Ponemos la Scott Addict RC Ultimate y Scott Foil 10 frente a frente

Carretera 15 abr. 2021 17:04 Ignacio P.

Es la gran pregunta que se hacen muchos ciclistas a la hora de plantearse un cambio de montura ¿Bici aerodinámica o escaladora? Scott nos ofrece en su catálogo un modelo ultraligero como es el Addict pensado para ser superior cuando los desniveles se acentúan y otro optimizado aerodinámicamente con mayores perfiles como es el modelo Foil. Hemos tenido la oportunidad de probar ambos y exprimirlos en todos los terrenos.

Comparativa Scott Addict vs Scott Foil

De entrada tenemos que considerar que en este caso la Addict parte con ventaja ya que se trata de la tope de gama y dobla en precio literalmente a la Foil 10. Aun así en estas pruebas hemos podido valorar las características genéricas de ambos modelos y las conclusiones son, en cierta medida, extrapolables al resto de ambas gamas.

Scott Addict RC Ultimate

Nos encontramos ante una bicicleta con unas prestaciones impresionantes como ya quedó patente en la prueba que publicamos en BrujulaBike. Aquí vamos a desgranar brevemente sus características principales.

Empezando por su cuadro y tratándose de la tope de gama nos encontramos con que han recurrido a las mejores fibras de Scott para su construcción, las fibras HMX SL. Son fibras de módulo ultra alto.

El uso de estas fibras y el moldeado avanzado que utiliza Scott para la fabricación de este cuadro, con el cual se reducen los puntos de unión, permiten obtener un cuadro ultraligero y realmente rígido.

En el diseño de este cuadro se ha optado por integrar todo el cableado (en este caso solo los latiguillos de freno) por el interior en todo su recorrido desde el manillar, pasando por la potencia y la pipa de dirección, de manera que estéticamente queda de lo más limpio y también se consigue cierta ventaja aerodinámica.

A pesar de no ser la versión aero, la verdad es que a los principales tubos se le ha aplicado un perfil aerodinámico.

También el encuentro de los tirantes con el tubo de sillín se encuentra en una posición más baja, buscando tanto mejorar aerodinámicamente reduciendo la retención de aire en la zona, como suavizar la parte trasera de cara a la absorción de irregularidades, sin que ello afecte a la rigidez en la zona del pedalier ni a la eficiencia en la pedalada.

En cuanto al lujoso montaje de la Scott Addict RC Ultimate tenemos que destacar el conjunto de manillar y potencia Syncros Creston IC SL, diseñado para el guiado interno de cables hasta la pipa de dirección y con unas formas suaves y una ergonomía sobresaliente.

Las ruedas que monta la Addict RC Ultimate merecen que nos detengamos a estudiarlas ya que a primera vista las Zipp 303 Firecrest no parecen muy distintas de cualquier otra rueda de carbono, pero si nos vamos a los detalles vemos que sus llantas son mas anchas de lo normal, nada menos que 25 mm internos, una medida usual en llantas de MTB pero muy poco común en carretera. Con esto se consigue que la transición entre cubierta y llanta sea lo más recta posible, y se traduce en una mejor aerodinámica.

Estas ruedas están diseñadas para usar sin cámaras y funcionan a baja presión, de hecho la máxima presión admitida por la llanta es de 5 bares. Y aunque pueda sorprender, ruedan de maravilla, con la ganancia en comodidad que otorga esa baja presión.

El grupo que monta la Addict RC Ultimate es el Sram Red eTap AXS, el máximo exponente de Sram es electrónico e inalámbrico y ofrece muchas opciones de personalización, como ya comentamos en la prueba de la Addict.

También es muy interesante el hecho de que al tener 12 coronas traseras y ofrecer un rango tan amplio en el cassette 10/33, se permite el lujo de montar bielas con solo 13 dientes de diferencia entre platos, en este caso se trata de un 35/48. En la Addict la bielas Sram Red vienen equipadas con el potenciómetro Quarq de serie. 

Scott Foil 10

Para hacer frente a una bici tan tremendamente avanzada como la Addict RC Ultimate tenemos una rival de la propia marca que, con un presupuesto de exactamente la mitad, le va a poner las cosas muy difíciles.

