Cómo mantener el agua fría en días de calor

Ignacio P. - 2018-08-21 16:00:00 - Equipamiento Ciclista

En el hemisferio norte nos encontramos justo en pleno verano y el calor aprieta como es debido. La temperatura sube pero los ciclistas siempre encontramos un momento o una escusa para salir a montar. Para intentar mitigar los efectos del caluroso verano no hay nada como el agua fría, pero, ¿cómo la mantenemos fresca en esta época?.

mantener agua fria

¿Cómo mantener el agua fría cuando vamos en bici?

El verano no es para todos igual y para alguién el límite de calor para salir a rodar puede que esté 10º por debajo de otros ciclistas. En cualquiera caso a todos nos gustaría que cada vez que echamos mano al bidón de agua estuviera fresquita, pero con 30º es complicado, aún así vamos a intentarlo con estos consejos.

1. Añade hielo

El primero consejo es de perogrullo pero no podemos saltarnosló. Añade cubitos de hielo a tu bidón para mantener el agua fría el mayor tiempo posible. Obviamente intenta que el agua también esté fria cuando la pones por primera vez.

2. Bidones aislantes

Los bidones sencillos de plástico transmiten rápido la temperatura del exterior al agua, pero hay algunos que cuentan con una pequeña camara aislante que mantiene el agua fría más rato. Este tipo de botes son un poco más caros que los normales pero realmente funcionan.

3. Funda mojada para bidones

Si no cuentas con uno de esos bidones aislados puedes hacer uno de manera sencilla. Basta con envolver cualquier bote en una tela y mojarla. La tela mojada actua como un aislante y mantendrá el agua de la botella fría hasta que se seque.

4. Añadir cubitos enormes

Cuando añadimos hielo al bidón el tamaño de los cubitos está limitado por la apertura del bidón, pero sin embargo los trozos de hielo grandes aguantan más tiempo que los pequeños. Es imposible introducir bloques de hielo grandes por una boca pequeña, pero sí se puede llenar el bidón hasta mitad y congelarlo. Voilá!

5. Combinar

Si combinamos los consejos anteriores tendremos más posibilidades de beber agua fría durante más kilómetros.

6. Cuando todo falla añade sabor

El problema del agua caliente es que no es aptecible y puede provocar que nos deshidratemos porque aunque lo necesitemos no nos aptezca beber. Esto se puede paliar si ponemos algún sabor cítrico al agua. Añadiendo, por ejemplo, unas gotas de limón al agua podemos hacer un poco más aptecible el agua caliente.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!