Descansar y ponerse objetivos: claves del periodo transitorio

Ignacio P. - 2019-12-22 09:37:00 - Entrenamiento

La gran mayoría de nuestros lectores son aficionados al ciclismo sin pretensiones competitivas profesionales, para todos ellos Josep  Codinach Terradas nos trae hoy un artículo muy interesante donde explica qué es el periodo transitorio en el que nos encontramos y cómo afrontarlo.

Para quien no conozca a Josep, os diremos que es ciclista ante todo y entrenador de profesionales tan conocidos como Jofre Cullel o Magda Duran, entre otros. También es asesor técnico de la federación andorrana de ciclismo.

Qué hacer y cómo afrontar el periodo entre temporadas

Si dividimos la temporada deportiva, podemos encontrar diferentes partes dentro del macrociclo de trabajo, que sería la mayor estructura en la planificación deportiva que englobaría un año o la mitad de él.

En estas “partes” o fases y siempre mirando la periodización deportiva desde un punto de vista contemporáneo, daremos diferentes nombres de los períodos (Isurin, 2004 y Matveev 1977).

  • Preparatorio general – acumulación.
  • Preparatorio específico – Transformación.
  • Competitivo – Realización.

En nuestro caso, empezaremos por hablar del primer periodo, donde la mayoría de ciclistas se encuentran ahora mismo, en pleno invierno o ya en la mayoría de casos, ha pasado este periodo para empezar el periodo de acumulación o preparatorio general.

avancini

El periodo transitorio es una etapa de descanso y recuperación que viene precedido de la ultima prueba competitiva de la temporada del ciclista. Se pueden efectuar pequeños períodos de transición durante momentos puntuales de la temporada para recuperar al corredor/a de sus ciclos competitivos y preparar nuevos objetivos dentro de esa temporada.

Durante la temporada estos periodos pueden durar entre 5 y 10 días, lo que seria la duración de un microciclo, la estructura más concreta de la planificación deportiva o lo equivalente a una semana de entrenamiento. A final de temporada este periodo se puede alargar de una semana a cuatro, dando pie a mesociclo transitorio, que seria la segunda estructura más concreta de la planificación o lo equivalente normalmente a un mes de trabajo.

En este periodo se busca la regeneración física y mental del deportista, dándole margen para que haga lo que le guste y apetezca durante esta época, dando una multivariedad de la carga deportiva donde este se debe sentir cómodo realizando actividades diferentes que se realizan durante la temporada, siempre a una intensidad y un volumen bajo.

Es un periodo para cargar las pilas y donde salir en bici no es una obligación. A veces se aprovecha este momento del año para recuperar al deportista de lesiones musculares menores y sobretodo reducir el estrés psicológico del entrenamiento a diario y la competición.

Se puede trabajar la resistencia de forma multivariable: con caminatas, natación o otros deportes de resistencia que no sean específicamente el ciclismo y que beneficien a la mejora general del/la deportista.

También utilizaremos este periodo para hacer un chequeo general de nuestra salud, con una analítica de sangre para comprobar como hemos terminado la temporada saliente y como empezamos la siguiente temporada, junto por ejemplo, con la visita al odontólogo para comprobar que todo esta en orden u otro tipo de visitas a otros especialistas que durante la temporada no son tan recomendables debido a la alta carga de competiciones del calendario de algunos ciclistas.

Aprovecharemos para establecer objetivos para la nueva temporada, he dicho objetivos y no deseos y sueños, ya que ha veces hay deportistas que sueñan en conseguir algo que por su nivel – forma física es totalmente inviable, es aquí donde debemos hacer tocar de pies al suelo a nuestros deportistas. Soñar es sano. Sin sueños no hay una visión de futuro, no hay alicientes y el objetivo del entrenamiento debería ser que estos sueños se convierten en realidad.

Ubicación del periodo transitorio en una temporada deportiva de un ciclista sub23.

Estos sueños o deseos a veces necesitan un periodo más largo que una temporada para consolidarse, no pasada nada siempre y cuando estos sean realistas y mesurables. Un ejemplo seria: te ha costado terminar las salidas con tu grupeta de los fines de semana y quieres ganar una carrera, esto seria un sueño, no un objetivo realista.

Los objetivos son los que te llevan a tus limites, y puede que te exija arriesgarte, pero puedes imaginarte a ti mismo consiguiéndolo al cabo de unos meses.

Te dejo una serie de principios para tenerlos presente a la hora de formularlos:

  • Objetivo mesurable: necesitas tener sistemas de medición para evaluar tus progresos. En lugar de decir “mejorar” en tu formulación del objetivo, puedes decir: “subiré el puerto X con un minuto y medio menos que este año cuando he subido más rápido”.
  • Objetivo debe ser bajo tu control: Una persona que triunfa no se fija objetivos en función de los otros. “Ganaré la carrera si él le falla la bici” es fijarse en los otros, el objetivo debería ser distinto: “Hacer un ataque en la ultima colina para ganar la etapa”.
  • Debe exigirte el máximo esfuerzo: si es demasiado fácil o difícil es como no tener ningún objetivo. Por ejemplo si nos proponemos ganar la cronoescalada del club puede ser demasiado fácil o en cambio ganar la vuelta por etapas X podría ser todo lo contrario. En cambio, si nos proponemos estar entre los 15 primeros de la vuelta, será un objetivo realista y que nos hará luchar para llegar hasta allí.
  • Objetivos siempre en positivo: El objetivo debe mantenerte concentrado en lo que quieres que suceda, no en lo que quieres evitar: “No quiero quedarme del grupo”, es un objetivo con mentalidad perdedora, debería ser con un enfoque positivista: “llegaré con el grupo principal”. 

Después de esta formulación de objetivos que serán enfocados a la competición y que se deberían conseguir durante la temporada, puedes tener un o dos objetivos más que sean importantes para ti mismo y que debes darles igual importancia que el primero de ellos.

Es con estos objetivos de calendario y mejoras del propio deportista sin tener en cuenta el calendario que se deberá estructurar en los nuevos macrociclos de la siguiente temporada, marcando los objetivos principales en cuanto a carreras y las mejoras que debería sufrir el deportista para superarse a si mismo y obtener esa mejora del rendimiento que todos buscamos. Para eso tenemos el periodo transitorio, para poder analizar lo que ha funcionado de la temporada que termina y lo que ha fallado de esta, buscando nuevos alicientes y mejorar los puntos débiles del/a ciclista. 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!