Giro Italia 2016, toda la información

Berto Gallego - 2016-05-03 18:52:03 - Carretera

El próximo sábado 6 de mayo dará comienzo una nueva edición del Giro de Italia, la segunda gran vuelta por etapas en importancia y para muchos la preferida por delante del Tour de Francia. Lo hará en la localidad holandesa de Apeldoorn y finalizará en la capital del Piamonte, Turín, el día 29 de mayo. Para entonces los ciclistas habrán recorrido 3.384 kilómetros en 21 etapas, repartidos entre 3 contrarrolojes, 4 etapas de alta montaña, 7 de media montaña y otras siete teóricamente destinadas al sprint o a una fuga de actores secundarios.

Giro Italia 2016. Historia 

El diario italiano La Gazzetta dello Sport ha estado históricamente ligado a la organización de la prueba, de hecho el clásico color rosa del maillot de líder se debe a la publicación deportiva.

Desde 1909 la Corsa Rosa ha dejado algunos de los momentos más icónicos de la historia del ciclismo: Fausto Coppi venciendo y sentenciando el Giro de 1949 frente a su gran rival, Bartali, tras casi 200 kilómetros de escapada en solitario, la conversión de un joven Eddy Merckx en El Canibal -Giro de 1968- que dominaría con puño de hierro el ciclismo mundial durante la siguiente década o la humanización de Miguel Induráin a manos de un desconocido Marco Pantani. El Giro de Italia ha sido desde su creación un nido de gestas que engrandecen al ciclismo, y la edición de 2016 tiene todos los ingredientes para seguir ampliando la lista.

Giro Italia 2016

Giro Italia 2016. Recorrido.

La organización de la Corsa Rosa lleva años distanciándose de los recorridos modernos impulsados por la Vuelta a España y el Tour de Francia. Mientras las otras dos grandes vueltas apuestan por la reducción de los kilómetros contra el crono, las etapas cortas y la acumulación de dureza en la última ascensión, con final de etapa en ella, los italianos programaron en la edición de 2015 un recorrido clásico, con aroma a años 90: mucha montaña pero pocos finales en alto en comparación con las otras dos pruebas, extrema dureza en los puertos de paso -más que en los finales-, multitud de etapas de media montaña plagadas de cotas y una contrarreloj larga en la que los especialistas puedan marcar diferencias. El resultado fue un Giro de Italia apasionante, que dejó algunos de los grandes momentos de la temporada ciclista. Un espectáculo que superó por mucho al vivido en el Tour de Francia y la Vuelta a España. La respuesta, como es lógico, fue idear un Giro de Italia 2016 a imagen y semejanza de su predecesor.

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=Fid5vpdV9Is[/embed]

Giro Italia 2016. Recorrido, bloque 1.

etapa (viernes, 6 de mayo): Apeldoorn – Apeldoorn (CRI) (9,8 km) - perfil

etapa (sábado, 7 de mayo): Arnhem – Nijmegen (190 km) - perfil

etapa (domingo, 8 de mayo): Nijmegen – Arnhem (189 km) - perfil

Jornada de descanso (lunes, 9 de mayo)

etapa (martes, 10 de mayo): Catanzaro – Praia a Mare (191 km) - perfil

etapa (miércoles, 11 de mayo): Praia a Mare – Benevento (233 km) - perfil

etapa (jueves, 12 de mayo): Ponte – Roccaraso / Aremogna (165 km) - perfil

etapa (viernes, 13 de mayo): Sulmona – Foligno (210 km) - perfil

etapa (sábado, 14 de mayo): Foligno – Arezzo (169 km) - perfil

etapa (domingo, 15 de mayo): Radda in Chianti – Greve in Chianti (40,4 km) - perfil

La ronda italiana comienza este año en tierras holandesas, donde se disputarán las tres primeras etapas. La primera consistirá en una CRI totalmente llana, perfecta para especialistas. Tom Dumoulin y Fabian Cancellara parten como los dos grandes favoritos para vestirse de rosa tras su disputa, mientras que entre los candidatos a la general se establecerán las primeras diferencias. La segunda y la tercera, con los equipos de los sprinters al completo y conscientes de que el paso de la carrera irá mermando sus posibilidades, acabarán en volata salvo sorpresa. El principal atractivo de ambas jornadas será la posibilidad de abanicos, ante lo que los equipos deberán estar atentos para proteger a sus líderes.

