¿Por qué deberías tener un diario de entrenamiento?

Berto Gallego - 2016-11-28 18:00:00 - Entrenamiento

Sentarse frente a la página en blanco es a veces, incluso para los que lo disfrutamos, una tarea áspera, pesada y desagradecida. Es por eso que muchos desechan la idea de cuidar y mantener, dedicar solo unos minutos al día para ir actualizando su diario de entrenamiento. No lo hacen porque no son conscientes de la utilidad que tiene, de lo mucho que puede hacer por la mejora y optimización de la forma física de un ciclista el mantener actualizado su diario de entrenamiento. Por eso hoy dedicamos un artículo a exponer las virtudes y beneficios de hacerlo.

Además, los que prefieran hacerlo de manera informatizada pueden llevarlo a cabo en su ordenador personal, incluso publicarlo en uno de los muchos foros ciclistas existentes en la red o en un blog personal, creado o no para ese propósito.

diario de entrenamiento

¿Por qué actualizar un diario de entrenamiento?

El primer beneficio de mantener actualizado tu diario de entrenamiento es el poder identificar en qué condiciones eres más rápido. El día en el que tus parámetros de rendimiento sean más altos conocerás tu peso, la alimentación llevada a cabo, la hora a la que se produjo y mucha más información útil para seguir mejorando.

El segundo es que esto también funciona a la inversa: cuando tu rendimiento esté por debajo de lo habitual podrás buscar las causas en la falta de sueño, una alimentación poco adecuada o cualquier otra circunstancia conveniente y detalladamente anotada en tu diario de entrenamiento.

En tercer lugar, mantener actualizado un diario de entrenamiento es un acicate constante, un reto diario que te mantendrá al 100% en cada salida, buscando mejorar tus mejores registros. Evita la desmotivación de tener un objetivo a meses vista y, haciendo un símil futbolero, adopta la filosofía del Cholo Simeone para ir paso a paso, día a día, partido a partido.

El cuarto beneficio es añadir una nueva rutina que te obligue, todavía más, a levantarte del sofá los días en los que menos ganas tengas de hacerlo. Ver un hueco en tu diario es una punzada que te hará sentir mal contigo mismo, y aprenderás a evitar tener que hacerlo.

El quinto beneficio llegará más a largo plazo, a la hora de planificar la temporada siguiente. Como dijimos en su día echar la vista atrás siempre es un ejercicio rentable en la pretemporada, mucho más si contamos con un diario de entrenamiento en el que se pormenorice cada paso. Una herramienta muy útil para evitar volver a caer en los mismos errores.

El sexto y último de los beneficios es el propio carácter personal. Dentro de 10, 15 o 20 años; tener un librito que contenga miles de horas de esfuerzo, dedicación, pasión, fracasos y también objetivos conseguidos, en definitiva de experiencias vitales, será algo de lo que sentirte orgulloso.

diario de entrenamiento

Los beneficios, por tanto, van desde lo pragmático a lo sentimental, y desde lo inmediato a lo venidero. Una vez leído, ¿a qué esperas para dar el paso y empezar a actualizar día a día tu diario de entrenamiento?