Mejor ser un ciclista con sobrepeso que delgado y sedentario. Confirmado

Berto Gallego - 2018-09-04 11:00:00

Es mejor tener sobrepeso, pero ser una persona activa, a estar delgado y ser una persona sedentaria. Esta sorprendente conclusión es a la que ha llegado un estudio realizado en Suecia con un gran valor, ya que examinó a más de un millón de hombres durante casi tres décadas con el fin de medir la relación entre el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, el sobrepeso y la condición física. Los pormenores, a continuación. 

Ciclista con sobrepeso

Mejor ciclista con sobrepeso que delgado y sedentario

Al menos en lo que se refiere al riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, este extremo ha quedado confirmado. Tanto el sobrepeso como la baja capacidad aeróbica y la escasa fuerza muscular se asociaron, de manera independiente, con la insuficiencia cardíaca.

Pero -aquí está la clave del estudio- las personas con un peso por encima del recomendado, pero que llevaban a cabo una actividad deportiva constante y regular, mostraron la mitad de opciones de padecer ese tipo de dolencias. 

La conclusión, por lo tanto, fue cristalina: la baja capacidad aeróbica sumada a una escasa capacidad muscular, incluso en individuos con un índice de masa corporal normal, se asoció a doble de riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca. 

Ciclista con sobrepeso

Sobrepeso no es obesidad

Obviamente este estudio no se refiere a las personas que sufren obesidad, sino a casos más livianos en los que el ciclista esté por encima de su peso ideal recomendado, pero sin llegar a esos extremos. 

Mantener una alimentación sana y equilibrada es vital para alcanzar una buena calidad de vida y alargar nuestra esperanza de ésta, independientemente del deporte que realicemos, otro aspecto imprescindible para lograr los objetivos citados. 

Ciclista con sobrepeso

Y tú, ¿estás en tu peso ideal? ¿Sufres sobrepeso pese a hacer deporte con regularidad? ¿a qué piensas que se debe? ¡Estamos deseando conocer tu opinión en nuestras redes sociales!