Ventajas e inconvenientes de montar una horquilla rígida en tu BTT

Ignacio P. - 2018-02-09 06:17:00

Las bicis de montaña han ido evolucionando para que su uso por terrenos no asfaltados sea lo más cómodo posible. Así hemos  pasado de bicicletas de acero sin suspensiones a bicis con suspensión delantera, doble suspensión, diferentes medidas de rueda, etc. Pero con las ruedas de 29" se está poniendo de moda el volver a bicicletas de montaña con horquilla rígida. Vamos a ver que tiene de moda y cuales son sus ventajas e inconvenientes.

¿Por qué hemos vuelto a las horquillas rígidas en las BTT?

Es la pregunta lógica que todo el mundo se puede hacer, si hemos conseguido evolucionar hasta unas suspensiones cada vez más cómodas, eficientes y ligeras ¿por qué han vuelto las horquillas rígidas?

Precisamente ha sido la propia evolución en geometrías y materiales la que ha puesto en el camino la opción de volver a usar horquillas rígidas. El descubrimiento y uso de materiales como el carbono y de bicicletas con ruedas de 29" hacen que ahora las bicis absorban mejor las irregularidades del terreno, hasta el punto de que podamos plantearnos de manera exitosa el volver a rodar por montaña con una horquilla rígida.

Obviamente, como imaginareis, la horquilla rígida no es para todo el mundo y su uso se recomienda para carreras de Rally no muy largas y que no tengan un terreno muy roto.

Ventajas de montar una horquilla rígida en tu btt

1.Peso

La primera estaba cantada, una horquilla rígida te permite reducir el peso del conjunto de tu BTT en casi 1 Kg, o más, dependiendo de la suspensión actual que tengas. Esta rebaja de peso es teniendo en cuenta una horquilla rígida de carbono, que además de un peso menor, también permitirá absorber mejor los baches.

2.Mayor tracción mejor respuesta

Aunque las actuales suspensiones cuentan con bloqueos muy efectivos, siempre se pierde algo de empuje con ellas. Con una horquilla rígida la sensación de entrega de potencia es total.

3.Estética

Es aquí donde entra el concepto de "moda". La horquilla rígida le aporta a tu BTT una estética diferente y más agresiva, además, hay muchos pros que la montan y ¿a quién no le gusta tener una BTT como las que ganan carreras?

Puede ser la ventaja más subjetiva, pero es cierto que las bicis con horquilla rígida atraen muchas miradas.

4.No son muy caras

Otra de las cuestiones por las que más de uno se piensa en probar una de estas horquillas rígidas es su precio. No son muy caras en comparación con las suspensiones y puedes hacerte con una nueva de carbono por unos 300€. Obviamente el precio puede ser mucho menor si la buscamos en el mercado de segunda mano.

Inconvenientes de una horquilla rígida

1.Cambia el comportamiento de la bici

Con una horquilla tu BTT se volverá más nerviosa y rebotará más con los baches. Tendremos que cambiar el estilo de conducción y ser conscientes de que la horquilla no se tragará cualquier irregularidad del terreno.

2.Hay que estar fuerte del tren superior

Lo normal es que en el ciclismo sean las piernas las que tiene de estar fuertes y mostrarse dispuestas a realizar esfuerzos. Pero con una horquilla rígida brazos y espalda pueden llegar a sufrir bastante si no están tonificados.

3.No es para todos los terrenos y/o distancias

Si lo que buscamos es comodidad en rutas largas o pasar por terrenos muy técnicos -trialeras- una horquilla rígida puede que no sea la mejor solución. En estos casos es mejor sacrificar cualquier ventaja de una rígida por una suspensión en condiciones.

Como veis la horquilla rígida tiene tantos motivos para probarla como para no hacerlo, nuestra recomendación es que si tenéis oportunidad la probéis y saquéis vuestra propias conclusiones. Incluso si podéis permitíroslo  una opción muy interesante es tener una horquilla rígida además de la suspensión y poner una u otra en función de la ruta.