Comenzamos a pedalear y el Mahle X35 empieza a funcionar, entra de forma muy sutil ofreciendo una asistencia suave, algo así como compensar el peso extra de la bicicleta, menos brusco que en los tipos de motores colocados en el pedalier. Solo con esto ya vamos ganado velocidad, en el llano rápidamente pasamos los 25 km/h a los que corta la ayuda del motor. A penas se nota, lo hace de manera casi inapreciable.

La buena aerodinámica ayuda a mantener las altas velocidades, aunque el motor no esté en marcha. A ello también contribuyen sus ruedas HollowGram 45 KNØT de perfil 45 mm que favorecen el mantener una buena aerodinámica.

Con la llegada de los primeros repechos volvemos a bajar por debajo de los 25 km/h, el motor vuelve a activarse de forma suave y progresiva pero notando que tenemos esa pequeña ayuda, es casi como llevar el viento a favor. Cuando nos ponemos de pie para no dejar de caer la velocidad, la bicicleta se muestra rígida y para nada es lenta de reacciones, no notas una gran diferencia en su manejo con respecto a una bicicleta convencional.

Decidimos probar el nivel de ayuda intermedio, más potencia pero entregada de igual manera, sin brusquedades, sorprende lo silencioso que es el X35, apenas se percibe. Solo cuando rodamos por carreteras solitarias hemos notado un leve siseo que nos recuerda que está ahí detrás.

Llegamos a pie de puerto y para ver hasta donde era capaz de llegar esta Cannondale SuperSix Evo Neo activamos el nivel máximo de ayuda, botón en rojo y a subir. Aunque tenemos ese plus de ayuda no dejamos de exprimirnos de igual manera que hacemos con nuestra bicicleta de carretera no motorizada, son 250 watios entregados ahora de forma más enérgica.

Vamos ajustando los desarrollos del grupo Shimano Dura-ace Di2 y de momento aguantamos con el plato de 50 dientes, el motor nos ayuda a mantener un ritmo de subida alegre y un pedaleo fluido. Gracias a que el motor está en el buje trasero, permite montar un pedalier convencional que hace que el pedaleo sea aun más natural aportando también durabilidad y facilidad el mantenimiento. El grupo se completa con unas bielas Hollowgram con platos 50-34 y cassette ultegra 11-30.

Comienzan las rampas más empinadas del puerto y ahora sí tenemos que quitar el plato grande pero mantenemos una cadencia ágil para aprovechar al máximo la ayuda del motor, ya que así es como más partido se le saca.

Una vez coronado el puerto comenzamos la bajada, a pesar de tener el peso extra en la rueda trasera y notar esa inercia, el reparto de los pesos está muy conseguido y a medida que van pasando las curvas nos vamos acostumbrando y cada vez las tomamos con más confianza, tiene una dirección precisa, no hay que estar corrigiendo a menudo la trazada para ir por donde quieres. En las zonas más reviradas se muestra ágil y si toca apurar la frenada nos sentimos con la seguridad de contar con frenos de discos, himano Dura-ace, que tienen una frenada excelente. Aquí también entran en juego los neumáticos, monta unos Vittoria Rubino Pro Bright Black en ancho 25 mm a los que no podemos ponerles pegas respecto a su comportamiento, quizás nos hubiese gustado contar con unos neumáticos de ancho 28 mm para ganar más comodidad en las carreteras en peor estado. No obstante, es una cosa a tener en cuenta a la hora de cambiar neumáticos, ya que el paso de rueda del cuadro y de la horquilla lo permiten sin problema.

Terminada la bajada ponemos rumbo a casa, durante unos kms probamos a apagar el motor de nuestra Cannondale SuperSix Evo Neo. El pedaleo es casi similar al que llevaríamos si no contásemos con el X35, hay muy poca fricción, al contrario que con otros sistemas en los que se nota esa sensación de ir anclado al motor.

Llegamos al final de la ruta, en nuestra primera salida con esta bicicleta nos han salido algo más de 70 kms. Nos ha gustado la buena estabilidad que tiene, lo bien que se comporta en la lucha contra el viento y sorprende su agilidad a pesar de ser más pesada que una bici convencional.

Para finalizar echamos mano de nuestro smartphone, tenemos dos opciones para ver datos sobre nuestra ruta, vincularlo con el sensor de Cannondale situado en la rueda delantera, desarrollado en colaboración con Garmin, con el que tendremos la posibilidad de obtener información precisa de velocidad, tiempo, ruta y distancia, además de registrar tu bicicleta para obtener recordatorios de mantenimiento... O descargarnos la App de Ebikemotion con la que podemos conocer el estado de la batería, localización en tiempo real y personalizar los tres modos de asistencia del motor de manera rápida y muy sencilla. Ambas formas nos permiten vincularlas con diferentes plataformas deportivas como Strava...

