Probamos y comparamos las jaulas sobredimensionadas de Kogel y CeramicSpeed

Componentes Bicicleta 10 nov. 2021 19:11 Manuel

Hoy traemos una de esas pruebas de componentes ultra-exclusivos que solemos ver en las bicis de los profesionales. Se trata de las famosas cajas de poleas traseras sobredimensionadas. Componentes de lujo por su alto precio y que vamos evaluar para tratar de valorar sus ventajas.
Hemos tenido la oportunidad de probar a fondo los modelos de las marcas líderes del sector: la Kogel Kolossos y la CeramicSpeed OSPW System.

Poleas sobredimensionadas y rodamientos cerámicos: puntos clave

Cuando empezamos a ver, sobre todo en las bicis del pelotón profesional, estas llamativas cajas de poleas, muchos nos preguntamos qué tenían que ofrecer respecto a los sistemas de serie en los grupos de alta gama. Y la respuesta fue que buscan es reducir el rozamiento de varias maneras. Por un lado mediante la utilización de rodamientos cerámicos de la más alta calidad. No en vano las marcas que hoy nos ocupan están totalmente especializadas en la fabricación de estos rodamientos, y los fabrican para cualquier parte de la bici, incluyendo sus propios cartuchos de pedalier cerámicos por ejemplo.

Y por otro lado, buscan minimizar el rozamiento son las propias poleas sobredimensionadas, sobre todo con la inferior. Con ellas, cada eslabón de la cadena tiene un giro menos cerrado y al mismo tiempo, el propio rodamiento de la polea gira más despacio a una misma cadencia respecto a una polea tradicional.

Muchos se preguntaran si es real esta reducción del rozamiento, y la respuesta es “rotundamente sí”. Lo notamos inmediatamente al montar el sistema y comprobamos el funcionamiento con la bici en el potro. El efecto más llamativo es que cuando dejamos de aplicar fuerza en las bielas con la mano, estas siguen girando durante cierto tiempo sin nuestra intervención. Esto con las poleas de serie no sucede y  las bielas se paran casi al momento.

Si el resto de rodamientos de la bici son cerámicos de similar calidad, el efecto se multiplica..

Con esta sencilla prueba nos queda claro que la reducción del rozamiento es real, pero la siguiente duda es si lo notaremos en marcha. Y eso ya es algo más difícil de percibir. CeramicSpeed afirma que la reducción es de al menos 2,4 vatios, y notar eso cuando un ciclista puede desarrollar, según su condición, varios cientos de ellos pues no es fácil.

En cualquier caso, estos productos entran en lo que se viene denominando “ganancias marginales”, tan popularizadas en los últimos años por el equipo Sky, que ha sabido sacar rendimiento a la suma de estas pequeñas ventajas puestas en conjunto.

CeramicSpeed OSPW System

Con esta denominación se refiere CeramicSpeed a su caja de poleas sobredimensionadas. Hay muchísimas versiones compatibles con la mayoría de cambios tanto de carretera como de montaña. Además, hay versiones con las poleas de titanio impresas en 3D a unos precios que realmente quitan el hipo.

Nosotros hemos hecho nuestras pruebas con una bici equipada con grupo Ultegra Di2, por tanto hemos utilizado la patilla compatible. Este modelo dispone de una polea superior de 13 dientes y una enorme polea inferior de 19 dientes. La patilla probada era la versión “coated”, con un tratamiento especial en las pistas de los rodamientos que según la marca mejora la suavidad y están más protegidos frente a la corrosión por lo que, en esta versión, ofrecen garantía de por vida.

Con la patilla en las manos nos llama la atención el finísimo giro de sus roldanas y la ligereza en relación a su tamaño, todo ello gracias a su construcción en carbono y sus poleas de aluminio aligeradas.

Los rodamientos cerámicos tienen un pequeño movimiento lateral que, teniendo en cuenta la calidad del producto, suponemos es intencionado, probablemente para una mejor adaptación a las diferentes posiciones de la cadena. También sus dientes, comparados con los de la patilla Kogel Kolossos, son más bien cortos, sobre todo en la polea inferior.

El desmontaje de la caja original y montaje de esta en el cambio Ultegra Di2 es muy sencillo. Tan solo hay que desmontar la pieza que hace de tope final en la patilla, para que esta siga girando hasta perder fuerza el muelle. A continuación se saca un pasador y sale la patilla con el muelle.

El montaje de la CeramicSpeed OSPW es justo a la inversa, una vez que hayamos pasado el muelle de una patilla a la otra, para el anclaje de dicho muelle hay varios puntos para poder variar su dureza. La única diferencia al montar la patilla es que en lugar de tope desmontable tiene uno fijo en forma de rampa, de modo que poniéndola en su lugar y llevándola al sitio para que el muelle coja tensión se coloca fácilmente para poder poner el pasador y queda fijo.

En cuestión de peso no se aligera nada con este sistema, la patilla CeramicSpeed nos ha pesado 78 gramos, y el cambio pasó a pesar 5g más. Además, a la hora del montaje nos pidió añadir 4 eslabones más a la cadena, con lo cual el peso aumenta hasta los 13 o 14 gramos. Una cifra despreciable pero que a los “weight weenies” les gustará saber.

Una vez en marcha con la patilla CeramicSpeed OSPW nos damos cuenta de que la extraordinaria precisión del cambio Shimano Ultegra Di2 no se ve mermada en absoluto. Los cambios son igual de efectivos e instantáneos que con la patilla original.

