Hirt prolonga el idilio de Intermarché con el Giro. Almeida resiste.

Hirt prolonga el idilio de Intermarché con el Giro. Almeida resiste.

Carretera 24 may. 2022 17:36 Sergio P.

La durísima etapa con final en Aprica no consigue marcar diferencias entre los favoritos a la general y deja todas las opciones abiertas para lo que resta de esta última semana del Giro de Italia.

Fuegos de artificio en los Alpes

Sabor agridulce el que nos deja la durísima etapa que daba el pistoletazo de salida a última semana de la corsa rosa con un cuarteto de favoritos en el que los tres mejores escaladores: Carapaz, Hindley y Landa no consiguieron, un día más, distanciar al mejor contrarrelojista: Almeida. Con una fuga de muchos quilates en la que fue protagonista Alejandro Valverde y un Intermarché-Wanty-Gobert que vuelve a triunfar en el Giro pese a perder a Girmay, el que era su máximo exponente

Segundo gran asalto para los hombres de la general en este Giro de Italia con la llegada a Aprica, un nombre que nos evoca grandes gestas y que, a menudo, se encuentra asociado al temible Mortirolo. No se subía sin embargo el durísimo puerto por su vertiente habitual de Mazzo de Valtelina sino por su cara este, bastante más amable pero, aun así, un señor puerto.

Sólo sería una pequeña parte de un menú de una etapa que comenzaba con intensidad tras la jornada de descanso con un primer ataque protagonizado por Mathieu Van der Poel. Pronto se formó un grupo que llegaba a alcanzar los 50’’ de diferencia en el que se filtraban, además del neerlandes, corredores como Mark Cavendish o Thomas de Gendt.

No obstante, los ataques no pararon en el pelotón, lo que hizo que ese tempranero corte sucumbiera antes de las primeras rampas de Goletto di Candino con la llegada de más corredores por detrás. Con la llegada del puerto, la fuga se selecciona en lo que sería el corte definitivo con nombres de la categoría de Simon Yates, Guillaume Martin, Alejandro Valverde, Giulio Ciccone, Wout Poels Wilco Kelderman, Lennard Kamna o Koen Bouwman.

Se llega a la cima del Goletto di Candino con un Ciccone esprintando duro para imponerse a Bouwman y apretar la clasificación de la montaña mientras que la diferencia con el pelotón rondaba los 3 minutos con un INEOS Grenadiers llevando la carrera al ritmo que más les gustaba.

Larga bajada y un prolongado trecho llano que conducirían a la carrera hasta el pie del mítico Mortirolo. En la fuga se hace el típico corte tonto que nadie quiere cerrar y provoca que se forme un grupo delantero en el que entran Valverde, Bouwman, Arensman, Kamna, Rota, Hamilton, Poels y Cataldo. Poco a poco van ganando distancia hasta llegar al comienzo de la ascensión con cerca de un minuto de diferencia.

El inicio del Mortirolo coincide con el ataque desde el segundo grupo de Ciccone buscando sumar más puntos en la cima, movimiento que provoca la desintegración del grupo trasero. Junto a él se van Hirt y Hugh Carthy que consiguen recortar la diferencia con la cabeza aunque a Ciccone le fallan las fuerzas apenas a una centena de metros para enlazar.

Bouwman no desaprovecha la ocasión que le brinda la ausencia del italiano de Trek-Segafredo y corona primero el Mortirolo afianzando la maglia azzurra sobre sus espaldas. Mientras tanto, en el pelotón se producía un cambio de dinámica con la entrada de Astana en bloque que provoca una importante selección que deja menos de 20 corredores en el grupo cuando este alcanza la cima. Un movimiento al que da continuidad Nibali forzando el ritmo en la bajada aunque encuentra respuesta por parte de otro gran bajador como es el propio Carapaz.

Con la carrera completamente rota la etapa descendía por el valle de Valtelina a la búsqueda de la siguiente dificultad: Teglio, no puntuable pese a ser un puerto corto pero realmente duro. La fuga continúa desgranándose con un Alejandro Valverde que mostraba su mejor cara y un Koen Bouwman que da por bueno el botín de puntos logrado y dice basta por hoy.

Detrás, a punto de coronar, es Bahrain Victorious quien pasa a la acción tensando el ritmo de cara a la rápida bajada de Teglio y el comienzo, sin un metro de transición, del coco de la jornada. El Valico de Santa Cristina, un puerto que no tiene el nombre de otros colosos de la ronda italiana pero que muchos, asociamos a aquella mítica etapa de 1994 en la que Indurain luchó a brazo partido frente a un, a la postre vencedor del Giro, Yevgueni Berzin y a un colosal Marco Pantani que haría hincar la rodilla al navarro en la subida a este durísimo puerto.

Se inicia el puerto con el ataque de Kamna en la fuga que rápidamente adquiere 50 segundos. Viéndose sin opciones Poels se descuelga para sumarse al tren de Bahrain que ha arrancado el puerto con intensidad, dejando claras las intenciones de Mikel Landa. Un ritmo que pronto empieza a pasar factura descolgando a Juampe López, Pozzovivo y a Porte.

Sin embargo, el trabajo de Bahrain se ve interrumpido por un enganchón entre Pello Bilbao y Mikel Landa que acaba con el primero en el suelo. Aunque consigue entrar, lo hace fuera de punto por lo que el ataque de Landa se precipita.

Una ofensiva que, al igual que vimos en el Blockhauss es respondida con facilidad por Carapaz con Jay Hindley a su vera mientras Joao Almeida estira la goma hasta unas decenas de metros sin que la buena sintonía entre los tres de delante consiga romperla.

Mientra, la fuga sigue desintegrándose con el ataque primero de Arensman y, después, de Jan Hirt que se unen en la caza de Kamna mientras Valverde se limita a subir a su ritmo. Poco antes de coronar acabarían atrapando a Kamna y pese a que Arensman trataría de hacer un ataque victorioso, es respondido por un enorme Hirt que se lanzó hacia la meta de Aprica para lograr el segundo triunfo de Intermarché-Wanty-Gobert tras el logrado en la 10ª etapa por Biniam Girmay.

En el grupo de Hindley, Carapaz y Landa el entendimiento es perfecto, pero no consiguen distanciar a un sólido Almeida que corona apenas a 16 segundos del trío convertido en cuarteto con la presencia de un Alejandro Valverde que, a pesar de toda la jornada en fuga, aún tuvo fuerzas para sufrir a rueda de los favoritos.

Queda por tanto todo en el aire de cara a la general entre el cuartero de máximos candidatos a alzarse con la victoria en Verona y, pese a que Almeida se dejó 14 segundos, sus opciones ganan enteros sabiéndose el mejor contrarrelojista de cara a la última etapa.

buscando

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!