Cuando conectamos nuestro teléfono nos llevamos una grata sorpresa, después de los algo más de 70 kms, aun nos quedaba un 32% de batería. La autonomía es una de las características básicas que miran muchos de los usuarios de e-bike, es cierto que este dato puede ser un valor muy relativo dependiendo de la fisionomía del ciclista, las zonas por las que discurran nuestras rutas, el nivel de asistencia que llevemos, el tiempo que el motor se use… Pero si las rutas no son muy duras y no tienes que usar en exceso el motor, con total seguridad pasamos los 100 kms de autonomía.

Por otro lado, si quieres hacer rutas más largas tienes la opción de incorporar una batería exterior X35 Range Extender de 208 Wh y 1,64 kg de peso. Esta actúa a modo de batería externa recargando la principal, solo tienes que anclarla al cuadro y enchufarla al conector de carga que tenemos en el pedalier. Y si con esto no es suficiente u olvidaste cargar la batería al máximo y te quedas sin nada a mitad de ruta, no tendrás problema en seguir pedaleando hasta llegar a casa al no tratarse de una bicicleta pesada.

Un par de detalles a tener en cuenta y que sería mejorable es, por un lado la colocación del botón IWoc, ya que podría estar situado en la zona del manillar para no tener que soltar una mano para modificar el nivel de asistencia y por otro lado el cierre de la rueda trasera, para el cual es necesario una llave hexagonal del 8 para poder sacar la rueda y no todos los ciclistas cuenta con un multiherramientas con esta llave incluida para reparar en caso de pinchazo u avería en medio de la ruta.

A modeo de conclusión diremos que estamos ante una bici divertida, ligera y rápida, con una aerodinámica muy conseguida. Con unas líneas limpias y con un nivel de integración extraordinario.

La Cannondale SuperSix Evo Neo combina a la perfección el carácter deportivo con esa pequeña ayuda proporcionada por el motor Mahle ebikemotion X35, que hará que esos aficionados que necesitan ese plus de potencia sigan sintiéndote ciclista, ya sea por conseguir llegar donde antes no lo hacían o por poder seguir acompañando a su grupeta de siempre.
Se trata de una marca de gama alta y una de las ebikes más avanzadas del mercado, con un precio de 9.499 €, un poco superior al de la mayoría de modelos rivales de características similares pero que su material, nivel de acabados y componentes bien valen cada euro de ese precio.

Especificaciones Cannondale SuperSix Evo Neo 1 – 9.499€

  • Cuadro: Carbono BallisTec, batería interna en tubo inferior, enrutamiento de cables interno con Switchplate, dropout/axle spacing 135mm, SAVE, T47, flat mount disc, cierre de tija integrado.

  • Horquilla: Carbono BallisTec, SAVE, 12x100mm Speed Release thru-axle, flat mount disc, enrutamiento interno de cables.

  • Dirección: Integrada.

  • Pedalier: FSA T47 MegaEvo

  • Cadena: Shimano HG701, 11v

  • Bielas: HollowGram, T47, OPI SpideRing, 50/34

  • Desviador delantero: Shimano Dura-Ace Di2, braze-on

  • Cassette: Shimano Ultegra, 11-30, 11-velocidades

  • Desviador trasero: Shimano Dura-Ace Di2

  • Manetas de cambio: Shimano Dura-Ace Di2 hydraulic disc, 11-speed

  • Buje delantero: HollowGram KNØT, rodamientos sellados, 12x100mm centerlock

  • Buje trasero: ebikemotion X35 250W disc

  • Aros: HollowGram 45 KNØT, Carbono, perfil de 45mm, 21mm ID, tubeless ready

  • Radios: DT Swiss Aerolite, straight-pull. 20 radios delante y 32 detrás

  • Cubiertas: Vittoria Rubino Pro Bright Black, 700 x 25c

  • Manetas de freno: Shimano Dura-Ace Di2 hydraulic disc

  • Frenos: Shimano Dura-Ace Di2 hydraulic disc, 160mm/160mm

  • Cinta manillar: Prologo One Touch

  • Manillar: HollowGram SystemBar SAVE, Carbon, 8 deg. pitch adjust

  • Sillín: Prologo Dimension NDR, 143mm width, railes Tirox

  •  Tija: HollowGram 27 SL KNØT, Carbon, 2 bolt clamp, 330mm, 15mm offset

  • Potencia: HollowGram KNØT, Alloy w/ cable cover, -6°

  • Batería: Mahle ebikemotion X35 250Wh

  •  Motor: Mahle ebikemotion X35 250W

  • Monitor: Mahle ebikemotion iWoc ONE controlador integrado

  •  Sensores de rueda: Cannondale Wheel Sensor

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!