7 épicos descensos en carretera

Carretera 2 ago. 2022 18:08 Sergio P.

Cuando no se puede atacar en subida, la bajada también puede ser una gran opción para decidir una carrera como han demostrado a lo largo de los años algunos de los más grandes bajadores del ciclismo profesional que nos han regalado espeluznantes descensos para el recuerdo.

Los 7 descensos más espectaculares del ciclismo de carretera profesional

Durante el recientemente concluido Tour de Francia hemos visto la importancia que en ocasiones cobran los descensos de los puertos en el resultado de una carrera. En esta ocasión no de cara al resultado final pero sí por los problemas que ha tenido Enric Mas en las bajadas por la falta de confianza que arrastraba desde la caída sufrida durante el Critérium du Dauphiné.

También quedará para el recuerdo la fantástica bajada del Galibier que nos regaló Tom Pidcock para enlazar con la fuga en la etapa que terminaría coronándose en una cima tan mítica como la de Alpe d’Huez.

A lo largo de la historia del ciclismo muchas son las ocasiones en que los descensos han sido decisivos en el desenlace de la carrera. Quizás el más dramático fue el de aquella tormentosa tarde de julio de 1971 en el Col du Menté, donde el mejor Luis Ocaña, en el año que estaba consiguiendo doblegar la tiranía del Canibal, daba con sus huesos y sus esperanzas en el suelo.

Igual de terrible la caída de Joseba Beloki camino de Gap en el Tour de Francia de 2003 cuando trataba de llevar al límite a un, hasta el momento intocable Lance Armstrong.

No siempre han terminado en desastre las bajadas. En muchas otras ocasiones, el riesgo ha tenido su merecida recompensa, como la de la espectacular bajada de Joux Plane, con el suelo totalmente encharcado, camino de la meta en Morzine que nos regaló Ion Izagirre en el Tour de 2016.

De entre todos los descensos memorables que hemos disfrutado durante las pruebas ciclistas, hemos elegido los 7 que, a nuestro parecer, han sido los más espectaculares de este deporte:

1. Thomas Pidcock: Tour de Francia 2022 – Col du Galibier

Comenzamos por el más reciente. Etapa 12 entre Briançon y el mítico Alpe d’Huez. Tras el ascenso inicial al Galibier, un pequeño grupo ocupa la vanguardia de la carrera. Intercalados un par de corredores, entre ellos Chris Froome.

El pelotón corona con 2 minutos perdidos respecto a la cabeza de carrera, momento en que el británico decide lanzarse en la bajada. En unos pocos metros, en la primera parte, muy técnica, del Galibier, toma ventaja y rápido atrapa a Frome y Louvel que iban intercalados. Espectacular adelantamiento al segundo que no consigue seguir la estela mientras que Froome lo logra a duras penas. Al paso por Valoire ya tendrían casi recuperada la desventaja con la fuga que finalmente terminarían de cerrar en la cima del Télégraphe.

Unas horas más tarde, en las rampas de Alpe d’Huez, Tom Pidcock remataba el trabajo logrando su primera victoria en el Tour de Francia en el mejor escenario posible.

2. Paolo Savoldelli: Giro de Italia 1999 – Colle Fauniera

Una de las jornada más épicas que se recuerdan en esto del ciclismo aunque, al ser en una época en la que el Giro de Italia no se retransmitía en nuestro país resulta casi desconocida para la mayoría.

El escenario, el imponene Colle Fauniera, en los alpes marítimos, un precioso coloso situado a más de 2.500 m de altitud. De paisajes salvajes y que no ha vuelto a ascenderse en competición desde entonces.

Un intratable Marco Pantani decide imponer su ley y revienta la carrera a 10 kilómetros de la cima coronando en cabeza. 2 minutos por detrás, finaliza la subida Paolo Savoldelli, il falco, por su habilidad para las bajadas.

En la estrecha y revirada carretera que sucede a la cima de la Fauniera nos regala una auténtico tratado del arte de enlazar curvas y, al final de la bajada era él quien marchaba 40 segundos por delante del Pirata y acabaría alzando los brazos en la meta de Borgo San Dalmazo donde aventajó a Pantani en 1 minuto y 47 segundos.

No conseguiría Savoldelli sin embargo el triunfo final en la carrera, finalizando segundo en Milán a 3 minutos y medio del vencedor de aquella edición, el también italiano Ivan Gotti tras la retirada forzosa de un intratable aquel año Marco Pantani, al superar el 50% de hematocrito tras la finalización de la etapa que concluía en Madonna di Campiglio.

3. Miguel Indurain: Tour de Francia 1993 – Col du Tourmalet

Etapa 17ª del que, a la postre, sería el tercer Tour de Francia logrado por Miguel Indurain. Recorrido entre Tarbes y Pau en el que se atraviesa, casi de salida, el temible Tourmalet.

Un correoso Tony Rominger trata de quemar sus últimas balas frente a un rival inasumible. Etapa que arranca a mil por hora en la que el suizo consigue irse por delante del grupo del líder coronando el coloso pirenaico con 50 segundos de ventaja que hacían saltar todas las alarmas en un Tour que ya todo el mundo daba por ganado tras la exhibiciones de Indurain en la crono de Lago Madine.

Se inicia el descenso, momentos de tensión, la señal de televisión que se corta y no consigue mostrarnos el desarrollo de la carrera. Visto y no visto, Indurain comienza a recortar terreno y, de repente, cuando las cámara vuelven a situar la carrera, salido de quién sabe donde, aparece un maillot amarillo a rueda de un cariacontecido Tony Rominger que ese día supo que no podría vencer al campeón navarro.

