Probamos los neumáticos Pirelli P ZERO™ Race: patanegra

Componentes Bicicleta 24 jun. 2021 17:06 Redacción

Probamos la Pirelli P ZERO™ Race, la segunda generación de una cubierta que se actualizó tras 4 años de su lanzamiento para convertirse en un neumático más rápido y con mejor agarre en cualquier terreno. La hemos probado durante casi 1000 km y tenemos algunas cosas que contaros.

Probamos los neumáticos Pirelli P ZERO™ Race

Fabricados con el nuevo compuesto SmartEVO Compound los neumáticos Pirelli P ZERO™ Race prometen un mejor agarre en terrenos secos y mojados, además de una bajísima resistencia a la rodadura, lo que debería beneficiar la conducción y permitir una velocidad mayor. Este modelo está disponible en 24, 26 y 28 mm. Y nosotros hemos podido rodar con la versión intermedia de 26mm.

El nuevo compuesto Smart Evo desarrollado por Pirelli para ciclismo de ruta aprovecha la experiencia de la marca en deportes de motor, y afirman que rueda más rápido y se agarra mejor en mojado que el original compuesto SmartNET utilizado en la primera versión de los P ZERO™ Race. Para mantener a raya los pinchazos, la carcasa de 120 tpi incluye la coraza TechBelt de Pirelli que proteje el conjunto sin comprometer el peso.

En nuestro test montamos los Pirelli P ZERO™ Race de 26 mm en unas ruedas Zipp 302 disc, tambien está disponible la opción TLR para toda la gama. Y con ellos rodamos casi 1.000 kilómetros con ellas por todo tipo de terrenos.

La coraza TechBelt de Pirelli

Lo primero que destacamos es que estas cubiertas son mucho mas fáciles de montar que su versión tubeless ready, y no tuvimos que hacer uso de desmontadores. Estamos ante una cubierta muy ligera, alrededor de 200g en 26mm, que pudimos instalar con las propias manos.

Las primeras sensaciones se notaron al instante, ya que el nuevo compuesto Smart Evo ofrece un agarre extra fácilmente perceptible. Su dibujo liso en banda de rodadura con un "rayo" característico de la marca por los laterales, nos ofrece un rodaje bastante fluído en terrenos llanos, un buen balanceo al subir puertos y mucha adherencia en los descensos.

En las primeras salidas, los montamos con una presión de 7 bar, tanto en al rueda delantera como trasera, dando un comportamiento mas racing a la conducción, y si es cierto que ésta elevada presión hace que la bici sea mas agresiva a la hora de afrontar irregularidades del asfalto, es como mejor responde en carreteras bien asfaltadas.

Para salidas posteriores y más suaves bajamos la presión a 6 bar, y entonces el comportamiento cambió lo suficientemente para notar cambios en la bicicleta, más suavidad y mayor comodidad, incluso rodando por sterrato y confiando en la tecnología Techbelt antipinchazos.

Como conclusión podemos decir que estamos ante una cubierta puramente de competición con la que sacaremos el máximo partido a nuestra bicicleta. Y destaca por su protección antipinchazos, durante la prueba no sufrimos ninguno, su peso y su agarre.

Por contra podemos apuntar su desgaste, pero estaba claro que su ligereza y gran agarre iban a penalizar la durabilidad. Estimamos que podremos rodar con ella entre 2500 y 3000 kilómetros como máximo.

El precio (sobre los 60€) también nos parece un poco elevado, aunque estamos hablando de cubiertas patanegra y todos los modelos de similares características se mueven en ese rango de precios.

Texto, prueba e imágenes por Julio López.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!