Qué comer después del ejercicio

Berto Gallego - 2016-03-04 19:13:00

En otro post explicamos los secretos para un buen avituallamiento, algo vital para mantenerse bien alimentado durante las salidas. Cómo preparar los alimentos para comerlos lo más cómodamente posible, qué alimentos son más adecuados etc. Pero, ¿cuales son los indicados para recuperar tras el ejercicio?

La vitamina C es vital en esa fase es una de las mejores amigas de todo deportista. Fomenta una rápida recuperación y es un gran apoyo para nuestro sistema inmunológico, por lo que prevendremos resfriados y otros contratiempos que pueden surgir tras horas en la carretera. Todos asociamos directamente vitamina C a naranja y sí, la contiene en proporción de 50 mg por cada 100 gramos. Es decir, un buen tazón de su zumo os aportará una buena cantidad. Pero la realidad es que existen numerosos alimentos que ofrecen vitamina C en mayor cantidad.

cansado ejercicio

El pimiento rojo proporciona 139 mg por cada 100 gramos, casi tres veces más que la naranja. Las coles de bruselas sobrepasan los 100, como el brócoli, y una rica fruta tropical como la papaya aporta hasta 80 mg por cada 100 gramos. Todos ellos son alimentos muy recomendables al terminar un ejercicio prolongado, fuentes de mayor cantidad de vitamina C que cualquier cítrico.

El ejercicio aeróbico consume mucho glucógeno muscular. Para recuperarlo se recomiendan los hidratos de carbono complejos (arroz o cereales) y algunas frutas, como las fresas, las cerezas, las grosellas y en general todos los frutos rojos. Otras frutas, com la sandia y el melón, también son aconsejables pero por otra razón. Su elevada cantidad de agua nos hidratará con presteza y además favorecen la reposición de electrolitos, evitando calambres y agujetas.

Los Frutos secos también deberían acompañarte al terminar una sesión. Aportan una elevada cantidad de azucares naturales, que en tu cuerpo se convertirán en energía para seguir afrontando el día con el ímpetu necesario.

frutos secos ciclista

Por último, tenemos una buena noticia que darte compañero. Y es que ese elixir dorado apreciado por casi todos y que pocos asociaríamos a una buena recuperación, la cerveza, ha sido señalado en muchos estudios como un perfecto antioxidante. El profesor de Fisiología de la Universidad de Barcelona Joan Ramón Barbany asegura que ese poder antioxidante es clave ya que "las evidencias actuales sitúan el origen de las agujetas en un proceso importante de oxidación muscular". Por su parte el catedrático por la Universidad de Granada Manuel Castillo-Garzón señala que es ideal para calmar la sed tras el ejercicio e incluso que está indicada para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Así que ya sabes, la próxima vez que te vayas a privar de una caña después de salir en bici, recuerda que quizá no sea tan malo.