Motivos por los que se puede romper un cuadro de bici

Ignacio P. - 2019-03-04 16:43:00

¿Se puede romper un cuadro de bici? La respuesta, obvia, es sí. Se puede romper cualquier cuadro de bici, en cualquier momento, por caro que sea y en circunstancias muy diversas. Da igual que sea de mountain bike o de carretera

Sean cuadros de aluminio, de acero o de fibra de carbono, todos tienen unos límites. Obviamente la calidad influye, así como el modo de empleo y los cuidados a los que se le someta. 

Romper un cuadro de bici

5 motivos por los que se puede romper un cuadro de bici

Mala calidad

Sí, lo hemos dicho, la calidad influye. Huye de las imitaciones "exactamente iguales que el original", pero tres veces más barato. Si parece un timo, es que probablemente lo sea. Si parece un cuadro de pésima calidad, es que seguro lo es. Infórmate bien, lee y pregunta a gente con conocimientos antes de invertir en tu mountain bike. No se trata de comprar la más cara del mercado -ni mucho menos- pero sí de comprar con conocimiento de causa. 

Mal uso

Si has comprado una bici de XC  y escaso peso, para ascender con ligereza, y le das un uso de bicicleta de descenso constantemente, estarás sometiéndola a unas presiones para las que no está preparada. Si quieres romper un cuadro de bici, esa es tu mejor opción. Y un ejemplo ideal de cómo hacer un uso irresponsable e inadecuado de tu mountain bike. 

Romper un cuadro de bici

Exceso de peso

Los cuadros de bici suelen tener un límite de peso del ciclista. Recuerda, siempre, consultar el manual del usuario si tu peso corporal es elevado. Rara vez una bicicleta estándar está preparada para soportar más de 100 kilogramos

Fatiga

Romper un cuadro de bici por fatiga, es romper un cuadro de bici por someterlo de manera cíclica y constante a la tensión del pedaleo, las frenadas o lo quebradizo del terreno. Los materiales -especialmente los metálicos- se van debilitando poco a poco.

Romper un cuadro de bici

Defecto de fabrica

Las marcas de bicicletas de primer nivel someten sus productos a minuciosos procesos de calidad para que los usuarios no tengan ningún problema, pero aún así siempre puede haber alguna unidad defectuosa.

Algunas marcas ofrecen garantía de por vida en sus cuadros de bicicletas pero no es lo normal. Lo más común es que los cuadros tengan una garantía de 2 años por defecto de fabricación, tiempo más que sufieciente para que si se ha utilizado la bici con normalidad aparezca cualquier fallo inherente a la fabricación.

Así que os aconsejamos que reviséis bien vuestras bicis durante los años que estén en garantía por si surge alguna grieta o rotura que no debería haberse producido.

Y tú, ¿has roto alguna vez un cuadro de bici? ¿Por qué motivo piensas que pasó aquello? ¡Te leemos en nuestras redes sociales!