Probamos la Giant XTC Advanced SL 29, una rígida con mucho carácter

Ignacio P. - 2020-10-16 16:04:00 - Mountain Bike

En una época donde las mountain bikes dobles parecen haber tomado el mando del XCO, Giant ha presentado una nueva versión de su XTC, una rígida con mucho carácter. Esta hardtail es todo un soplo de aire fresco para los que buscan sensaciones originales y priman la ligereza, velocidad y reactividad. La Giant XTC se ha actualizado para incorporar todas las actuales tendencias en cuanto a geometría pero manteniendo la esencia del XC.

Hemos probado durante algunos cientos de kilómetros el modelo XTC Advanced SL 29, el más ligero y con mejor montaje del catálogo, y os podemos asegurar que la competición recorre cada fibra de carbono de esta mountain bike

Giant XTC Advanced SL 29: construcción y geometría

Como muchos ya imaginábais, la magia de esta Giant XTC emerge de su cuadro, tanto de su construcción como de la geometría. En su fabricación, Giant ha utilizado una técnica de construcción de fibras continuas (Continuous Fiber Technology) con la que consigue reducir el número de piezas a unir y por lo tanto ahorra resina y peso, en definitiva.

Para nuestro modelo de prueba se ha utilizado la fibra de carbono más avanzada que utiliza Giant, la Advanced SL T800, y para el resto de opciones XTC se emplea el carbono T700. La unión de las capas de carbono con resina se ha realizado mediante la técnica CNT, incluyendo unos micropolímeros que refuerzan el conjunto consiguiendo ser un 14% más resistente ante los impactos. La utilización de esta técnica implica que cada cuadro sea fabricado a mano.

Giant se ha unido a una de las mejores prácticas de los últimos años entre los fabricantes de bicicletas. Adaptar la construcción y geometría de cada talla para que las sensaciones sean las mismas en un ciclista con una Giant XTC Advanced SL 29 en talla M que en otro con talla XL. Para conseguirlo, entre otras cosas, cada talla tiene una disposición de las capas de carbono específica que aseguran las misma rigidez y flexión en todos los tamaños. Con todo esto se obtiene un cuadro con un peso declarado de 920 g en talla M.

En cuanto a la estructura propia del cuadro, empezaremos diciendo que incluye una dirección Overdrive, el estándar cónico y sobredimensionado de Giant, con un rodamiento inferior de 1-1/2” y uno superior de 1-1/8”, así se mantiene la rigidez en la pipa de la dirección y se ofrece un manejo preciso del tren delantero. El potente tubo diagonal tiene un voluminoso perfil casi cuadrado que conecta con el robusto pedalier de 92 mm y del que nacen unas vainas con una sección que va de más a menos a medida que se acercan al eje de la rueda trasera. Este conjunto ofrece una entrega de potencia en el pedaleo inmediata y sin apenas contaminación, todos los watios se aprovechan con la Giant XTC.

En busca del confort, el eje vertical ofrece cierta flexión gracias a que los tirantes tienen una sección más delgada y se unen con el tubo del vertical varios centímetros por debajo de la unión del tubo horizontal y del cierre de la tija.

Para rematar la construcción, el cuadro viene pintado con una combinación de negro y un gris tornasol que han llamado Arcoíris. Incluye protecciones integradas en las partes del cuadro mas sensible a recibir arañazos, algo que es de agradecer, en especial en la vaina y parte baja del tubo diagonal, las cuales están fabricados en goma.

Podemos decir que la gran renovación de esta Giant XTC la encontramos en su geometría, con la que han implementado las actuales tendencias pero manteniendo la esencia de una hardtail pura de XC, al menos en lo que a ángulos se refiere. Con una geometría pensada para horquillas de 100 mm, donde más se aprecia el cambio es en la parte delantera. Su ángulo de dirección se ha relajado 0,5º favoreciendo el ángulo de ataque en los obstáculos. El avance de la horquilla se ha reducido de 51 a 43 mm consiguiendo un Trail mayor y por consiguiente ganar en estabilidad en la dirección cuando vamos a altas velocidades. El tubo vertical ha aumentado su ángulo hasta los 73,5º buscando una posición más centrada para mejorar la eficacia del pedaleo en general. El tubo superior es ahora 1 cm más largo y el reach se ha incrementado en casi 2,5 cm, que como resultado final hace que su distancia entre ejes quede en 1.106 mm. La longitud de las vainas es la única medida que se mantiene, 425 mm. Con todo esto se ha buscado aumentar el rendimiento en el pedaleo y hacerla más capaz en bajadas, ganando en seguridad y estabilidad.

