Purito y Hermida volverán a ser pareja en la Cape Epic

Berto Gallego - 2018-01-17 17:00:00

La ABSA Cape Epic 2018 volverá a contar con la presencia -haciendo pareja- de dos de los mejores bikers de la historia de nuestro país: Joaquim "Purito" Rodríguez y José Antonio Hermida. Si bien el primero desarrolló su carrera en el ciclismo de carretera y el segundo en el mountain bike; ambos dejaron huella en el aficionado por su talento, por sus triunfos y por su derroche sobre el asfalto. 

También por el amor que desprenden por la bicicleta, el que les ha llevado -tras dejar la práctica ciclista, al menos al máximo nivel- a seguir rodando en pruebas tan bonitas como la ABSA Cape Epic 2018

Cape Epic, Purito, Hermida

Purito y Hermida en la Cape Epic 2018

"Purito" Rodríguez y José Antonio Hermida trabajan en la actualidad como asesores del equipo de ciclismo profesional Bahrain-Mérida, y ya en el año 2017 decidieron participar en la ABSA Cape Epic. Fue la primera prueba en la que compitieron juntos, de la mano, pese a que tenían una buena amistad y durante años habían compartido entrenamientos. 

Una prueba que afrontaron con un "Purito" que era todo un neófito en el mundo del mountain bike, y que pese ello completaron con mucho más que dignidad: una décimo octava posición final que fue, en algunos momentos, todavía mejor. 

Cape Epic, Purito, Hermida

Purito y Hermida volverán a vestir los colores del equipo Bahrain-Merida, y rodarán sobre una bicicleta Merida Ninety-Six Team, una doble suspensión que cumple con todos los requisitos para una prueba como la Cape Epic: comodidad, tracción y confort. 

En la prueba del 2018 la lógica -y las palabras de los interesados- llevan a pensar que sus opciones de victoria son mucho mayores. Purito ha ganado mucha experiencia en el mtb, y ambos han acumulado horas de entrenamiento en pareja de las que carecían hace un año. En concreto, se marcan el objetivo de estar en el top ten y competir con los mejores.

Cape Epic, Purito, Hermida

Purito y Hermida competirán en la Andalucía Bike Race para coger ritmo antes de la Cape Epic. Una prueba en la que confían dar lo mejor de sí mismos y luchar por la victoria.