Una avispa le deja así la cara y no puede medicarse por la normativa antidopaje

Berto Gallego - 2018-05-06 12:05:00 - Destacado

¿Qué haría una persona en condiciones normales, incluso la mayoría de los deportistas del planeta si reciben el picotazo de una avispa y sufren, en consecuencia, una reacción? Tomar cortisona. Es lo que dice la lógica, pero la normativa antidopaje nos lleva, a veces, a vivir situaciones de difícil explicación. 

Es el caso de Sander Armeé, ciclista del Lotto-Soudal, que está sufriendo esa circunstancia en el Giro de Italia 2018. En la foto inferior se puede apreciar la hinchazón de su rostro, pero no puede remediar médicamente las consecuencias por miedo a una sanción posterior. 

antidopaje, bicicleta, giro de Italia

Sander Armeé, el picotazo y la normativa antidopaje

Pero, ¿por qué no solicitar un TUE? Para el que no lo sepa, se trata de una prescripción médica especial, destinada a este tipo de situaciones excepcionales, según la cual un ciclista puede consumir un medicamente teóricamente prohibido para paliar una delencia concreta. 

Sin embargo, el Lotto-Soudal se ha negado a hacerlo. El conjunto belga abandera un visión limpia del ciclismo, sin ningún tipo de dudas al respecto. Así, se oponen a los TUE, una práctica que en el pasado ha sido muy polémica por el abuso que -en teoría- algunos hicieron de ella. 

Armeé, por lo tanto, tendrá que sufrir las consecuencias del picotazo sin adoptar las medidas paliativas que le ayudarían a sobrellevarlo. Mientras tanto, cada jornada deberá montarse sobre la bici y pedalear decenas de kilómetros con el objetivo de completar el Giro de Italia. Gajes de un oficio muy duro que tanto él como su equipo dignifican con su actitud. 

antidopaje, bicicleta, giro de Italia

Ahora es el turno de que expreses tu opinión sobre esta circunstancia. ¿Qué te parece que un ciclista no pueda administrarse cortisona sin necesidad de solicitar un TUE para tratar el picotazo de una avispa? ¿Piensas que la normativa antidopaje debería variar? ¡Te leemos en nuestras redes sociales!