Al día siguiente esta prevista la primera jornada de descanso por el traslado a Italia. El verdadero Giro arrancará el martes día 10, con una jornada que unirá los 190 kilómetros que separan Catanzaro y Praia a Mare. Será el primer perfil de media montaña de esta edición, con un final quebrado precedido de dos pequeños puertos -Bonifati y San Pietro- de unos 6 kilómetros al 6% cada uno. La quinta etapa, una de las más largas con 233 kilómetros, deparará probablemente un nuevo desenlace al sprint, ya que la parte final es llana lo que debería permitir controlar cualquier fuga.

La sexta jornada será la del primer final en alto. 4 puertos a superar en 165 kilómetros, entre los que destacan el primero -Bocca di Selva- y el último -Rocarosso-, ambos largos (17 kilómetros) y tendidos (6% y 4,5% de pendiente media respectivamente). La séptima etapa probablemente será la primera en la que triunfe una escapada. El trazado quebrado del inicio es proclive a ello, y la dureza precedente y por venir probablemente lleven al pelotón a tomarse con calma la persecución. En cualquier caso no hay que descartar una llegada masiva.

La guinda a este primer bloque de la competición serán las etapas octava y novena. En la octava espera al pelotón una de las clásicas sorpresas del Giro de Italia, 6,5 kilómetros de sterrato en el Alpe di Poti que finalizarán en la cima del mismo, situada a 17 kilómetros de meta. Un vertiginoso descenso les llevará ya muy cerca del final en Arezzo. La novena por su parte será la gran contrarreloj del recorrido, 40, 4 kilómetros de carretera relativamente quebrada, lo que amplía el espectro de favoritos más allá de los especialistas puros. Rigoberto Urán, por ejemplo, se adapta a la perfección al trazado propuesto.

Giro Italia 2016

Así se llegará al segundo día de descanso, tras unas primeras nueve jornadas en las que como es habitual en las grandes vueltas bien trazadas es imposible ganar el Giro pero muy posible perderlo o encarrilarlo. Serán unas etapas en las que Mikel Landa debería estar más a la defensiva que sus grandes rivales, que si quieren resistir su empuje en los días de alta montaña deberán sacar ventaja en estos escenarios proclives a encerronas. Perros viejos como Vincenzo Nibali y Alejandro Valverde, cuyas condiciones se adaptan muy bien a estas primeras etapas, estarán al acecho. Minimizar la pérdida en las dos contrarrelojes y evitar imprevistos el resto de días será el principal objetivo del ciclista vasco hasta la penúltima jornada de descanso.

Giro Italia 2016. Recorrido, bloque 2. 

10ª etapa (martes, 17 de mayo): Campi Bisenzio – Sestola (216 km) - perfil 11ª etapa (miércoles, 18 de mayo): Modena – Asolo (212 km) - perfil 12ª etapa (jueves, 19 de mayo): Noale – Bibione (168 km) - perfil 13ª etapa (viernes, 20 de mayo): Palmanova – Cividale del Friuli (161 km) - perfil 14ª etapa (sábado, 21 de mayo): Farra d´Alpago – Corvara Alta Badia (210 km) - perfil 15ª etapa (domingo, 22 de mayo): Castelrotto – Alpe di Siusi (CRI) (10,8 km) - perfil

Tras el descanso, se correrá una de las etapas de media montaña más espectaculares del recorrido. Un sube y baja constante, coronado por 20 kilómetros finales que dan para ver un gran espectáculo: subida a Pian del Falco, bajada y los 8 kilómetros iniciales de la subida a Sestola. Interesante perfil para buenos bajadores, como Vincenzo Nibali o Alejandro Valverde. La undécima etapa es llana, hasta unos últimos 15 kilómetros muy ardeneros. De nuevo Alejandro Valverde y Vincenzo Nibali, además del resto de clasicómanos, intentarán llevarse la etapa y rascar pequeñas diferencias a sus rivales.