Rodando con la Giant XTC Advanced SL 29

Una vez sacada de la caja y prepararla para salir, pasamos a verificar su peso, nuestra báscula marcó 9,100 kg a falta de colocar portabidón y pedales. No es una cifra sorprendente dentro del sector de las bicicletas de XC de alta gama, pero si es un peso muy contenido sin tener que hacer arriesgados experimentos.

Comenzamos a rodar con ella y aunque a simple vista y tras ver su geometría parecía que íbamos a tener que lidiar con una posición excesivamente racing la primera sorpresa fue que no. El aumento del reach se ha contrarrestado colocando una potencia Contact SLR de carbono, que en nuestro caso era de 70 mm pero que varía su longitud dependiendo de la talla elegida, partiendo de los 60 mm en la talla S hasta llegar a los 90 mm en la talla XL. Con esto quedamos sentado bastante encima del pedalier y nuestra posición está muy centrada sobre la bicicleta.

Aprovechando nuestros primeros kms sobre asfalto realizamos algunas arrancadas comprobando su rigidez. Se muestra firme, nuestra correcta colocación sobre ella nos permite transmitir toda la potencia de nuestras piernas a los pedales. Solo con esto ya sabemos que vamos a disfrutar y que en cada salida vamos a dar nuestro 100%.

En las primeras subidas del recorrido comprobamos que se mueve con agilidad y se siente ligera, basta con empujar un poco las bielas para que la bici se lance en subida con buena aceleración. A esto ayuda bastante sus ruedas, de fabricación propia, unas Giant XCR-0 29, con aros de carbono de 31 mm de ancho externo y 25 mm interno, siguiendo la línea y demanda de las ruedas actuales de XC y XCM.

Sus bujes son unos DT Swiss 240 solo que pintados con los emblemas de la marca Giant y que tienen un funcionamiento intachable. El montaje se termina con 28 radios por rueda del modelo Sapim Super. El conjunto de ruedas está por debajo de los 1500 gr, un buen peso si contamos que ya vienen preparadas con fondo de llanta y válvula para usarlas en modo tubeless nada más sacarla de la tienda, algo que debería de ser costumbre en bicicletas de alta gama. Sus aros tienen gran rigidez y complementan a la de la Giant XTC para que se consigan estas fulgurantes aceleraciones.

Nos adentramos en terreno fuera pista, aquí se empieza a notar como se trata de una bicicleta exigente. Se hace fácil seguir pedaleando con energía, aunque el terreno se vuelva bacheado. Es cierto que las imperfecciones del recorrido las vamos notando sobre todo en el tren trasero, pero menos de lo que pensábamos mientras la preparábamos para salir.

Giant ha tenido en cuenta que cada vez se buscan circuitos más complejos y que difícilmente una rígida llegue a comerle terreno a las dobles más actuales, pero han sabido sacarle partido donde las rígidas son superiores y en los tramos más bacheados han intentado ganar comodidad para hacerlos más ameno y perder lo menos posible. Para ello combinan una serie de elementos como son, el uso de la flexión del carbono en los tirantes, un sillín y tija de su propia marca Contact SLR.

La tija es de carbono de 30,9 mm buscando algo de flexión y reducir vibraciones. La fijación de la tija al cuadro es otra de las cosas que ha cambiado, pasa del cierre tipo cuña con protector de goma, a un cierre de tipo normal que queda bastante integrado y ahorra unos gramos. Además, otro elemento que favorece la comodidad en estas zonas son los neumáticos, unos Maxxis Recon Race de 2.25”, 120tpi y protección EXO. Estos neumáticos tienen un balón considerable, unido al generoso ancho interno de las llantas nos permiten bajar la presión de los mismos aportándonos un plus de comodidad y seguridad en esta bicicleta rígida. Son buenos rodadores gracias a su taqueado bajo.

Llegamos a cada cima con ganas de más, subir con esta maquina se hace agradable. En las subidas por pistas rodamos a velocidades increíbles y en trialeras más pedregosas se maneja bien, es ágil y te deja escoger la trazada buena sin perder tracción, se nota que aquí la geometría es un factor decisivo, la corta longitud de sus vainas y la centrada posición sobre el eje pedalier favorecen el pedaleo

Después de varios kms de subida llegaba el turno de afrontar las primeras bajadas, cuando estas son rápidas y sin complicaciones, la Giant XTC se mantiene estable, como ir sobre raíles. En las partes reviradas nos sorprende bastante, a pesar de su rigidez es manejable y fácil de guiar.

El tren delantero se controla bien, se nota que el ángulo de dirección se ha relajado un poco, además viene equipada con una RockShox SID Ultimate Carbon, que cuenta con puente y tubo de dirección de carbono.

