Platos ovalados: ventajas y desventajas

Berto Gallego - 2018-03-14 07:00:00

Hace ya tiempo que los platos ovalados están de moda entre todos los aficionados a practicar el ciclismo, pero son muchos los que aún dudan entre platos ovalados o redondos. Es obvio que el uso de platos ovalados tiene ventajas considerables, pero también ciertos inconvenientes a los que se debe prestar atención. En el artículo de hoy repasamos al detalle ambas cosas, las ventajas y los inconvenientes de los platos ovalados, tanto para tu bici de carretera como si prefieres el MTB.

Plato ovalado Absolute Black

Ventajas de los platos ovalados

1. Desaparición del punto muertoLos tradicionales platos redondos tenían un inconveniente principal: hay un momento de la pedalada en el que no ejercemos fuerza alguna. Ese punto muerto, localizado al situarse la biela en posición vertical, hace perder efectividad a nuestro pedaleo. Los ovalados, por el contrario, solucionan este problema.

2. El pedaleo es más suave y constante, menos forzado, lo que reduce la presión ejercida sobre nuestras rodillas. Algo que agradeceremos con el tiempo.

3. Mejoran considerablemente la capacidad de aceleración y la cadencia de pedaleo.

Plato ovalado Absolute Black

Inconvenientes de los platos ovalados

1. Al empezar a usarlos pueden aparecer ciertas molestias musculares, algo normal teniendo en cuenta que se produce un cambio sustancial en la manera de pedalear.

2. Incluso las ventajas arriba descritas, a nivel de rendimiento y optimización del esfuerzo, pueden tardar en apreciarse. Será necesario un periodo de adaptación.

3. En ruta las ventajas serán menos apreciables que en el MTB. Aún así te ayudarán a ahorrar bastantes vatios.

Plato ovalado Absolute Black

En Brújula Bike consideramos que las ventajas son de más peso que los inconvenientes y que, en consecuencia, los platos ovalados son la mejor opción que ofrece el mercado hoy en día. En cualquier caso es recomendable someterse a un análisis de pedalada que determinará la posición y el grado de ovalidad ideal para nuestro caso concreto. Esto se debe a que cada uno, aunque no sea apreciable a simple vista, tiene una mecánica de pedaleo diferente, lo que incidirá en el tipo de plato que es más adecuado.