La etapa número 12, completamente llana, será una de las últimas oportunidades de los velocistas, y es que a partir de entonces llegará para quedarse la montaña italiana. La décimo tercera etapa, que transitará muy cerca de la frontera con Eslovenia, entre Palmanova y Cividale del Friuli, es una de las más atractivas del Giro de Italia 2016. En ella se presentarán cuatro puertos inéditos en la ronda italiana: Matajur y Crai antes del primer paso por Cividale del Friuli, Cima Porzus (8 kilómetros al 9%) y Valle di Campeglio (6 kilómetros al 8,2%) antes del segundo. El último puerto de la jornada se coronará a poco menos de 15 kilómetros del final, la mayoría de ellos un descenso muy técnico que puede deparar uno de los grandes espectáculos de estas tres semanas.

La corsa rosa no dará descanso al pelotón gracias una jornada dolomítica de exigencia tremenda. 210 kilómetros entre Alpago y Corvara, en los que se superarán nada menos que 5.000 metros de desnivel. El Muro del Gato, con rampas de hasta el 19%, pondrá la puntilla ya cerca de meta a aquellos que consigan superar una maratoniana jornada sin descansos y con puertos muy duros, que podría romperse muy lejos de meta.

Giro Italia 2016

Antes del último día de descanso se disputará la tercera y última contrarreloj de la prueba, en este caso una cronoescalada. Constará de 1,8 kilómetros de aproximación en falso llano antes de afrontar la subida al Alpe di Siusi (9 kilómetros al 8,3%). Se trata de un puerto con la suficiente entidad como para abrir diferencias entre los favoritos, más con el desgaste acumulado en las jornadas previas. Sin embargo en ningún caso tendrá la importancia de la de 2014 en el Monte Grappa, donde Nairo Quintana asestó el golpe definitivo a sus rivales por la Maglia Rosa.

Giro Italia 2016. Recorrido, bloque 3. 

16ª etapa (martes, 24 de mayo): Bressanone – Andalo (133 km) - perfil 17ª etapa (miércoles, 25 de mayo): Molveno – Cassano d’ Adda (196 km) - perfil 18ª etapa (jueves, 26 de mayo): Muggiò – Pinerolo (234 km) - perfil 19ª etapa (viernes, 27 de mayo): Pinerolo – Risoul (161 km) -perfil 20ª etapa (sábado, 28 de mayo): Guillestre – Sant’ Anna di Vinadio (134 km) - perfil 21ª etapa (domingo, 29 de mayo): Cuneo – Torino (150 km) - perfil

El último bloque de la carrera será, a priori, decisivo. Pese a los múltiples escenarios en los que marcar diferencias que la organización ha programado para las dos primeras semanas de competición, las etapas previstas para la última harán posibles grandes vuelcos en la clasificación. La primera etapa de este bloque, con final en Andalo, no levanta en principio grandes expectativas. Su relativa dureza y el escaso kilometraje (133 kilómetros), unido a la exigencia de los días venideros hacen que el escenario más probable sea que los favoritos no se expongan y guarden fuerzas.

Las jornadas 17ª y 18ª tampoco deberían abrir distancia entre los favoritos. La primera, llana en gran parte de su recorrido, se decidirá entre los velocistas o algún grupo de escapados. La segunda, con llegada en Pinerolo, incluye el duro Muro de Pra Martino (4 kilómetros al 10 %) cerca de la linea de meta, pero los favoritos difícilmente se involucrarán en la lucha. Son, eso sí, dos jornadas de largo kilometraje (196 y 234 kilómetros), lo que a ésta altura de la competición hará mella en las piernas de los corredores.

Las dos últimas opciones para los candidatos a la victoria final se darán en las etapas 19ª y 20ª, dos de las grandes citas de la carrera. En la primera deberán superar un coloso como el Colle dell'Angelo, 1500 metros de desnivel coronados a 2.800 metros de altura. Si se asciende a buen ritmo seguro que la subida final a Risoul sacará a relucir las debilidades de todos. Por último una jornada corta (134 kilómetros), pero de dureza extrema, en la que se ascenderán nada menos que tres puertos  de unos 20 kilómetros al 6-7% de pendiente media: el Col de Vars, el Col de la Bonnette y el Colle della Lombarda. Sin embargo, la elevada altitud de los puertos de estas dos jornadas hacen posible la suspensión total o supresión de parte de su trazado en caso de mal tiempo, por lo que los favoritos deberían tratar de hacer los deberes con anterioridad.

Solo quedará tras las etapas alpinas la última jornada con final en Turín, tradicional homenaje al vencedor y favorable para los velocistas.

