Idita Bike Extreme, Juan Carlos Nájera regresa a esta aventura extrema en en Ártico

Ignacio P. - 2018-02-14 09:57:00

Decir que la Iditarod Bike Extreme es un carrera, sería decir muy poco sobre una prueba que tiene lugar en Alaska y en la que se recorren más de 643 km con temperaturas por debajo de los 30º bajo cero. Todo el que decide realizar la Idita bike debe estar dispuesto a vivir una auténtica aventura en la que los resultados y las motivaciones económicas no tienen cabida. Entre otras cosas por que la Idita no tiene premio económico. El español Juan Carlos Nájera es el único que ha logrado terminar esta prueba y regresa 20 años después.

Idita Bike Extrem Nájera

Juan Carlos Nájera regresa 20 años después a la Idita Bike Extreme

El Iditarod Trail es el recorrido de 643 km que une las localidades Anchorage y Mcgrath, en Alaska. Este recorrido se popularizó con una carrera original que se hace con perros. A raíz de ella surgieron las modadlidades de bicicleta y esquí.

La Idita Bike Extreme comienza el 19 de febrero y Juan Carlos Nájera será de nuevo el único participante español que tome la salida. Ya lo hizo en varias ocasiones en la década de los 90 y es el único español que ha conseguido acabarla. Como él mismo dice cuando le preguntan si va con la idea de ganarla, acabarla ya es un éxito.

Como imaginaréis el material ha evolucionado mucho desde hace 20 años y ahora Nájera correra sobre una fatbike prototipo que se ha montado él mismo, con cubiertas para nieve. Con todo el material necesario para los 6 o 12 días que puede durar la prueba, la fatbike de Nájera pesa entre 35 y 38 kg. Entre el material indispensable hay un saco de dormir, ropa de abrigo, cocina de gasolina, comida, herramietas, esterilla y mantas térmicas.

El ciclista alavés tiene previsto hacer tramos de 100 km al día y dormir períodos de 2 o 3 horas. Parte del recorrido lo hará sobre la bici y otro empujandola en tramos no ciclables.

Las temperaturas de la prueba oscilarán entre los -10º y -40º pero las bajas temperaturas pueden ser un aliado a la hora de rodar, ya que mantienen el terreno duro y es más fácil avanzar dando pedales, otra cosa es soportar el frío. Entre los peligros comunes el destaca a los alces, que suelen ser hostiles y el agua. El recorrido pasa por ríos y lagos y caer en uno de estos sería fatal. Cualquier intento de rescate tardaría unas 24 horas en hacerse efectivo debido al entorno inhóspito.

Pero aunque parezca una locura esta carrera no es el obejtivo final de Juan Carlos Nájerasino que la quiere tomar como una toma de contacto y un entrenamiento para hacer, en unos años, la Idita Sport Impossible, una prueba que completa los 1.650 kilómetros del recorrido origial de la Iditarod Trail.