El ciclista francés acusado de doping mecánico da sus explicaciones

Berto Gallego - 2017-10-04 19:42:00

El doping mecánico sigue postulándose para convertirse en la gran lacra del ciclismo en el Siglo XXI. Tras la condena a  la ciclista Femke Van den Driessche no hemos vuelto a ver más casos a nivel profesional, pero en el mundo amateur se reproducen como setas. El último caso, lo contamos ayer, es muy recientey tuvo como protagonista a un ciclista francés. Hoy ha salido en su propia defensa enarbolando unos argumentos que, a simple vista, parecen poco convincentes. 

doping mecánico

El ciclista acusado de doping mecánico

L´Equipe, principal diario deportivo del país vecino, fue el encargado de lanzar la noticia: según su información, el ciclista francés -de 43 años- compró el rudimentario sistema de motor en una web francesa, y lo adaptó al cuadro de una bicicleta comprada en China. 

Con el material necesario para adulterar las competiciones, el hombre se lanzó a competir en todo tipo de carreras amateur, que le permitieron ganar unos 500 euros en premios en pocas semanas. Pero se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, eso dice el refranero español, y así fue también en su caso. 

Doping mecánico

Las excusas del ciclista acusado de doping mecánico

EL hombre, ante la evidencia de los hechos, no ha podido más que admitir su autoría. En declaraciones a una radio francesa, afirma que “ni vendo drogas ni maté a un niño, solo puse un motor en mi bici. Serviré de ejemplo, pero creo que será bueno para el ciclismo porque no soy el único que lo hace". El infractor se muestra así como salvador del deporte que mancilló al convertirse, asegura, en ejemplo de lo que pueden sufrir los que atraviesen la línea roja. 

La parte más llamativa, sin embargo, es en la que detalla los motivos que le llevaron a apostar por el doping mecánico. Asegura que el detonante fue "sufrir un problema en el nervio ciático" y que al hacerlo "solo pretendía competir en igualdad de condiciones con el resto de participantes". 

El ciclista cerró su delirante declaración reiterando que su objetivo no era ganar la Dordogne -carrera en la que salió a la luz su trampa- solo "disfrutar de los últimos días de mi carrera y disfrutar de la vida, de mi esposa y de mis hijos".

Veremos si sus palabras y el arrepentimiento que parece sentir hacen mella en los encargados de valorar su doping mecánico. De momento, según L´Equipe, se enfrenta a una acusación de fraude deportivo y una larga inhabilitación como ciclista que, a sus 43 años, se antojaría definitiva.  

doping mecánico

Es tu turno. ¿Qué castigo te parecería útil y proporcionado para un caso de doping mecánico como el de este ciclista francés? ¡Te leemos en nuestras redes sociales!

También puede interesarte

Últimos videos

Lo último