Entrevista exclusiva a Annika Langvad

Berto Gallego - 2016-11-03 17:00:00

Annika Langvad (Dinamarca, marzo de 1984), es la actual campeona del mundo de Cross Country,tras conseguir la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de Nové Mesto (República Checa), y un ejemplo para los más jóvenes que compagina una carrera excepcional con sus estudios de odontología. A los 32 años vive el momento más dulce de su carrera, que ha experimentado una progresión lenta pero segura hasta alcanzar el olímpo del mountain bike mundial. La plata conseguida en el Campeonato del Mundo de 2015 fue el preludio de ello.

Con Annika Langvad hemos hablado de todo eso, de sus inicios, de los secretos de su éxito y sus sensaciones en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en los que no pudo poner la guinda a una excepcional temporada. Para nosotros ha sido un placer poder charlar con ella y contar en nuestra serie de entrevistas exclusivas con una de las mejores bikers de la actualidad.

Annika Langvad

¿Qué te resultó más difícil a la hora de comenzar a competir en el mountain bike?

Al principio no encontré ninguna dificultad. Rápidamente pasé de un nivel de principiante a encontrarme entre las mejores del mundo. Mi primera competición internacional fue en 2009, en 2010 gané la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Maratón y en 2011 me convertí en campeona del mundo de maratón, quedé en segundo lugar en la Copa Mundial Dalby Forrest y tercera en la Copa Mundial Windham. Así que pensé, para estar empezando esto va muy bien.

Por entonces seguía estudiando en la universidad y me las arreglé para compaginar ambas cosas, pero en el 2012 las cosas dieron un vuelco. Creo que todo el mundo se volvió más competitivo en el año olímpico , este año he tenido la misma sensación, y esa convivencia entre los estudios y el profesionalismo empezó a hacerse más difícil. Caí en una presión que no había experimentado antes, sufrí muchas lesiones...En ese momento no podía entender lo que me estaba pasando. Seguía trabajando igual de duro que siempre, en la universidad y en mi entrenamiento, pero los resultados dejaron de ser positivos. Eso fue muy frustrante y llegué a pensar en dejarlo.

Afortunadamente tengo buenas personas a mi alrededor, que piensan en mí, nos las arreglamos para revertir la situación, pero ha sido un proceso largo en el que he tenido que aceptar que tengo mis limitaciones.

¿Piensas que el ciclismo femenino tiene la misma repercusión en cuanto a público y patrocinadores que el masculino?

Creo que las cosas están cambiando, pero todavía existen diferencias de género. En MTB tenemos la suerte de obtener la misma exposición en las grandes carreras como la Copa del Mundo los Campeonatos Mundiales o la Cape Epic, sin embargo el dinero no siempre es siempre el mismo y creo que todavía hay una brecha entre los hombres y las mujeres a nivel salarial. Pero sí, pienso que las cosas están cambiando y que cada vez más la gente encuentra las carreras femeninas tan emocionante como las masculinas.

Tienes un amplio currículum a pesar del corto periodo de tiempo que lleva en la competición, sabes lo que es ganar tanto en XCO como XCM, ¿qué supuso para usted la victoria en la ABSA CAPE EPIC? 

La Cape Epic ha estado en mi programa los últimos tres años junto a Ariane Kleinhans. Realmente espero repetir, ya que se basa más en el trabajo en equipo, es diferente y lo disfruto. Ariane y yo tenemos una relación muy buena y trabajamos muy bien juntas. Aparte de eso, hacer la Cape Epic siempre ha sido una buena preparación para mi temporada de XCO. Todavía no estoy segura de sí estaré en el 2017 porque estoy terminando mis estudios para convertirme en dentista.

En España tenemos competiciones de alto nivel como Andalucía Bike Race o VOLCAT. ¿La veremos por aquí en los próximos años?

¡Por supuesto! En 2013 gané la categoría mixta en Andalucía Bike Race y me traje a casa un montón de aceite de oliva. Es una gran carrera y me gustaría hacerla de nuevo. No he hecho la VOLCAT, pero tengo bastante información del evento. No tengo planes específicos para hacer la temporada todavía, el calendario no está definido, pero no os sorprendáis si me veis en la línea de salida en uno de estas pruebas.

Annika Langvad

Montas en una Specialized S-Works, sabemos lo suficiente sobre la marca, pero ¿podrías darnos más detalles sobre ella, qué la hace especial?

Sí, tengo la suerte de tener muchas oportunidades en cuanto a la elección de bicicletas. Sin embargo, rara vez me verás sobre otra bici que no sea la S-Works. Funciona de maravilla, he pasado mucho tiempo con doble suspensión y realmente me siento confiada encima de la bici.