De ella podemos destacar la tecnología Debon Air en su cámara de aire que nos permite ajustes internos y el cartucho Charger 2 RLC con posibilidad de ajuste del rebote y compresión, además de su bloqueo remoto desde el manillar con el mando Twisloc. Su funcionamiento es genial, acorde al tipo de bicicleta que estamos manejando, aunque nos hubiese gustado que viniese equipada con la SID SL Ultimate, algo que ayudaría a acercar el peso de la bici al de sus competidoras.

En estas bajadas también contamos con el plus de seguridad que nos aportan sus frenos SRAM Level Ultimate, los frenos más altos de gama de la marca americana para este segmento. Con levas de fibra de carbono, ajuste de la distancia de la maneta al manillar y ajuste de las pastillas. Se complementan con discos de 180 mm en el tren delantero y 160 mm en el trasero. Tienen mucha potencia de frenado y un peso acorde al que se busca en esta montura, quizás por ahorrar unos gramos optaríamos por un disco delantero de 160 mm. más enfocado al uso que le daremos a nuestra Giant. Y por lado, el manillar plano modelo Contact SLR XC, fabricado en carbono con una anchura de 750 mm, algo cada más frecuente y que nos vamos acostumbrando. Viene acompañado por unos puños de goma de la propia marca que tienen un buen agarre pero que quizás nos gustaría que se optase por unos de espuma o silicona para ganar en comodidad.

Es cierto que ya es habitual que en los montajes de las grandes marcas cada vez más a menudo nos encontramos con componentes que ellos mismos fabrican, en este caso todos los que acompañan a esta montura han rendido a la perfección y pocos fallos podemos sacarles.

Para terminar como no podía ser menos en una bicicleta de estas características, para la transmisión se ha optado por el grupo SRAM XX1 Eagle AXS. A diferencia de algunas marcas, Giant se decanta por montar el grupo completo de la misma marca y modelo, sin hacer experimentos, sin escatimar en gastos, buscando asegurar el buen funcionamiento y compatibilidad de estos.

Viene montada con el SRAM Eagle AXS en color rainbow que combina a la perfección con la pintura del cuadro. Al ser una bicicleta de alto rendimiento y pensando en la competición, se opta por el montaje de un plato de 34 dientes combinado con el cassette 10-50, recordar que esta bici se presentó antes de la salida al mercado de los nuevos cassettes 10-52 de SRAM. Un desarrollo más que suficiente para movernos en cualquier terreno con esta rígida. La transmisión incluye un guiacadenas de la marca MRP que ayuda a evitar salidas de cadenas en las zonas más complicadas y bacheadas.

En resumen, nos encontramos con una bicicleta renovada tras varios años sin sufrir cambios, que modifica su geometría para acercarse a las nuevas tendencias, pero sin medidas radicales, en busca de obtener un buen rendimiento tanto en subidas como bajadas.
Su cuadro se encuentra por debajo de 1 kg de peso y cuenta con una gran rigidez, viene equipada con componentes de alta gama que se combinan con el equipamiento propio de Giant y rematado con bonito acabo de pintura, para conseguir una bicicleta enfocada a un uso en competición en el que se exigen altas prestaciones.

Por otro lado, se echa en falta algún tipo de bloqueo de dirección que evite golpear el cuadro ante una posible caída, además de equiparla con la horquilla RockShox SID SL, más actual y ligera que la que equipa.
Con respecto al precio, estamos ante una bicicleta de 8.499€, un precio elevado pero que no quiere decir que no los valga, la calidad y rendimiento en combinación con el equipamiento de serie bien vale esa cifra.

Especificaciones Giant XTC Advanced SL 29 0 - 8.499€

  • Cuadro: Carbono Advanced SL T-800. SRAM DUB, press fit

  • Horquilla: RockShox SID Ultimate Carbon, 100mm, bloqueo remoto TwistLoc

  • Ruedas: Sistema de Ruedas Giant XCR-0 29

  • Bujes: Giant XCR-0 29

  • Neumáticos: Maxxis Recon Race 29x2.25, plegables, TLR, 120tpi, EXO, tubeless

  • Bielas: SRAM XX1 Eagle AXS DUB, 34t con guiacadena MRP 1x Carbon

  • Transmisión: SRAM XX1 Eagle AXS

  • Manillar: Giant Contact SLR XC Flat, composite 750x31.8

  • Potencia: Giant Contact SLR, carbono

  • Frenos: SRAM Level Ultimate

  • Sillín: Giant Contact SLR (forward)

  • Tija: Giant Contact SLR, carbono, 30.9

  • Color: Negro Pintura Arcoiris / Negro

  • Tallas: S, M, L, XL

  • Peso: 8,93 kg

  • Precio: 8.499€

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!