Cintas de manillar para bici: tipos y consejos para elegir bien

Equipamiento Ciclista 23 jul. 2022 11:07 Sergio P.

A menudo, es uno de los componentes a los que menos se presta atención en una bicicleta de carretera, pero la cinta de manillar es responsable del agarre y comodidad con que nos sujetamos al manillar, y a través de ella recibimos mucha información del terreno por el que rodamos.

Cinta de manillar: el punto de unión entre ciclista y bicicleta

La cinta de manillar es seguramente, el elemento al que menos atención se le suele prestar de la bici. No son pocos los que no la sustituyen hasta que, literalmente, se cae a pedazos, sin tener en cuenta que una cinta de manillar en buen estado nos proporciona un agarre óptimo al manillar, evitando que se resbalen las manos en el momento más inoportuno, y ofrece aislamiento frente a las vibraciones producidas por el terreno.

Se trata de un componente sencillo que, a lo largo de la historia del ciclismo ha ido evolucionando para ofrecer mayor variedad de opciones, mayor durabilidad y mejor absorción.

Las primeras cintas de manillar que encontramos en las bicis de carretera se elaboraban con tejido de algodón. Una opción que proporcionaba buen agarre, duración y sencilla de colocar. En algunos casos, para proporcionar un mejor agarre, encontrábamos opciones recubiertas de un esmalte gomoso que, además, proporcionaba un vistoso acabado brillante. Hoy en día, algunas marcas como Velox aún mantienen en su catálogo este tipo de cinta.

En los años 70 y 80 comenzaron a aparecer nuevos materiales para la elaboración de cintas de manillar. Adquirieron buena fama en aquellos años las cintas de manillar de plástico Benotto, un material bastante rígido y fino que la marca elaboraba en multitud de colores. Sin duda las cintas mas presentes en las bicis de esa época hasta que la marca cerró a mediados de los 80. Una opción que los amantes de las bicis clásica aún es sencilla de encontrar navegando por internet o, de nuevo, marcas como Velox o Silva, ofrecen cintas que conservan este estilo clásico.

También en esta época era habitual encontrar cintas fabricadas en vinilo o en imitación a piel, con unas propiedades muy parecidas a las cintas de plástico, logrando una gran duración y facilidad de limipieza.

Sin embargo, la gran evolución de las cintas de manillar se produjo cuando, a primeros de los 80, Cinelli creó las primeras cintas de corcho, en realidad, una combinación de corcho y acetato de vinilo o EVA. Las cintas de corcho consiguieron añadir a la ecuación el factor de la absorción con el que no contaban las finas cintas tradicionales.

Con la posibilidad de ser fabricadas en infinidad de colores y espesores, con un precio muy contenido y por su facilidad a la hora de ponerlas, las cintas manillar de corcho continúan siendo hoy en día una opción perfectamente válida para vestir nuestro cuadro de mandos.

En cualquier caso, hoy en día las marcas han ido introduciendo nuevos materiales en sus cintas de manillar buscando proporcionar mayor variedad de agarres y tactos para que cada cual encuentre la que mejor se adapte a sus preferencias.

Un ejemplo es el uso de las microfíbras como el microtex de fi’zi:k, Un tejido resistente que permite multitud de decoraciones, ofrece gran duración y se limpia con facilidad.

Otro de los materiales destacables de las cintas de manillar actuales es el poliuterano como el que usa Lizard Skins. Una opción que proporciona un agarre excelente además de poderse fabricar en una amplia variedad de colores y espesores, contando ademas con una buena durabilidad y facilidad de limpieza.

Quienes prefieran un tacto gomoso pueden recurrir a las cintas de manillar elaboradas con silicona, muy elásticas y resistentes, y que ofrecen en la mayoría de los casos un agarre sobresaliente. Un buen ejemplo de este tipo de cinta son los modelos que encontramos en el catálogo de Fabric.

No nos podemos olvidar en este repaso por los distintos tipos de cinta de manillar de las de cuero natural. Utilizadas principalmente en montajes de aspecto retro, proporcionan una duración casi eterna y un tacto único, aunque cuentan con el inconveniente, al igual que las cintas tradicionales, de su escasa capacidad de absorción. Sin duda, Brooks es la marca referente en este tipo de cintas, a juego con sus afamados sillines clásicos de piel.

Entre la enorme variedad de cintas de manillar que hay en el mercado es complicado recomendar, ya que hablamos de un componente en el que entran en juego las preferencias personales. Sin embargo, tratándose de un elemento barato de sustituir, es fácil ir probando hasta encontrar la que más nos satisfaga.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!