Guía de supervivencia para ir a ver el Tour a los Pirineos

Carretera 5 jul. 2022 16:07 Sergio P.

Aprovechando que julio es un mes de vacaciones no son pocos los que deciden acercarse a los Pirineos a vibrar con el paso del Tour de Francia.

Consejos para disfrutar de un día a pie de cuneta en el Tour de Francia

No cabe duda de que el Tour de Francia es uno de los eventos deportivos más importantes del mundo y que, año tras año, atrae a las masas deseosas de disfrutar del mejor ciclismo y ver a los corredores más punteros pelear sobre las carreteras francesas en su momento de forma óptimo.

La cercanía de los Pirineos hace que muchos se animen a viajar hasta los puertos franceses para vivir en primera persona todo lo que rodea al Tour de Francia y ver a sus ídolos de cerca aunque sólo sea unos segundos.

Si nunca habéis ido a ver una etapa del Tour de Francia a pie de carretera, cualquier cosa que os cuenten seguramente se va a quedar corta. La cantidad ingente de personas que acuden a ver la carrera no tiene nada que ver con ninguna otra prueba a la que hayáis podido acudir. Esto supone que toda la logística y los desplazamientos se compliquen sobremanera.

Para facilitaros las cosas, hemos preparado varios consejos útiles que os ayudarán a pasar una jornada fantástica en el Tour de Francia.

Cómo llegar

Quienes vivan cerca de los Pirineos no suelen tener problemas para ir y venir en el día, aunque ello implica una jornada larga que comenzará con un importante madrugón.

Dependiendo desde donde viajemos, puede ser más interesante que cruzar directamente los Pirineos por alguno de los puertos que los jalonan el buscar los pasos de La Jonquera en Cataluña o Irún en País Vasco para, desde ahí, llegar utilizando las autopistas A64 si venimos del oeste o A61 desde el este para llegar a la zona donde se dispute la etapa. El rodeo en kilómetros es mayor pero, a cambio, nos libramos de las infames carreteras secundarias francesas en la medida de lo posible.

Eso sí, si optáis por esta opción, preparad la tarjeta para el montón de peajes por los que toca pasar.

Si disponemos de varios días y el tiempo no es un factor, os recomendamos atravesar los Pirineos y disfrutar del fantástico entorno que nos ofrece la cordillera.

Cómo dormir

Como os indicábamos al principio, las zonas por las que transita el Tour de Francia reciben una avalancha de gente desde los días previos al paso de la etapa. Es por ello que resulte complicado, además de por ser el mes de vacaciones por antonomasia en Francia, encontrar alojamiento en los pueblos cercanos al paso por la carrera.

Una buena opción es recurrir a una furgoneta tipo camper que se puede alquilar por unos días y nos dará completa libertad para movernos y que nos permitirá establecer nuestro campo base en las proximidades del recorrido

Otra opción muy socorrida es simplemente utilizar una tienda de campaña que podremos colocar junto al coche, aunque no resulte la opción más cómoda. Cuando pasa el Tour de Francia por los puertos las cunetas quedan invadidas por coches, autocaravanas y furgonetas, por lo que esos días no tendremos ningún problema para montar una tienda junto a la carretera.

Cómo movernos

Desplazarse por los puertos y las carreteras por donde transcurre la etapa supone una auténtica odisea, al igual que salir de la zona tras el paso de la carrera.

Es por ello que la mejor forma de moverse si vamos a ver una etapa del Tour de Francia sea nuestra propia bici, de forma que podemos aparcar en un pueblo más o menos cercano sin los problemas para acceder a los puertos que se suelen cerrar al tráfico la noche anterior al paso de la etapa.

Eso sí, no olvidéis una mochila, o unas bolsas de bikepacking para poder llevar con vosotros comida para el día, algo de ropa ya que el tiempo puede cambiar muy rápido en la montaña y, totalmente recomendable, unas zapatillas cómodas y que permitan caminar para no tener que pasar todo el día con el calzado de ciclismo.

Este último punto es también importante ya que, en algunos momentos, sobre todo en las zonas de mayor aglomeración como los finales de etapa, los gendarmes suelen prohibir el paso incluso en bicicleta por lo que muchas veces nos toca recurrir a buscar el camino hacia el punto donde deseamos ver la etapa campo a través.

Si además de ver la etapa queréis hacer una pequeña ruta en bici por la zona, tened en cuenta que las carreteras se cierran varias horas antes del paso de la etapa, incluso para las bicis, por lo que podemos encontrarnos el caso de vernos bloqueados sin poder llegar a donde teníamos previsto ver el paso.

Por ello, si vais a montar en bici además de ver el paso del Tour de Francia es preferible que madruguéis para evitar problemas.

Si no llevamos bici, la mejor opción para ver la etapa es tratar de ir el día anterior y aparcar el coche donde queramos ver la etapa ya que acceder desde los pueblos cercanos si vamos el mismo día nos puede suponer una importante caminata.

Esta opción de hacer campo base en la cuneta nos permitirá, por otra parte, disfrutar del ambiente que se vive en torno al Tour de Francia, con gente venida de todo el mundo sólo para ver pasar la prueba.

Un último consejo es que os arméis de paciencia. Hay mucha, muchísima gente. Vais a tener que soportar atascos que ni yendo a trabajar cualquier mañana en la ciudad, es posible que no consigáis llegar a ver la etapa donde teníais pensado, tratad de ser flexibles. Con todas estas premisas, seguro que disfrutaréis de una jornada difícil de olvidar.

¿Habéis elegido ya qué etapa de los Pirineos vais a ir a ver o estaréis en todas?

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!