Probamos la nueva Scott Foil RC Ultimate 2023

Carretera 29 jun. 2022 16:06 Sergio P.

Durante la presentación a la que Scott convocó a los principales medios europeos, pudimos poner a prueba en profundidad las capacidades de esta Foil RC 2023 en las carreteras que rodean el Lago d’Iseo en Italia.

Foto: Markus Greber

La reina de la velocidad de Scott tiene un nombre: Foil RC 2023

Además de desvelarnos todos los secretos del diseño aerodinámico de la bici y el intenso proceso de desarrollo llevado a cabo durante los últimos tres años para crear esta nueva Scott Foil RC, también tuvimos oportunidad de rodar con ella a lo largo de los tres días que estuvimos en tierras italianas.

El Lago d'Iseo está ubicado en una zona prealpina a caballo entre las llanuras vinícolas del Franciacorta y las montañas que rodean el lago a lo largo de su orilla oeste, lo que nos brindó una amplia variedad de terreno en el que exprimir esta Foil RC. 

Toma de contacto

La primera jornada apenas 40 kilómetros de un trazado llano y predominantemente urbano donde los cambios de ritmo, las rotondas, asfalto en pésimo estado y los giros pusieron a prueba la manejabilidad de esta Foil que, con algunas pequeñas adaptaciones dictadas por la aerodinámica, cuenta con prácticamente la misma geometría que la escaladora Addict RC.

De vuelta en el hotel nos asustamos al comprobar en el ciclocomputador la velocidad media que habíamos sacado con una bici a la que nos adaptamos desde la primera pedalada como si fuera nuestra propia máquina. La característica más destacable en esta primera toma de contacto fue la enorme facilidad a la hora de acelerar y que nos permitió mantener el tipo con cierta dignidad cuando la cosa se aceleraba.

A toda velocidad

La segunda jornada estaba dividida en dos partes, una primera salida de 50 kilómetros por la región vinícola de Franciacorta, también en las proximidades del Lago d’Iseo. Esta ruta incluía, también con mucho terreno semiurbano, incluía un par de subidas tendidas que la Scott Foil RC afrontó con solvencia a ritmo mantenido y alto. De nuevo nos maravilló la agilidad de conducción en algunas zonas reviradas con constantes cambios de dirección izquierda, derecha.

Foto: Markus Greber

Completamos la ruta alargando el recorrido hasta una subida de mayor entidad donde la Scott Foil RC salía de su zona de confort, perdiendo con la disminución de la velocidad parte de la magia que nos tenía impresionados hasta el momento.

Por la tarde, el personal de Scott nos trasladó a nosotros y a las bicis hasta el circuito de velocidad del Porsche Experience Center de Franciacorta en las proximidades de Brescia, donde pudimos rodar otro par de horas por un asfalto perfecto, sin tráfico y disfrutando de las sensaciones de velocidad que nos transmitía la Foil RC cuando el ciclocomputador marcaba más de 40 km/h.

Hacia las montañas

La última jornada, ruta libre, decidimos buscarle las cosquillas más a esta bici. Un puerto de 16 km y 900 m de desnivel, con una primera parte bastante constante entre el 6 y el 8% y unos 3 kilómetros finales inhumanos con rampas mantenidas al 14% nos sirvieron para corroborar que esta Foil RC no es una bici, ni pretende serlo, escaladora.

Mientras se puede mantener una velocidad alegre, la bici escala con soltura prefiriendo un ritmo constante mientras nos mantenemos sentados en el sillín. Sin embargo, cuando ya toca ir poniéndose de pie y las rampas hacen que la velocidad se desplome, pese a que toda la fuerza que aplicamos se traslada a la rueda trasera por su gran rigidez, somos nosotros los que tenemos que poner más de nuestra parte. Mencionar que el montaje utilizado fue la versión Ultimate con un peso, sin pedales de 7,22 kg.

También nos sirvió esta ruta para exprimir a tope su conducción en la bajada por una carretera que comenzaba estrecha y bacheada y que en la parte final del descenso contaba con un asfalto exquisito. En cualquier caso, la Foil RC se mostró como una bici muy fácil de dirigir con la que, una vez elegida la trazada, se hacía innecesario corregir durante la misma.

Tampoco su rigidez afecta a la conducción en los tramos en peor estado, gracias en gran parte al buen nivel de absorción logrado donde la combinación entre cubierta de 28 detrás y de 25 delante nos pareció todo un acierto a la hora de contar con un agarre equilibrado al compensar el mayor balón de la parte trasera el peso superior que siempre recae sobre este eje por la colocación del ciclista.

La conclusión que nos llevamos a casa es que esta Scott Foil RC es una bici tremendamente rígida en la que Scott ha priorizado la transferencia de fuerza, aerodinámica aparte, por lo que resulta muy fácil rodar rápido con ella. Sin embargo, no será el modelo más indicado para aquellos que vivan en zonas con muchos puertos donde las medias de velocidad de las salidas nunca van a ser tan elevadas como para sacar todo el rendimiento a sus dotes frente al viento.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!