Qué hacer si comienza a dolerte la rodilla en una salida

Ignacio P. - 2016-06-22 20:08:27 - Carretera

Durante una salida en bici pueden surgir algunas molestias, como por ejemplo dolores lumbares o problemas gastrointestinales, pero sin duda que entre las más comunes está el dolor de rodilla. Podemos decir que es la articulación que más "sufre" en el ciclismo y no es raro que en salidas largas o exigentes algún ciclista, o nosotros mismos, acaben con molestias en la rodilla.

Aunque las causas pueden ser muchas y habrá que estudiar cada caso en particular, os vamos a dejar dos sencillos consejos para intentar amainar, o al menos que no vaya a más,  el dolor de rodilla durante una salida en bici.

rodillas ciclista

Consejos para aliviar el dolor de rodilla durante una salida en bici

Como decimos cada caso será particular y habrá que valorarlo de manera aislada. Pero si tus molestias en la rodilla vienen por algún motivo postural, o por estar realizando una actividad en la que el esfuerzo requerido se encuentra por encima de tu entrenamiento, no te recomendamos que tomes ningún antiinflamatorio -ibuprofeno- durante la marcha.

A menudo, entre los deportistas se toma ibuprofeno durante el esfuerzo para disminuir la sensación de dolor, pero las contraindicaciones de este medicamento al tomarlo justo en el momento del esfuerzo son muchas. Por eso el primer consejo sería que evites la automedicación y pruebes con estas alternativas.

1.Subir ligeramente el sillín

Puede que la excesiva flexión de la rodilla sea el causante directo de nuestras molestias, y puede ser por tener el sillín más bajo de lo que deberíamos o porque nuestras bielas son muy largas.

En cualquier caso, si ya comenzamos a notar dolor o molestias en alguna de nuestras rodillas podemos probar a parar, y subir un poco la altura de nuestro sillín. De esta manera no flexionaremos tanto la articulación y la aliviaremos un poco.

consejos para evitar el dolor rodilla

2.Aumentar la cadencia

Al igual que con la flexión de la rodilla, la cadencia puede ser causa o simplemente una solución temporal al dolor de nuestra rodilla.

Si vamos a una velocidad alta o apretando en las subidas, a menudo llevaremos un desarrollo duro lo que implica que nuestra cadencia será baja. Esto provoca que la presión sobre nuestra rodilla sea mucho mayor y acabe manifestandose con molestias o dolor.

Cuando ya estamos sintiendo algunos de estos síntomas, lo mejor es subir piñones, bajar platos y hacer que el pedaleo sea mucho más fluido y sin tanta presión. Si contamos con un medidor de cadencia, tenemos que procurar que nuestra cadencia se encuentre siempre por encima de las 70-80 pedaladas por minuto.

Con estos dos sencillos gestos conseguiremos aliviar bastante la presión de nuestra rodilla y puede que el dolor y las molestias amainen hasta llegar al final de la ruta.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!