Ruedas aero vs escaladoras

Ruedas aero vs escaladoras

Carretera 18 sep. 2022 09:09 Sergio P.

Las ruedas son el componente que más marca el comportamiento de la bici. Veamos cómo influye usar ruedas aerodinámicas frente a unas ligeras escaladoras y cómo elegir la más adecuadas según el uso que habitualmente le demos a nuestra bici.

Aero o escaladoras, así afectan las ruedas al comportamiento de tu bici

Cuando decidimos sustituir las ruedas de nuestra bici, a menudo lo hacemos dejándonos llevar por datos como el peso o la estética que van a aportar a nuestra máquina. Sin embargo, son pocos los que valoran adecuadamente si las elegidas son las mas apropiadas para el uso que hacen de la bici o cómo van a influir en las cualidades de la bici.

El principal punto a tener en cuenta a la hora de elegir unas ruedas es decidir si optamos por un modelo aerodinámico de perfil alto o un modelo escalador, de perfil bajo.

En las aerodinámicas, las llantas tienen una sección alta, entre 50 y 60 mm es lo más habitual en modelos para un uso polivalente, pensada para que el flujo de aire que incide sobre ellas se pegue a su superficie, circule lo más rápido posible sobre ella, de forma similar a como lo haría a través del ala de un avión, y salga por la parte contraria provocando las menores turbulencias posibles a fin de minimizar la resistencia generada por el aire.

El otro extremo lo ocupan las ruedas puramente escaladoras que, con la creciente importancia que ha cobrado la aerodinámica en los últimos tiempos, son una rara avis en los catálogos de las marcas. Este tipo de ruedas utilizan llantas de perfil bajo, en torno a los 25 mm, con el fin de reducir al máximo la masa en su periferia. Esto les aporta no sólo un menor peso, sino también reduce las inercias.

Por descontado, siempre se puede elegir el término medio, ruedas con perfiles aerodinámicos más contenidos, entre 40 y 45 mm, que tratan de buscar lo mejor de los dos mundos, aportando ganancias aerodinámicas pero manteniendo un peso contenido.

El punto más evidente a la hora de establecer las diferencias entre ruedas aero y escaladoras es el que marca la báscula. Por citar algún ejemplo, unas Fulcrum Wind 55 tienen un peso de 1.680 g mientras que las Fulcrum Speed 25 dejan la báscula en 1.285 g; o, si miramos en el catálogo de DT Swiss, unas ARC 1100 Dicut de 62 mm de altura de llanta, pesan 1.676 g la pareja frente a los 1.266 g que marcan PRC 1100 Dicut Mont Chasseral, sólo por citar dos ejemplos de marcas que aún mantienen ruedas escaladoras en su catálogo.

Aerodinámica, la ganancia que no se ve

Otro aspecto más difícil de cuantificar es el de la aerodinámica ya que las ganancias frente al viento resultan más sutiles y son la suma de varios factores en la que es el propio ciclista quién más resistencia al aire aporta en la ecuación. Sin embargo, no hay más que hacer un sencillo test de campo, en condiciones controladas como las de un velódromo para comprobar la ganancia que nos ofrece usar elementos aerodinámicos como las ruedas, unas ganancias que son mayores cuanto más rápido rodemos.

En el caso del uso de ruedas aero frente a escaladoras, se puede cifrar la ganancia que aportan en torno a unos 40 segundos sobre 40 kilómetros rodando a 40 km/h que es la velocidad habitual a la que se suelen cuantificar los efectos de los elementos aerodinámicos. Una velocidad que puede parecer que no tiene sentido para un cicloturista, sin embargo si la tiene ya que en el mundo de la aerodinámica siempre se habla de velocidades relativas. Si por ejemplo rodamos a 30 km/h, con un viento frontal de 10 km/h, una situación habitual para los que viven en zonas llanas, la velocidad relativa son esos 40 km/h.

Aparte, el viento casi nunca incide completamente frontal o trasero. El ángulo efectivo de incidencia, yaw en términos aerodinámicos, afecta a las ruedas, estando estas optimizadas habitualmente para obtener la menor resistencia con ángulos entre 2,5º y 12,5º que son en los que rodamos la mayor parte del tiempo.

Más allá de los gramos

En el otro extremo, las ruedas escaladoras basan sus argumentos en un peso ligero que haga más sencillo vencer las pendientes. Al igual que ocurre con la velocidad en el caso de las ruedas aero, la influencia del peso en la ascensión es mayor cuanto mas crece la pendiente. De hecho, en subidas tendidas, hasta más o menos el 5%, donde podamos subir a más de 20 km/h, la aerodinámica aún tiene un papel más preponderante que el peso.

Sin embargo, el peso por sí sólo no es el único argumento de las ruedas escaladoras. Cuando utilizamos este tipo de ruedas, la primera sensación que tenemos es lo fácil que acelera la bici y cómo nos cuesta mucho menos esfuerzo ponernos de pie y balancear la bici. Unas sensaciones que se repiten hacia abajo a la hora de enlazar curvas, sobre todo en zonas reviradas con continuos cambios de dirección.

La explicación a este comportamiento es que, al reducir gramos en la llanta estamos quitando peso en el exterior de la rueda que es una parte en continuo movimiento que genera inercias. Evidentemente, tener que vencer menos inercias hace que sea más sencillo cambiar el estado de la rueda, ya sea la velocidad o la dirección de desplazamiento.

Por tanto, aunque se llamen ruedas escaladoras, con la facilidad extra que nos da para impulsar la bici cuesta arriba, también obtenemos claras ventajas en los descensos que encontramos cuando llegamos a la cima si estos cuentan con muchas curvas. Si, por el contrario, nos encontramos con una bajada rápida y con curvas abiertas, de nuevo la aerodinámica cobra importancia, aportándonos una clara ventaja a alta velocidad.

¿Aero o escaladora, con qué ruedas me quedo?

Elegir uno u otro tipo de rueda dependerá del uso que le demos a la bici. Evidentemente, si hacemos un uso tranquilo de la bici, no tiene mucho sentido utilizar ruedas de perfil alto, cuyas ventajas sólo las vamos a aprovechar a partir de determinadas velocidades. Aparte, también hay que tener en cuenta que unas ruedas de perfil alto resultan más complicadas de manejar en condiciones de viento lateral pese a que los modelos actuales han logrado una estabilidad fantástica.

Si nos movemos habitualmente por terreno de montaña unas ruedas escaladoras nos pueden aportar un puntito extra en las constantes subidas que afrontemos, sin embargo, si somos ciclistas de corte deportivo, hay que valorar el cómputo global, donde suelen salir vencedoras las ruedas aero al movernos habitualmente a velocidades alegres.

Como decíamos antes, hay que tener en cuenta que en subidas tendidas, a cierta velocidad, la aerodinámica tiene también una importante influencia.

Ante la duda, siempre podemos optar por un perfil intermedio, las ruedas que más se han popularizado en los últimos tiempos con las que logramos un compromiso de cualidades que nos permita obtener el mejor rendimiento en todos los terrenos.

buscando

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!