Ventajas y desventajas de federarse en ciclismo

Germán M. Porcel - 2018-09-15 15:49:00

Con el comienzo de la temporada, muchos aficionados a la bici se hacen la misma pregunta: ¿es conveniente federarse en ciclismo? Pues como todo, federarse tiene numerosas ventajas y (más que inconvenientes) algún que otro aspecto quizá menos ventajoso.

Federarse en ciclismo, o en cualquier disciplina y deporte, supone oficializar que eres profesional o que practicas ese deporte de manera asidua, por lo que tu inquietud se trata de formar parte de ese colectivo deportivo y aprovechar las ventajas que se deriven de ello. ¿Y qué ventajas son estas?

Principales ventajas de federarse en ciclismo

Normalmente, la propia Real Federación Española de Ciclismo hace bastante hincapié en lo que te aporta y te ofrece una licencia federativa. Sobra decir que si te dedicas profesionalmente al ciclismo o es tu objetivo hacerlo, va a ser imprescindible que te federes para poder participar en el circuito profesional y para ser considerado por la propia federación autonómica o nacional en las clasificaciones y selecciones para campeonatos de cualquier índole y relevancia. Normalmente, los ciclistas profesionales conocen este hecho, pero no se preocupan por federarse en ciclismo, sino que suelen ser sus respectivos clubs los que hacen todas las gestiones necesarias. De hecho, y este es el primer aspecto a destacar: para federarte necesitas pertenecer a un club o peña ciclista.

federarse en ciclismo

Una licencia federativa en España ronda los 120-130€ al año y te permite formar parte de este pelotón y te aporta una gran cantidad de ventajas, entre las que destacan tener un seguro privado de salud que te proteja ante accidentes; o un seguro de responsabilidad civil que proteja a terceros en el caso de que las consecuencias del accidente sean responsabilidad tuya.

Además de estas, que son las que se suelen destacar por la importancia en casos en los que más importante es la ayuda de terceros profesionales, la licencia tiene otras muchas más ventajas. Destacan el derecho a indemnizaciones en caso de accidentes graves, o rescate en caso de que ocurran en zonas de difícil acceso (algo fundamental en el mountain bike). Por último, muchos federados o pruebas ciclistas suelen recordar que licenciarse en ciclismo conlleva no tener que abonar las tasas de seguros en pruebas registradas en la Federación, además de que pueden dar prioridad a gente con licencia en muchas de estas carreras.

Por supuesto, considerar federarse en ciclismo es también importante para trabajar en conjunto por un colectivo, el de los ciclistas, cuya vulnerabilidad sobre todo en las carreteras es un tema candente y totalmente actual, que requiere del esfuerzo conjunto para poder mejorar la convivencia del ciclista en los entornos sociales en que coincide con otros medios de transporte y con la ciudadanía en general, educando a la juventud en este respeto y convivencia y apoyando y fomentando un deporte tan único y especial como es este.

La principal barrera para no federarse en ciclismo: el precio

Pero, ante todo esto, ¿cuál es el principal hándicap a la hora de inscribirse? Pues sin duda, es el precio, que hace que muchos cicloturistas o aficionados desestimen federarse, priorizando la idea generalizada de que practicar este deporte es gratis. Ante esta realidad, la Federación Española de Ciclismo decidió implementar un sistema paralelo que cubriera este vacío y supliera paulatinamente a las licencias cicloturista que también existían de forma autonómica. Esta solución fue el conocido como Carnet Ciclista, un registro que por 40€ anuales te aporta ciertas coberturas (aunque menores económicamente) en cuanto a seguros personales y de responsabilidad civil, y te permite acceder a muchas ofertas y promociones, así como abaratar tu seguro para participar en pruebas. No es una licencia en ciclismo puramente dicha, pero es lo más parecido si no deseas invertir mucho dinero porque eres un usuario más casual.

federarse en ciclismo

Más allá de todo esto, muchas compañías aseguradoras han lanzado seguros muy concretos y acotados que, por unos entre 25 y 35€ al año te aportan esa tranquilidad en caso de accidentes sin que supongan un gran desembolso.

Tras evaluar cada caso particular, la decisión, como siempre, es vuestra.