Dopaje. Pillado un ciclista amateur con un fármaco matarratas

Berto Gallego - 2018-06-12 13:00:00

¿Hasta dónde es capaz de llegar el ser humano para lograr el éxito, las victorias, el reconocimiento? La historia del dopaje, en el ciclismo y en otros deportes, nos demuestra que muy lejos. Hasta, incluso, poner en riesgo la propia vida. 

El último y drámatico ejemplo es el de un ciclista amateur que ha sido pillado empleando un fármaco matarratas para mejorar su rendimiento. 

Dopaje

Un fármaco prohibido que mata ratas

Se trata de el GW50156, un producto que fue retirado de los ensayos farmacéuticos tras ser testado en ratas y dar como resultado la aparición de tumores y muerte prematura de los roedores. 

En primera instancia el resultado fue excelente: el rendimiento de los roedores mejoró exponencialmente, pero el efecto secundario es tan grave que la Agencia Mundial Antidopaje está realmente preocupada por este suceso. En consecuencia, ha puesto en marcha una campaña de advertencia y concienciación para que los deportistas -amateur y profesionales- de todo el mundo, sean conscientes de lo grave que puede llegar a ser consumir el fármaco. 

Dopaje

Pero, ¿cómo consiguió el ciclista amateur este producto, si fue desechado durante los estudios previos a su salida al mercado? La respuesta es que ha estado disponible en el mercado negro de internet durante varios meses y, de hecho, el del ciclista que nos ocupa hoy no es el único caso que se ha detectado. 

En cuanto a las consecuencias para Roger Ainslie, el californiano de 26 años que dio positivo por el medicamento en los Campeonatos de Pista de Estados Unidos el pasado mes de agosto, ha sido condenado a tres años y seis meses sin competir. Una pena algo menor a la estipulada porque decidió admitir los hechos desde el primer momento y colaborar con los organismos estatales. 

Dopaje

Y a ti, ¿qué te parece el dopaje en el ciclismo? ¿Piensas que es habitual en carreras amateur, no profesionales, o que se limita al máximo nivel? ¡Te leemos en nuestras redes sociales!