Frenos de disco v.s Frenos de llanta para bicicletas de carretera

Ignacio P. - 2018-11-23 09:54:00

En mountain bike los frenos de disco llevan instalandose desde hace más de una década y hoy en día son innegociables en cualquier modelo de gama media-alta, pero en bicicletas de carretera tan solo llevan un par de años y su llegada se ha visto envuelta en diferentes polémicas. Ambos sistemas tienen pros y contras técnicos que suponen un gran incoveniente a la hora de adquirir una nueva bicicleta, el de tener que elegir un modelo u otro en base al tipo de frenos. ¿Cuáles son mejores los frenos de disco o los frenos convencionales de llanta?

Frenos de disco o frenos convencionales en bicicletas de carretera ¿cuál elegir?

Tanto los frenos convencionales de zapata como los frenos de disco tienen ventajas e inconvenientes que cada ciclista en particular tendrá que sopesar a la hora de comprar una bicicleta de carretera nueva, aunque ambos sistemas están muy avanzados aún no existe uno definitivo que acabe de raíz con este problema. Vamos a ver de manera objetiva en cuáles son sus diferencias.

Frenos de disco

Empezando por los frenos de disco hay que empezar diciendo que es el sistema que más proyección tiene ya que se ccomenzó adaptando los modelos de mountain bike para carretera, y aunque los modelos actuales han sido creados desde cero para bicicletas de carretera aún le quedan mucho margen de mejora. Dicho esto podemos decir de manera general que los frenos de disco ofrecen más confort en la frenada, permiten frenar sin mantener tensión en los brazos y manos ya que practicamente son accionables con un solo dedo. Además, dan mucha más seguridad en condiciones de lluvia, al no perder efectividad, y su comportamiento es más gradual en cualquier situación. Es más complicado llegar a bloquear la rueda por accidente lo que permite frenar en mitad de una curva para rectificar la trazada, por ejemplo.

Una de las ventajas que más se atribuye a los frenos de disco es que hacen que las bajadas sean más rápidas con ellos pero en recientes pruebas profesionales con modelos idénticos de bicicletas portando uno y otro sistema se ha demostrado que las diferencias son mínimas, casi despreciables (en condiciones climatológicas favorables, con la carretera seca). Así que al menos esta ventaja la dejaremos en el aire de momento.

Frenos convencionales de zapata

Por su lado los frenos de llanta convencionales son el sistema más evolucionado en cuanto a prestaciones, el paso de los años ha permitido mejorar tanto las pinzas de freno como la composición de las zapatas. Esta evolución permite poder montar ruedas completamente de carbono sin perder capacidad de frenado de manera crítica en condiciones de mojado, por ejemplo.

Pero centrándonos en las características más diferenciadoras de los frenos de llanta tenemos que decir que de momento son inigualables en cuestión de peso y aerodinámica. Un mismo modelo de bicicleta con frenos de zapatas es hasta 400 g más ligero que uno con frenos de disco, y si lo que buscas es una bicicleta 100 % aerodinámica los frenos de disco aún están lejos de ofrecer lo que se ha conseguido integrando los frenos convencionales en la estructura de algunas bicicletas para carretera.

A esto hay que sumarle que el cambio de ruedas con frenos convencionales es mucho más rápido que con frenos de disco.

Entonces, ¿cuál elijo?

Por último hay un tema que seguramente sea el que decante la balanza de muchos nuevos compradores, la confianza. Si el peso o la aerodinamica no son un gran problema para tí, y además no eres de los que sueles salir a rodar en días de lluvia, al final tu decisión se va a centrar en la confianza que te transmita un sistema u otro.

 

Si llevas montando muchos años en bici de carretera y el cambio a los frenos de disco te supone cierta incertidumbre e incluso miedo, no te lo pienses, los frenos de zapata van a seguir funcionando igual de bien que hasta ahora para tí. Por contra si ya has probado los frenos de disco y no tienes problemas con ellos también puedes estar tranquilo ya que la diferencia de peso no es crítica como para disminuir tu rendimiento.