La familia Foil lleva muchos años cosechando éxitos profesionales en las carreras de más renombre, así que nos encontramos con un modelo realmente consolidado. Es una bici que busca prestaciones reales y no solo un diseño llamativo. Sus tubos están diseñados según la tecnología F01 de Scott con perfiles truncados, lo cual ofrece un equilibrio perfecto entre aerodinámica, rigidez y peso.

En esta versión se ha integrado el guiado de cables por el interior desde el manillar a través de la pipa de dirección, incluso para grupos mecánicos, aunque en este caso solo discurren los latiguillos de frenos, ya que monta un grupo inalámbrico como el Sram Force eTap AXS.

Este hecho hace que su parte delantera esté algo sobredimensionada, lo cual también otorga una ganancia en rigidez. Su parte trasera busca combinar un diseño aerodinámico con cierta capacidad de absorción con sus delgados tirantes que se encuentran con el tubo de sillín a una altura reducida. 

En el montaje de la Foil 10 también disfrutamos del extraordinario conjunto de manillar y potencia Syncros Creston IC SL, con su guiado completo de cables. Las ruedas, como no podía ser de otra forma en una bici de estas características, son de alto perfil. Se trata de las Syncros Capital 1.0 50 Disc con un perfil de 50 mm. 

La Scott Foil 10 monta el grupo Sram Force eTap AXS, que es el segundo de la gama y ofrece las mismas prestaciones que el Red que monta la Addict pero con algunos gramos más. En el caso de la Foil el potenciómetro no viene montado de serie.

Comparando prestaciones reales en el Scott Addict vs Scott Foil

Llega el momento de remarcar diferencias y tratar de valorar qué modelo es el más indicado para según qué ciclista.

Ante todo tendremos en cuenta que la diferencia de precio entre ambos modelos hace que la previsible diferencia de peso entre un modelo escalador y otro aerodinámico en este caso se ve acentuada y nos encontramos con exactamente un kilo de diferencia entre ambas bicis. Arrojando la Addict y la Foil una cifra de 7.060 gramos y 8.060 gramos respectivamente. Esta diferencia de peso hace que la Addict se sienta más reactiva desde el primer momento.

Además de su ligereza, la Addict hace gala de una rigidez extraordinaria ya que está fabricada con las mejores fibras de Scott, las HMX SL.

En su prueba ya comentamos que la Addict es una bici en la que se percibe claramente la eficiencia, debido a su gran rigidez. Da gusto ponerse de pie sobre los pedales ya que la bici responde a cada vatio con aceleración, de tal forma que los repechos cortos son una gozada afrontarlos con esta bici y tratar de mantener la velocidad.

En subidas largas su contenido peso hace que se suba con cierta alegría.

Y en el apartado del rodaje en llano, donde su rival de esta comparativa la podría poner en un aprieto, se maneja de nuevo muy bien. Además de sus excelentes características ya comentadas gozamos de una excelentes ruedas Zipp 303 Firecrest con un perfil de 40 mm que ruedan maravillosamente bien y además le dan a la bici un plus de comodidad debido a su gran balón y funcionamiento a baja presión, filtrando todas las pequeñas irregularidades.

En este tipo de terreno llano es previsible que la Scott Foil 10 destaque sobre su rival y, aunque es realmente difícil valorar objetivamente cuál se desenvuelve mejor, podemos decir que rodar con la Foil 10 es una auténtica gozada. Es una bici en la que mantener altas velocidades de crucero es fácil, y hasta podríamos decir que la bici te fuerza a ello. El rodar es suave y silencioso y se percibe ese leve sonido que hacen las llantas de carbono de perfil alto.

Cuando vienen repechos cortos es fácil mantener la velocidad, pero cuando se alargan un poco se nota ese kilo de más respecto a su rival.

En subidas largas la Foil se sigue desenvolviendo muy bien, pero en la comparación de hoy, que como dijimos antes es un poco injusta con la Foil ya que su rival la dobla en precio, se le notan esos gramos de más y no tiene la misma alegría y reactividad de la Addict.