4. Chris Froome: Tour de Francia 2016 – Col du Peyresourde

Primera etapa pirenaica de entidad del Tour de Francia de ese año tras el aperitivo del día anterior que finalizaba en el Lac de Payolle. Un menú que conduciría a los ciclistas desde Pau hasta Luchon atravesando Tourmalet, Hourquette d’Ancizan, Val Louron-Azet y el Peyresourde.

Los favoritos coronan en cabeza en un grupo compacto el último de los puertos tras una etapa sin movimientos de cara a la general. Nairo Quintana que aprovecha para echar un trago al bidón, gesto que no pasa desapercibido para Chris Froome que unos metros antes de la cima acelera y se lanza en el descenso provocando un inesperado caos.

A todos les coge de sorpresa y esos segundos de ventaja son vitales para agrandar el hueco en un descenso en el que se popularizó definitivamente la posición aerodinámica con el ciclista sentado sobre el tubo horizontal de la bici o bicho bola que un tiempo atrás empezara a utilizar Matej Mohoric.

Finalmente, en meta apenas 13 segundos de diferencia más lo correspondiente a la bonificación por vencer la etapa, pero primer golpe moral a sus rivales en la lucha por un Tour de Francia que sería el segundo en la cuenta del británico.

5. Pedro Delgado: Tour de Francia 1993 – Col du Peyresourde

Idéntico escenario e idéntico desenlace que en el caso de Chris Froome el que llevó a cabo un joven Pedro Delgado en el que era su debut en el Tour de Francia. Una presentación a nivel internacional que le valió al día siguiente el apodo de “El loco de los Pirineos” por el increíble descenso que se marcó camino de la meta de Luchon.

Coronaba escapado ese último puerto del día el escocés Robert Millar cuando, tras coronar Peyresourde, 35 segundos por detrás, Perico se lanzaba en una bajada suicida. Los desarrollos de las bicis entonces eran los que eran y al bueno de Pedro le faltaban hierros con los que correr más. No se le ocurrió otra que adoptar una posición que había visto a algún otro corredor, prácticamente acrobática, con el cuerpo completamente volcado sobre el manillar de la bicicleta.

No pudo, sin embargo, alcanzar el segoviano a Robert Millar que acabaría adjudicándose aquella etapa por tan sólo 6 segundos, aunque el tercero de la etapa cruzó la meta a 1 minuto y 13 segundos, y el a la postre vencedor de ese Tour, Laurent Fignon, se dejaba más de 4 minutos. Fue un anuncio de la clase y de lo que unos años más tarde nos mostraría en las carreteras el gran Perico.

6. Peter Sagan: Tour de Francia 2015 – Col de Manse

Las llegadas a la ciudad de Gap han deparado tradicionalmente jornadas nerviosas y entretenidas para el espectador.

Dejando a un lado el dramático desenlace de la llegada a esta ciudad en el año 2003, en la que Joseba Beloki daba con sus huesos en el suelo cuando trataba de poner contra las cuerdas a Lance Armstrong, en los años recientes ha sido Peter Sagan el que nos regaló una espeluznante bajada en este, siempre nervioso final.

Fuga de calidad en una etapa sin influencia de cara a la clasificación general en la que se cuelan nombres Bob Jungels, Simon Geschke, Thomas de Gendt o el propio Peter Sagan con el objetivo de seguir afianzando su liderato en la clasificación del maillot verde.

Subida previa a meta al Col de Manse, calificado como de segunda con sus rampas tendidas pero machaconas en las que la fuga se va seleccionando y es el alicantino Rubén Plaza quien consigue irse por delante camino de la victoria.

En la parte final de la subida, Peter Sagan intenta cerrar la diferencia y se lanza en un técnico descenso dando una clase magistral de cómo trazar curvas. Sin embargo, pese al espectáculo mostrado, no le sirve para alcanzar a Plaza, que logra una meritoria victoria con 30 segundos de margen sobre el eslovaco.

7. Vincenzo Nibali: Il Lombardia 2015 – Civiglio

Tras una temporada discreta, el Tiburón, se presentaba en Lombardía con la clara intención de cerrar el año con un buen sabor de boca.

Las subidas a la Madonna del Ghisallo y el terrible Muro di Sormano seleccionaron, como resulta habitual en los últimos años, la prueba. Únicamente quedaba las pequeñas pero duras cotas de Civiglio y San Fermo della Bataglia para decidir el ganador de la prueba de entre un selecto grupo en el que figuraban ciclistas como Thibaut Pinot, Dani Moreno, Alejandro Valverde, Diego Rosa o el propio Vincenzo Nibali.

Coronando Civiglio, Nibali hace su movimiento y se lanza en el técnico descenso jugándose el todo por el todo. Una arriesgada apuesta que esta vez sí sale bien y deja al italiano triunfante en la meta de Como con 21 segundos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el ciclista de Katusha, Dani Moreno.

Una victoria en Il Lombardia que el italiano repetiría 2 años más tarde y que, junto a la Milán-San Remo lograda en 2018, son los 3 monumentos que adornan el palmarés de Vincenzo Nibali.

Y para vosotros, ¿quién ha sido el mejor bajador del ciclismo? ¿cuál es el mejor descenso que hemos visto en una competición de carretera? Cuéntanoslo en nuestras redes sociales.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!