Entre los 20 deportistas mejor pagados de la historia no hay ningún ciclista, ¿por qué?

Berto Gallego - 2018-03-10 07:57:00

Hay ciclistas, la élite de la profesión, que cobran autenticas millonadas por su trabajo. Es el caso de Sagan, Froome, Cavendish, Contador y Nibali, los cinco ciclistas mejor pagados en la actualidad, cuyos salarios anuales oscilan entre los 3 y los 6 millones de euros. Sin embargo, esas astronómicas cifras están muy lejos de las que perciben los deportistas mejor pagados del planeta.

Según un informe recientemente publicado por la prestigiosa revista Forbes, entre los 20 deportististas que más ingresos han acumulado en la historia no se encuentra ningún ciclista. ¿Por qué Miguel Induráin, Lance Armstrong, Fabian Cancellara, Peter Sagan, Alejandro Valverde o Chris Froome nunca han alcanzado esas cotas a nivel económico? Lo analizamos en este artículo.

deportistas mejor pagados

La lista de Forbes

En la lista de Forbes hay representantes de solo 6 deportes: baloncesto, tenis, fútbol, boxeo, golf y automovilismo (Formula 1 y NASCAR). Los nombres de Michael Jordan, Tiger Woods, Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Floyd Mayweather, Roger Federer o Michael Schumacher aparecen en ella. Y las cantidades oscilan entre los 490 y los 1.700 millones de dólares.

¿Por qué no hay ningún ciclista entre los deportistas mejor pagados?

Hay una relación directa entre los contratos televisivos de una competición y la cantidad de gente que la verá en directo, y a su vez entre ello y los salarios que percibirán los deportistas.

Pero los ingresos de un deportista de élite van mucho más allá de lo que ingresa de manera directa por el ejercicio de su profesión. Michael Jordan es el ejemplo más claro, y fue un pionero en ello: su nombre es una marca, vende zapatillas y todo tipo de artículos deportivos y aparece en promociones publicitarias de todo tipo. Es parte de la cultura americana ligada al deporte, algo que queda lejos de una práctica de tradición europea como el ciclismo. Es por ello que Lance Armstrong, en sus años de mayor éxito, fue el que más se acercó a ese modelo: era toda una super estrella y no un simple deportista.

Y no es solo algo cultural, de maneras. El mercado norteamericano es clave a la hora de mover millones de euros. Allí, el ciclismo es un deporte muy minoritario. Y en la lista de Forbes sobre los deportistas mejor pagados de la historia, a excepción del fútbol, solo aparecen deportes muy arraigados en el país de las barras y estrellas.

Hoy Peter Sagan, al aunar carisma, talento y desparpajo, es el que más se acerca a las maneras de un deportista-estrella. Pero tanto sus seis millones de salario -el más alto de la historia del ciclismo- como lo que ingresa por sus compromisos publicitarios sigue quedando lejos de los grandes astros del deporte.

 

Así pues los ciclistas, incluso los de carretera -mucho mejor pagados que los de mountain bike-, se tienen que conformar con salarios más exiguos que los de otros deportistas. Pero, mirando el vaso medio lleno, hay deportes en mucha por situación. Y el hecho de poder vivir de una pasión, con un sueldo digno, ya es un sueño, para muchos tan grande como estar entre los deportistas mejor pagados de la historia.