Cómo salir en bici de un infierno

Ignacio P. - 2019-08-16 07:24:00 - Mountain Bike

En 2016, Jenny Rissveds se proclamó Campeona del Mundo XCO Sub-23 y ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río. Pero un año más tarde toda su vida dio un giro brutal y acabó en una espiral negativa de la que no veía manera de salir. En sus propias palabras: "no quería seguir viviendo".

Hace solo unos días, Jenny Rissveds ganaba de nuevo, esta vez fue la Copa del Mundo XCO de Lenzerheide y ha supuesto una de las grandes victorias de esta temporada para todos los que amamos este deporte.

Jenny Rissveds y su historia de superación

Ahora nos sorprendemos de la polivalencia de Mathieu Van der Poel y su capacidad de ganar en varias modalidades a la vez, pero lo cierto es que Jenny Rissveds también es una de esas ciclistas capaces de ganar en carretera y MTB. En su etapa Junior, Rissveds compitió con varias victorias en carretera y en mountain bike, en modalidades tan distintas como DH, Eliminator o XC.

Como ya hemos recordado, en 2016 Rissveds llegó a lo más alto de su carrera deportiva ganando el Mundial XCO Sub-23, una Copa del Mundo Élite y los JJ.OO. Todo apuntaba a que iba hacer historia en este deporte.

Pero en 2017 su carrera ascendente se frenó en seco con la pérdida de dos familiares cercanos. A sus dificultades para superar esta situación se le sumó un amargo episodio entre su equipo, Scott SRAM, y su federación de ciclismo en el que la sueca no pudo disputar el mundial de ese año por problemas entre los patrocinadores de unos y otros.

Todo esto hizo que Rissveds decidiera en 2017 poner punto y final a su relación con el equipo Scott SRAM y un año más tarde, en 2018, apartarse del mountain bike para centrarse plenamente en su recuperación.

A los que se encuentren en una situación parecida a la mía: ¡Nunca os rindáis!

Todos sus problemas acabaron provocandole una profunda depresión unida a transtornos alimenticios graves. A pesar de todo, tuvo oportunidad de competir en el campeonato sueco de XCO y conseguir la victoria.

En 2019, Jenny Rissveds anunció que volvería a la competición de la mano de su propio equipo, el Team 31, y que lo haría sin ninguna presión y con el único objetivo de volver a disfrutar de este deporte. Pero el talento de esta sueca de 25 años sigue intacto y se ha ido abriendo paso a lo largo de esta temporada.

En Albstadt, la 1ª prueba de Copa del Mundo, viajó para tomar la salida pero finalemente no pudo por enfermedad. En Nove Mesto acabó la 33, en Vallnord fue 5ª, en Les Gets 9ª, en Val di Sole 3ª y en Lenzerheide entró primera. Una temporada perfecta en la que Rissveds ha firmado un regreso brillante.

Tras ganar en Lenzerheide Jenny Rissveds declaraba: "Los últimos dos años han sido extremadamente difíciles para mí pero esta victoria puede servir de mensaje a los que se encuentren en una situación parecida a la mía ¡Nunca os rindáis!"

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!