Entrenar menos para conseguir más (o cómo lograr resultados si careces de tiempo libre)

Berto Gallego - 2017-10-29 17:00:00


El profesional lo tiene todo de cara. Alimentación, dedicación exclusiva, profesionales a su servicio, todo pensado para lograr que su rendimiento sea el más adecuado. El común de los mortales, sin embargo, formamos parte de la escena amateur. Y ahí no todo es tan bonito. Escarbar en nuestra agenda, entre trabajo, familia y demás compromisos, convierten en misión imposible dedicar a entrenar las horas que asegurarían elevar nuestro nivel a sus más altas cotas.

Ante esa situación, de difícil solución, lo que está en nuestra mano es asegurarnos de que cada pedalada, cada minuto de entrenamiento, tenga un efecto positivo sobre nuestra forma física. Hoy te contamos cómo conseguirlo.

  Entrenar

Entrenar menos para conseguir más

15 o 16 horas de entrenamiento semanales aseguran, o casi, que nuestro rendimiento irá en aumento. Sin embargo, si solo podemos dedicar a entrenar 6 u 8 horas cada siete días, el método empleado marcará la diferencia.

Y el método debe cimentarse sobre una clave, por encima de todas las demás: intensidad. Si nos es imposible dedicar a entrenar todo el tiempo que desearíamos, es decir, mejorar a base de densidad y volumen de nuestros entrenamientos, debemos poner todas nuestras fichas en la tercera casilla, la de la intensidad. Por tanto necesitaremos medirla con un potenciómetro para que  el desarrollo sea el deseado.

El rodillo, amigo ante la falta de tiempo

El entrenamiento en rodillo es una alternativa muy útil ante la falta de tiempo. Pese a que muchos prescinden de él por considerarlo aburrido, la realidad es que hay muchas maneras de amenizarlo, y nos garantiza optimizar el tiempo dedicado a entrenar.

Entrenar

La organización, clave a la hora de entrenar

Vale, tienes poco tiempo para entrenar, pero sí cuentas con un horario definido. Sabes, por tanto, qué días y a qué horas podrás pedalear. Aprovéchalo y elabora un plan de entrenamiento a largo plazo, marcando en rojo las marchas o carreras en las que quieras llegar en mejor condición. En él deberás priorizar las sesiones cortas, de hora u hora y media, a alta intensidad. Tres o cuatro a la semana, con una o dos de rodaje suave serán suficientes.

¿De verdad funciona?

Existen infinidad de estudios elaborados en los últimos años que apoyan esta tesis. Un ejemplo es el de Gibala y Col. (2006), que certificó que un grupo de ciclistas que realizó 6 sesiones de 30 minutos de entrenamiento a alta intensidad, incrementó su capacidad de oxigenación muscular en igual medida (un 10%) que otro que dedicó a ello 6 sesiones de 90 minutos a baja intensidad.

Entrenar

Cómo veis, es posible organizarse para entrenar en cualquier situación. La falta de tiempo no es excusa para lograr destapar todo nuestro potencial. Y es que, si bien no es la manera ideal de conseguirlo, entrenar a alta intensidad puede ser una alternativa válida a los métodos tradicionales.

También puede interesarte