Pilates y ciclismo: aliados naturales

Berto Gallego - 2016-05-04 17:00:21 - Entrenamiento

Tanto el pilates como el ciclismo son dos prácticas deportivas saludables y con múltiples beneficios para la salud. Ambas por separado son absolutamente recomendables, pero unidas sus beneficios se multiplican: la práctica de pilates reduce las molestias y problemas musculares, mejorando así nuestro rendimiento sobre la bicicleta y convirtiéndose en una práctica deportiva más completa y menos lesiva con nuestro cuerpo.

pilates

Coordinar la práctica de pilates y ciclismo

Lo ideal es programar una rutina de ejercicios completa y recomendada por un profesional con el objetivo de potenciar ciertos músculos directamente relacionados con la práctica de ciclismo, además de otros que se desarrollan escasamente sobre la bicicleta. La finalidad del pilates para un ciclista es mejorar la postura, evitando contracturas y lesiones musculares en la espalda y la zona lumbar. Los músculos poco desarrollados por la práctica ciclista que debemos fortalecer para estabilizar el tronco y mejorar nuestra postura son los lumbares y los abdominales. Los relacionados con la acción de pedaleo que el pilates ayudará a robustecer son los extensores de la cadera, cuádriceps, glúteos y femorales.

Además, el pilates supondrá una mejora sustancial en nuestra flexibilidad muscular, es un ejercicio ideal para la relajación mental y corporal y podemos realizar una rutina completa de ejercicios en 20 o 30 minutos, siendo indiferente -los beneficios son diferentes- realizarla como calentamiento antes de coger la bicicleta o como estiramiento al finalizar la salida.

Ejemplos de ejercicios de pilates para ciclistas

Pilates
  • Ejercicios con el rodillo de espuma. Con la ayuda del rodillo podemos realizar multitud de movimientos que ayudan a prevenir lesiones de espalda y mejoran nuestra flexibilidad. Consulta algunos de ellos pinchando aquí.
  • Círculos con una pierna. Es un ejercicio simple, óptimo para después del ejercicio porque ayuda a recuperar las piernas cansadas. Consiste en estirar la pierna en el aire, encontrándose acostado, y dibujar amplios círculos con ella.
  • El sacacorchos. La intención de este ejercicio es estabilizar el tronco, trabajando lumbares y abdominales. Consulta como realizarlo aquí.
  • El nadador. Se trata de un ejercicio muy indicado para prevenir los dolores lumbares. En este vídeo puedes ver como llevarlo a cabo.
  • Un ejercicio clásico como las sentadillas potenciará nuestro tren inferior y ayudará a prevenir dolores de espalda. En este vídeo puedes ver como realizarlas correctamente.

Así pues, desde Brújula Bike te animamos a practicar ambas disciplinas, ciclismo y pilates. Eso sí, siempre con ayuda profesional o, en su defecto, conocimiento exhaustivo de como realizar correctamente cada ejercicio. El pilates nos ayudará a mantener nuestro cuerpo sano y sin dolores, pero en caso de hacer mal los movimientos podríamos hacernos daño y convertirlo en algo contraproducente.

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!