El dopaje virtual ya está aquí y Zwift es el primer afectado

Ignacio P. - 2019-09-17 16:05:00 - Entrenamiento Destacado

Los deportes electrónicos irrumpieron hace tiempo en nuestras vidas y hoy en día son todo un éxito de participantes, espectadores y en volumen de negocio. El ciclismo no quiso quedarse fuera y desde hace más o menos un año proliferan las competiciones de ciclismo virtual. Pero ¿se pueden hacer trampas en esta modalidad de ciclismo? Sí, el dopaje virtual ya está aquí.

El dopaje obligará a las competiciones de ciclismo virtual a perfeccionar sus controles

Hace algo más de un año que la UCI dejó entrever que podría organizar un Campeonato Mundial de ciclismo virtual y aunque no hemos tenido más noticias sobre él, esta modalidad ha seguido creciendo con torneos como el Movistar Virtual Cycling, el campeonato nacional organizado por la federación inglesa o la liga profesional organizada por Zwift.

Ante el auge del ciclismo virtual algunos aficionados comenzaron a preguntarse si sería fácil hacer trampas en este tipo de competiciones y ahora sabemos a ciencia cierta que sí. El consultor de seguridad cibernética Brad Dixon, dio una conferencia en agosto de este mismo año en la que explicaba cómo él mismo había conseguido trampear los datos que enviaba a Zwift para ser el más rápido en cualquier carrera.

Dixon forma parte de la empresa Carve Systems, encargada de sistemas de seguridad informática, y en su conferencia expuso de manera detallada cómo con una placa BEAGLEBONE Black, un sencillo hardware parecido a una Raspberry, y un mando de Xbox era capaz de ganar carreras mientras iba a la cocina a tomar una cerveza.

Según Dixon no es un problema de la plataforma Zwift pues no tuvo que "piratear" el programa, sino que se introdujo entre los sensores que recogen la información sobre el ciclista y Zwift.

Él mismo alega que este tipo de "dopaje virtual" pueden ser fácilmente detectable si el tramposo no está familiarizado con el ciclismo, pues hay valores que son imposibles en este deporte, como alcanzar velocidades muy altas en subida o tener una relación potencia/peso que no sea lógica. Aunque sobre esto apunta que hay quién puede estar engañando al programa diciendo que pesa 50 kg en lugar de 80 kg para poder aumentar luego su potencia virtual con las artimañas explicadas.

Dixon quiso aclarar en la misma conferencia que todas sus pruebas las realizo fuera de competiciones oficiales de Zwift e intentando que afectaran lo menos posibles al resto de participantes.

En cualquier caso parece que Zwift ya ha tomado buena nota de los experimentos de Brad Dixon y estaría desarrollando nuevos protocolos de seguridad.

Aquí podéis ver la conferencia al completo de Brad Dixon.

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!