5 trucos para acabar bien una salida en bici exigente, si nuestro estado de forma no es el mejor

Ignacio P. - 2016-06-03 19:30:34 - Entrenamiento

Has quedado con tus amigos para hacer una ruta larga o algo más dura de lo que estás acostumbrado, y no estás totalmente convencido de cómo te van a responder las piernas. No te preocupes, aquí te vamos a dar algunos consejos para que juegues bien tus cartas y llegues donde te propongas. Se tratan de unos consejos básicos que valen tanto si tu objetivo es sólo llegar o si lo que quieres es llegar con buenas piernas.

1.Planifica, anticipa y dosifica

Si llegamos justos de entrenamiento pero aún así queremos afrontar una ruta que está por encima de nuestras posibilidades, lo mejor es adelantarnos. Para eso debemos, los días de antes revisar, el perfil de la ruta y hacernos una guía con los tramos más duros que afrontaremos. Eso nos permitirá reservar fuerzas los kilómetros previos y comer justo antes. Parece muy sencillo, pero con esto podemos incluso llegar al final mucho mejor que otros ciclistas más fuertes que nosotros.

salida en bici

2.Cuida tus comidas antes de la salida en bici

Como a lo del entrenamiento ya no le podemos dar solución, hay que jugar con lo que tenemos, así que vamos a hacerlo bien. El día previo a la carrera debemos hidratarnos bien -con agua, no con cerveza- y cuidar que al menos en una de las comidas incluyamos un plato de pasta, arroz, etc que nos recargue los depósitos de glucógeno. Además, el mismo día de la salida en bici tendremos que desayunar bien 2 o 3 horas antes, aquí tienes algunas ideas de lo que puede ser un buen desayuno.

salida en bici

3.Come y bebe durante la marcha

Por más que se recuerda, este sigue siendo uno de los factores que más influyen en las bajadas de rendimiento repentinas durante una salida en bici. Como nuestro estado de forma no es el mejor, no podemos permitirnos que nos de una de estas pájaras, así que debemos prestar mucha atención a ir bebiendo agua con sales cada 15 minutos e ir comiendo poco a poco durante toda la ruta.

4. Guarda balas, que no te sobran

Básicamente se trata de ir dosificando la energía que tenemos, esto quiere decir que si llegamos a un llano no intentemos ir más rápido que los compañeros y aprovechemos para ir a rueda del que nos quite más viento -sin aprovecharnos demasiado-. En las subidas es mejor ir un poco más lento y con una cadencia alta que nos permita "reservar piernas".

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!