Giro Italia 2016

Se trata en definitiva de un recorrido variado, que dará opciones a ciclistas de todo corte y que respeta el espíritu tradicional del Giro de Italia: la extrema dureza de sus jornadas montañosas. Posiblemente los grandes escaladores partirán en desventaja tras el segundo día de descanso, y entonces se encontrarán con mucho terreno en el que hacer daño y recorridos ideales para romper la carrera desde lejos de meta. Un terreno perfecto para vivir un espectáculo a la altura de la cita.

Giro Italia 2016. Favoritos

Tres nombres se imponen al resto: Mikel Landa, Vincenzo Nibali y Alejandro Valverde. El vasco se presenta como el hombre a batir por sus rivales en su primera gran vuelta como líder del Team Sky. Y es que Landani fue para muchos el ciclista más fuerte del pasado Giro de Italia, en el que solo las órdenes de equipo le impidieron pelear por la victoria con Alberto Contador. Además el recorrido se adapta a sus condiciones por lo que de colmar las expectativas generadas en 2015 será elciclista más fuerte cuando la carretera se empine.

Nibali será su gran rival, un corredor todo terreno que ya fue capaz en su día de llevarse la Maglia Rosa a casa. Sin embargo desde el Tour de 2014 -el de su victoria- no vemos a un Vincenzo al 100%. Ha preparado esta carrera con mimo y trae consigo la mejor batería de gregarios, por lo que en caso de no rendir al nivel esperado podría ser síntoma del ocaso de uno de los grandes ciclistas de la última década.

Giro Italia 2016

El caso de Alejandro Valverde es más impredecible. Nunca ha corrido el Giro por lo que su adaptación al clima y a las jornadas de alta montaña presenta ciertas dudas, sin embargo con la edad parece haber logrado una mayor resistencia y regularidad en esos terrenos, certificada con su tercera plaza del pasado Tour de Francia, lo que hace a sus seguidores afrontar la carrera con optimismo. El podio final, alguna victoria de etapa y vestir la Maglia en una primera semana hecha a su medida serán objetivos apetitosos para el murciano.

Giro Italia 2016. Alternativas

Las tres principales alternativas a los grandes favoritos serán Rigoberto Urán, Rafal Majka e Ilnur Zakarin. El colombiano es ya un clásico de la ronda italiana, a cuyo podio ha subido en alguna ocasión. Un ciclista de rendimiento regular, que ha demostrado adaptarse a las condiciones del Giro, conoce sus carreteras y a buen seguro estará al acecho para aprovechar el desvanecimiento de los grandes candidatos.

Majka por su parte afronta el liderato del Tinkoff-Saxo debido a la ausencia de Alberto Contador, que ha decidido centrar su preparación en el Tour de Francia. El polaco deberá mostrarse más ofensivo que en otras ocasiones si quiere confirmar las expectativas generadas por algunas actuaciones aisladas, que le acreditan como un excelente escalador.

El ruso Ilnur Zakarin es una incógnita en las grandes vueltas. Su gran rendimiento en Romandia y París-Niza confirmó lo que el año pasado empezó a mostrar. Sin embargo la exigencia a 3 semanas es mucho más elevada, por lo que el ruso se encuentra ante el reto de demostrar su capacidad de rendir prolongadamente en una cita así. Si lo hace, estará en la lucha de la clasificación general.

Giro Italia 2016. Outsiders

Por último estará el grupo de ciclistas con poco que perder, llamados a volar por los aires las ideas preconcebidas de los favoritos. El talentoso Esteban Chaves y el vueltómano contrarrelojista -esa especie en extinción- Tom Dumoulin, revelaciones de la pasada Vuelta a España, buscarán confirmar sus candidaturas en un recorrido mucho más propicio para el joven colombiano. Otros outsiders serán Domenico Pozzovivo, habitual del top ten, Ryder Hesjedal, ganador en 2012 o Steven Kruijswijk, uno de los animadores de la edición de 2015.

Greipel, Démare, Kittel, Nizzolo, Modolo o Viviani conforman una nómina de velocistas del más alto nivel, mientras que el suizo Fabian Cancellara buscará la Maglia Rosa en la contrarreloj inicial. PD: La carrera se podrá seguir todos los días por Teledeporte y Eurosport 1.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!