Qué es el entrenamiento nutricional y por qué debes practicarlo

Nutrición 3 jun. 2021 11:06 Germán M. Porcel

El entrenamiento nutricional es, dicho de forma extremadamente sencilla, entrenar la alimentación durante el propio entrenamiento. Es mostrar el camino a tu cuerpo para que sepa soportar ingestas desproporcionadas o, al menos, de mucha mayor cantidad que a las que está acostumbrado, y hacerlo durante el entrenamiento.

Se plantean pues dos preguntas básicas. ¿Por qué ingerir tales cantidades de alimento? Y, ¿por qué obligarnos a hacerlo durante el entrenamiento? Pues ambas tienen respuesta y son la esencia precisamente del entrenamiento nutricional.

entrenamiento-nutricional/

El entrenamiento nutricional: por qué ingerir grandes cantidades de alimentos

Pues la respuesta a la primera pregunta es relativamente sencilla. Hablamos de entrenar la alimentación para pruebas extremas, de largas distancias y exigencia. En ellas, hay un factor fundamental: no dejar a tu organismo sin nutrientes. No es un mito, es un hecho.

entrenamiento-nutricional/

Para ello, es muy necesario enseñar a tu aparato digestivo a soportar grandes cantidades de carbohidratos y líquidos e incluso hacerlo en tomas muy puntuales. Y lo hacemos por varios motivos.

entrenamiento-nutricional/

El primero es que en este tipo de pruebas necesitas muchísima energía y de forma muy constante para seguir en pie. Por eso, en los avituallamientos, los pocos que haya, es necesario ingerir mucha cantidad que luego se vaya liberando. Por lo tanto, controlar el entrenamiento nutricional repercutirá en tu rendimiento durante la prueba.

Pero, además, es porque tu organismo no estará acostumbrado a ello. De hecho, normalmente en los entrenamientos en ciclismo no se come o se come una vez y poca cantidad. Obviamente, depende de la duración, pero es el término medio. Sin embargo, en estas pruebas necesitas comer mucha cantidad y relativamente rápido. Tu organismo no está acostumbrado a ello y esto puede provocar náuseas o incluso un corte de digestión, que es algo bastante peligroso.

entrenamiento-nutricional/

El entrenamiento nutricional: por qué ingerir todo esto durante el entrenamiento

Pues, definitivamente, el entrenamiento nutricional debes hacerlo durante el entrenamiento porque es el escenario más similar a una prueba que puedes encontrar.

En prueba no tienes margen de error: todo lo que no hayas entrenado te pasará factura. La mejor manera de evitarlo es habiendo habituado a tu cuerpo para ello. Y con el entrenamiento nutricional pasa lo mismo: debes planear tu entrenamiento nutricional en el tiempo, empezar con margen e ir poco a poco aplicándolo a tus entrenamientos con el objetivo de que en la prueba no te surja ningún inconveniente que no hayas ensayado.

entrenamiento-nutricional/

De nada sirve entrenar sin más, o controlar la nutrición sin más cuando la clave es el entrenamiento nutricional para pruebas de máxima exigencia. Ahí radica la importancia de entrenarlo.

Un ejemplo de entrenamiento nutricional

Si eres un ciclista que hasta el momento no ha controlado su entrenamiento nutricional y que incluso, durante estas rutas no suele comer o come muy poco, debes ir paso a paso. Por supuesto, debes acompañar todo esto de una buena nutrición fuera de la bici.

entrenamiento-nutricional/

En un resumen muy sintético, se trataría de ir del líquido al sólido y de bajas cantidades a altas cantidades. Es un esquema muy resumido.

Puedes empezar por tratar de beber medio litro de agua en cada salida media, de unas dos horas. Posteriormente, pasara a ese medio litro cada hora y media, y en una semana de cinco sesiones pasar al medio litro a la hora y acompañarlo de algún alimento de poca entidad: una barrita o un sobre de gel o glucosa.

entrenamiento-nutricional/

Poco a poco, al mes aproximadamente, deberás superar ese medio litro de líquido a la hora y haber planeado una ingesta sólida cada media hora, no sólo de geles y barritas, sino también de alimentos complementarios y totalmente sólidos, como una pieza de fruta o un pequeño sándwich. Más o menos a ese balance es al que tienes que llegar un mes antes de la competición: más de medio litro a la hora y 2 o 3 ingestas sólidas en esa hora, y habrás conseguido un entrenamiento nutricional completo, una base importante y un riesgo mínimo de sufrir cualquier problema de cara al duro reto al que te enfrentas.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!