También podéis ver que mi compañero de equipo Jaroslav monta en su Epic casi siempre, es una cuestión de gustos y preferencias. Yo me siento más confiada sobre la S-Works, no creo que el peso haga esa gran diferencia en las carreras. Yo al menos creo que rindo mejor sobre una bicicleta en la que me siento cómoda al 100% que en otra más ligera pero que no me garantice ese confort.

Cuando empezaste a montar en bicicleta, ¿pensaste que podrías convertirte en campeona del mundo?

Para nada. La gente que me rodea me decía que podía llegar muy lejos y que todo dependería de lo dispuesta que estuviera a ir por ello. Actualmente tengo cuatro maillots arco iris y tres medallas de otros campeonatos del mundo. A veces no termino de creerme todo lo que he logrado, pero pese a ello sigo siendo una juez dura conmigo misma, siempre pienso que he podido hacerlo mejor.

Este año te has proclamado Campeona del Mundo XC en Nové Mesto. ¿Podría decirse que estás en el mejor momento deportivo de tu carrera?

¡Sin lugar a dudas! Y no sólo por la victoria en Nové Mesto. Este año me las arreglé para correr muy a gusto en muchas carreras, he tenido sensaciones increíbles, de manera más continuado que nunca, y además he podido ponerle la guinda con un par de grandes victorias.

¿Qué carrera o momento de carrera recuerdas como el peor? ¿Y el mejor?

No sé qué momento fue el peor. Pero seguramente todos esos momentos en los que te encuentras en el lugar opuesto al que he descrito anteriormente. Cuando trabajas duro y te esfuerzas por encontrar el ritmo pero las piernas no van. Es muy duro física y mentalmente.

En cuanto al mejor, ganar en Nové Mesto destaca entre todas las demás victorias. La gente estaba empezando a hablar de mí como una especialista en maratón y yo no lo entendía, pensaba que mis resultados y mis capacidades eran mejores en XCO. Así que vestir el maillot arco iris en XCO es algo realmente especial para mí.

Annika Langvad

Se podría decir que uno de los principales objetivos de 2016 era asistir a los Juegos Olímpicos, ¿cómo valoras tu actuación? ¿Esperabas hacer mejor resultado?

Salí decepcionada, creo que podría haber hecho mejor carrera. Pero simplemente no fue mi día. Mirando hacia atrás había estado corriendo fuerte desde marzo en la Cape Epic, es mucho tiempo, y eso me restó mucha energía. Pero es un año para mirarlo con buenos ojos y optimismo de cara al futuro, he logrado grandes resultados y victorias de las que carecía. Estoy muy contenta y satisfecha con mi temporada y creo que todavía puedo ser competitiva para Tokio 2020, además, ahora tengo mucha más experiencia en cómo prepararse para una carrera olímpica.

Cuando estás de descanso o incluso en periodo de pretemporada, ¿practicas otros deportes o te limitas a hacer el trabajo específico tanto de bicicleta como de gimnasio?

Hago varios deportes diferentes durante la pretemporada. Correr por el campo, subir las escaleras de los edificios altos en Copenhague y cosas parecidas. Cuando empieza la temporada o está bastante cerca del comienzo empiezo a pasar bastante tiempo sobre la bicicleta. Para el próximo año estoy buscando probar cosas diferentes y veremos a ver cómo van, pero en cualquier caso la mayoría del tiempo lo pasaré sobre la bici, como todos los bikers creo. A pesar de que los otros ejercicios son cada vez más comunes, todavía pienso que los ciclistas de élite pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en la bici.

Tras hacer un balance de la temporada 2016, ¿cómo valoras tu actuación? ¿Cuáles serán tus principales objetivos para la temporada 2017?

A estas alturas estoy comenzando a planear para 2017, no hay nada definido. Tengo un semestre completo en la universidad y ése será el mayor desafío. Mucha gente me pregunta por qué quiero hacerlo ahora que soy campeona del mundo, pues bien, primero porque es algo que comencé antes de entrar en MTB y quiero terminarlo, es un reto personal, y segundo porque aunque sea campeona del mundo llegará un momento que se acabe mi carrera de MTB, y al convertirme en dentista tengo una alternativa clara sobre qué hacer después. Será una primavera dura, pero después podré relajarme sabiendo que tengo un plan para el resto de mi vida.

Por lo demás, y a falta de definirlo todo, mi temporada no será muy diferente. Correré las Copas del Mundo y el Campeonato del Mundo. La planificación se está ejecutando lentamente en mi cabeza. Creo que la temporada que tuve este año sólo llega una o dos veces durante la carrera, pero no importa, espero con muchas ganas lucir el maillot del arco iris en 2017.

Annika Langvad

Muchas gracias Annika por brindarnos esta exclusiva entrevista, desde el equipo de Brújula Bike te deseamos mucha suerte en tu carrera.