No es conveniente hacer deporte en un día de resaca. Te explicamos porqué

Berto Gallego - 2018-01-01 17:18:00

Una acción positiva compensa una acción negativa. Es la lógica que seguimos en muchas ocasiones, por ejemplo cuando tras una noche de cervezas -o cosas más fuertes- nos vemos de resaca y queremos tomar el camino más corto: salir a rodar en bici para reponer el cuerpo y quemar los excesos del día anterior. Sin embargo, aunque parezca lo contrario, la realidad es que hacerlo no es, en absoluto, una buena idea. Te explicamos por qué en este artículo. 

 

Resaca

Por qué no es una buena idea hacer deporte de resaca

Guillermo Rodríguez, médico deportivo del Instituto Avanfi, se ha explayado obre la conveniencia de ahcer deporte estando de resaca en un reportaje publicado por el diario El PaísEl profesional dela medicina advierte que en esas condiciones "nuestros músculos no están bien recuperados, lo que aumenta el riesgo de sufrir lesiones. 

Esto se suma -asegura el doctor- a la acidosis provocada por el alcohol, que unida a la producción de ácido láctico propia de la práctica deportiva multiplica, de nuevo, el riesgo de sufrir problemas musculares. 

Por último, Guillermo Rodríguez cita un tercer factor que convierte al deporte de resaca en un riesgo innecesario: el alcohol provoca una alteración metabólica importante en la glucosa de nuestro organismo, lo que vuelve a disparar el riesgo de lesión. 

Resaca

Pero el riesgo de lesionarse no es la única razón que debería llevarnos a huir de la bicicleta cuando estemos de resaca como si se tratara de la peste. El doctor Rodríguez asegura que "el riesgo cardiovascular también se multiplica". Y es que la falta de descanso hará que iniciemos la práctica deportiva con una frecuencia cardíaca muy superior a la que solemos tener en reposo. 

Resaca

Así pues, cuando estés de resaca trata de evitar hacer deporte, al menos a una alta exigencia. Si por cualquier razón decides hacer caso omiso y salir a rodar, porque las ganas pueden contigo, trata de hidratarte muy bien, abrigarse mejor y no superar el 70% de nuestra frecuencia cardíaca máxima durante el ejercicio. 

También puede interesarte