Lo que sí percibimos es que el nivel de ruido de la transmisión disminuye ligeramente. Ya de por sí la transmisión Shimano es muy silenciosa, pero en ciertas combinaciones con la cadena cruzada si emite cierto ruido que se ve claramente atenuado si usamos la caja de poleas CeramicSpeed OSPW. Esto nos llamó la atención ya que a priori una polea de aluminio es más ruidosa teóricamente que las originales, pero la calidad de este producto hace que ocurra lo contrario.

Kogel Kolossos

La compañía americana Kogel, también especializada en rodamientos de altísima calidad, apuesta por una fabricación en aluminio mediante CNC. Ellos afirman que con esta construcción su caja gana rigidez respecto a una caja original de poleas estándar. De hecho, afirman que es el doble de rígida que la caja original y el triple que su principal competidor en este tipo de sistemas.

En el caso de la Kogel Kolossos tenemos una polea superior de 12 dientes y la inferior de 19. Y el aspecto que ofrece es de absoluta robustez y sus mecanizados, tanto de la caja como de las poleas, son una maravilla. En este caso las poleas tienen sus dientes más largos para una mejor retención de la cadena y no tienen el más mínimo juego lateral, eso sí, el giro de estas es exquisito.

La Kogel Kolossos se ofrece en diferentes colores y, además, hay una versión custom en la que es posible configurarla con diferentes colores en cada una de sus piezas. Todo es configurable, desde cada parte de la patilla hasta el último tornillo, de modo que puedes tener la estética que tú elijas.

El montaje de la Kogel Kolossos es, al igual que su rival en esta comparativa, sencillísimo. En este caso sí tiene el tope de fin del movimiento desmontable, al igual que la patilla original de Shimano. La Kogel Kolossos dispone de 3 orificios para anclar el muelle, de manera que podemos variar su dureza. Esta es una característica que puede venir bien para usar en una bici de Gravel o si circulamos por carreteras muy accidentadas.

En cuanto al peso, a pesar de su robusta construcción en aluminio, la patilla pesó 83 gramos, así que el cambio Ultegra Di2 engordó 11 gramos con el cambio de caja, y además tuvimos que añadir dos eslabones a la cadena, con lo cual el aumento de peso es de unos 15 gramos en total.

Cuando nos pusimos en movimiento pudimos comprobar que, al igual que con la CeramicSpeed, la precisión del cambio sigue siendo perfecta.
Ya hemos comentado que notar en marcha la ligerísima reducción de fricción es prácticamente imposible y sería algo mas relacionado con la sugestión que otra cosa.

Pero en este caso la ausencia de ruido es más que evidente. Tan solo hay un ligero sonido metálico en posiciones forzadas de la cadena con plato grande y el piñón más grande, y ligeramente en el segundo, al entrar la cadena con cierto ángulo en la polea. Seguramente esto se debe al dentado más pronunciado y la ausencia de la más mínima holgura en sus rodamientos. De todas formas, en el resto de combinaciones en las que no cruzamos en exceso la cadena, con la Kogel Kolossos tenemos la transmisión más silenciosa posible.

CeramicSpeed OSPW vs Kogel Kolosos: conclusiones finales

Tras haber probado las dos y llevando meses rodando con ellas, hemos podido sacar varias conclusiones. La primera de ellas es si necesitas o no una de estas jaulas sobredimensionadas y aquí seremos claros. El ahorro de watios es real, pero quizás sea demasiado bajo si tan solo sales un par de veces en semana y no haces rutas muy largas. En cualquier caso hay otro factor más importante aún en cuanto a rendimiento; el psicológico. Con una de estas jaulas, comprobarás a simple vista que la cadena rueda mejor y eso provoca que en cuanto te subes a la bici la sensación de ligereza en el pedaleo sea patente. Algo que sin duda te ayudará.

Si entramos en el apartado estético, aquí podríamos decir que reside todo el potencial de estas cajas de poleas. Con una de ellas instalada en el cambio trasero, cualquier bicicleta cambia su perfil estético y eso es importante a los que nos gustan las bicicletas. 

Sobre si elegir la CeramicSpeed OSPW o la Kogel Kolosos, el dilema es bastante subjetivo y puede llegar a reducirse al precio y estética, ya que en prestaciones están muy igualadas.

La Kogel Kolosos es más rígida gracias a la jaula fabricada en aleación, es unos 150€ más barata y su política de garantía ofrece gran tranquilidad ya que si hay algún problema te la cambian sin preguntar durante el primer año. Además, Kogel tiene una gran selección de colores que pueden encajar mejor con tu bici.

Por su parte, la CeramicSpeed OSPW es 4 gramos más ligera y está fabricada en carbono con lo que sin duda ganará a los amantes de este material. 

Como os adelantábamos, estamos ante dos componentes exclusivos entre los que no hay diferencias de rendimiento, así que en este aspecto podéis estar tranquilos a la hora de elegir uno u otro y centraros en factores más mundanos como el precio, la apariencia, disponibilidad,  etc. 

CeramicSpeed OSPW System for Shimano 9100/9150 and 8000/8050 SS (Coated)

  • Fabricada en carbono
  • Poleas 13-19
  • Dientes más cortos
  • Peso 78 g
  • Garantía variable (ojo a la letra pequeña)
  • Precio: 549€

Kogel Kolossos, Shimano Oversized Derailleur Cage - Dura Ace R9100 and Ultegra R8000

  • Construida en aluminio
  • Más rígida
  • Poleas 12-19
  • Dientes más largos
  • Peso 83 g
  • Garantía de 2 años (el primer año cambian sin prengutas) y el único fabricante con garantía anti-corrosión
  • Diponible en varios colores
  • Precio: 399€

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!