El plan de Bianchi para fabricar bicicletas de carbono en Italia ya está en marcha

Carretera 13 dic. 2021 10:12 Ignacio P.

Ya conocíamos las intenciones de Bianchi de relocalizar su producción de bicicletas de carbono, actualmente en Asia como la gran mayoría del mercado, para traerla de nuevo a Italia. El pasado jueves, Fabrizio Scalzotto, CEO de Bianchi, anunció que la construcción de la nueva fábrica ya está en marcha y podría ser el primer paso de un gran cambio en el sector.

La nueva fábrica de Bianchi ya está en marcha

La pandemia provocada por el Covid-19 ha dejado patentes los problemas de tener deslocalizada la producción a nivel global. Casi todas las marcas ciclistas dependen de países asiáticos para su producción de modelos de carbono, y las restricciones y el encarecimiento del transporte han provocado importantes cuellos de botella que se han traducido en roturas de stock y subidas de precios.

Aunque parezca que la solución sería traer de vuelta las fábricas a su lugar de origen, lo cierto es que la brecha tecnológica en materia de producción es insalvable en algunos casos y habrá que ver cómo se afronta en los próximos años por parte de las marcas que quieran intentarlo. Bianchi ha sido una de las primeras y su CEO ha anunciado que la nueva fábrica y sede de la marca se ha comenzado a construir en la región italiana de Treviglio.

La instalación contará con 30.000 metros cuadrados de los que algo más de la mitad serán destinados a un centro de producción con capacidad de fabricar más de 1.000 bicicletas de carbono en cada turno, actualmente Bianchi fabrica 250 al día, y a la creación de un museo de la marca para turistas. El nuevo centro de producción se prevé inaugurar en 2023 y contará con 250 trabajadores.

"La clave de la visión y estrategia de Bianchi es el comienzo de un proceso de relocalización, trayendo de vuelta a Italia las capacidades técnicas y de producción que se habían subcontratado fuera de Europa en décadas anteriores", dijo Scalzotto. Por su parte el propietario de Bianchi, Salvatore Grimaldi, afirmaba: "Crecer y desarrollar empresas es un desafío que me fascina, y hoy estamos afrontando uno nuevo: crear en Bianchi una de las plantas de fabricación de bicicletas más avanzadas del mundo. Nos sentimos orgullosos de haber elegido Treviglio para esta renovación y para nuestro futuro. Treviglio será el hogar no solo de una fábrica tecnológica y de diseño, sino de una empresa líder y ambiciosa con una visión global".

El sello "made in Italy" es símbolo de calidad en la industria de la moda y ahora queda por ver si se convierte en bandera de una nueva época en la que la producción de bicicletas de carbono regresa a Europa.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!