En cuanto a la geometría son realmente similares, comparten ángulos de 72,5º en la dirección y 73,6º en el tubo vertical en la talla 54 y el tubo horizontal también da 55 cm teóricos en ambas bicis. Con los espaciadores que traen de serie bajo la potencia la postura no es forzada, pero tienen margen suficiente para ir quitandolos y decidir cómo de racing queremos que sea nuestra posición. El comportamiento de ambas es equilibrado, con el punto justo de agilidad y conservando la estabilidad necesaria para los descensos.

Las dos bicis montan grupo Sram eTap AXS. Aunque la Addict se decanta por el Red y la Foil 10 se conforma con el Force, tenemos que decir que el comportamiento es idéntico y la única diferencia palpable entre los grupos es el peso que pueda tener de más el Force.

Como ya comentamos de manera más amplia en las pruebas publicadas el funcionamiento de estos grupos es intachable y la manera de accionar el cambio, con un solo pulsador en cada maneta nos gustó mucho.

Y también la frenada de ambas bicis está más que garantizada con los discos de 160 mm en ambas ruedas que montan las dos bicis, otorgandonos una seguridad palpable.

Y la ganadora es…

No va a ser tan sencillo. Si buscáramos una respuesta corta diríamos directamente que nos quedamos con la Addict, pero claro, es que vale 12000€ contra 6000€.

Lo cierto es que las dos bicis cumplen perfectamente para rendir a gran nivel, pero si tratamos de extrapolar la valoración a toda la gama Addict o Foil la respuesta es realmente difícil. Depende de dónde viva cada ciclista y el terreno por el que suele rodar.

En zonas de grandes desniveles tendrá más sentido optar por la Addict ya que será una bici algo más ligera. En cambio si tus salidas son más de rodar rápido por terrenos mayoritariamente llanos la Foil te va a hacer disfrutar y es suficientemente polivalente para no lastrar en absoluto si el terreno cambia. Además la Foil tiene un punto estético algo más llamativo gracias a sus formas y sus ruedas de mayor perfil.

Si nos ceñimos a la prueba de hoy y valoramos el precio de ambos modelos, aunque en el conjunto de prestaciones pueda ganar la Addict, lo cierto es que esta diferencia en rendimiento no es tal como para la enorme diferencia de precio.

Lo importante es que el mercado ofrece opciones para todos los gustos y también para bolsillos menos capaces. La gama Scott Foil arranca en 3.999€ y la gama Scott Addict RC en 3.299€ 

Scott Addict RC Ultimate. Especificaciones y precio

  • Cuadro: Addict RC Disc HMX SLHorquilla: Addict RC HMX SL Flatmount Disc
  • Cambio: SRAM RED eTap AXS
  • Desviador: SRAM RED eTap AXS
  • Manetas: SRAM RED eTap AXS HRD
  • Pedalier: Sram RED 48/35 con potencímetro
  • Cazoletas: SRAM DUB PF road 86,5
  • Cadena: SRAM RED
  • Cassette: SRAM RED XG1290 10-33
  • Frenos: SRAM RED HRD Flatmount
  • Manillar: Syncros Creston IC SL
  • Tija: Syncros Duncan SL Aero
  • Sillin: Syncros Belcarra Regular 1.0
  • Ruedas: Zipp 303 Firecrest Disc “clincher” Tubeless Ready
  • Neumáticos: Schwalbe PRO ONE Microskin, TL-Easy 700x28C
  • Precio: 11.999€

 

Scott Foil 10. Especificaciones y precio

  • Cuadro: Foil Disc HMF
  • Horquilla: Foil Disc HMX
  • Cambio: Sram FORCE eTap AXS
  • Desviador: Sram FORCE eTap AXS
  • Manetas: Sram FORCE eTap AXS HRD
  • Pedalier: Sram FORCE 48/35
  • Cazoletas: Sram DUB PF road 86,5
  • Cadena: Sram FORCE
  • Cassette: Sram FORCE 10-33
  • Frenos: Sram FORCE HRD flatmount
  • Manillar: Syncros Creston IC SL
  • Tija: Syncros Duncan 1.0 Aero
  • Sillin: Syncros Belcarra V-Concept 2.0
  • Ruedas: Syncros Capital 1.0 50 Disc
  • Neumáticos: Schwalbe ONE Race-Guard 700x28C
  • Precio: 5.999€

 

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!