Oleg Tinkov llama a Contador "pedazo de mierda española"

Berto Gallego - 2017-03-21 12:00:42

La relación entre Alberto Contador y Oleg Tinkov, el multimillonario que fue su jefe en su antiguo equipo, fue algo más que tensa, especialmente en su última temporada. Sus desencuentros arrancaron con lo que el ruso consideró un rendimiento inapropiado para el estatus y el sueldo del pinteño, creencia que no se guardó para la intimidad del equipo, sino que aireó a los cuatro vientos dejando a Alberto Contador vendido ante la opinión pública.

Oleg Tinkov Contador

Desde entonces la tirantez entre ambos ha sido más que obvia, y se llegó a escenificar de manera obscena en carrera: el pasado año Tinkov puso todo el equipo al servicio de Peter Sagan en el Tour de Francia, un ciclista con el que se entendió mucho mejor, dejando a Contador solo contra el mundo en la búsqueda de su tercera ronda francesa.

Tinkov

Los dardos de Tinkov a Peter Sagan

Lo que ya sabíamos terminó de explotar con la desaparición del equipo Tinkoff-Saxo y la consiguiente separación de los caminos entre Alberto Contador y Oleg Tinkov. Al finalizar la pasada temporada el ruso se despachó a gusto  en su blog, con una entrada el la que definió a su antiguo pupilo como "corredor de mierda". La disertación finalizaba con un consejo: "Debería retirarse y dejarlo, no volverá a ganar ninguna grande. Si en la Vuelta a España le superaron cuatro o cinco ciclistas, el año que viene tendrá que conformarse con un TOP-20".

El último capítulo de la telenovela se produjo a través de la cuenta de Oleg Tinkov en Instagram, en la que volvió a lanzar insultos contra Alberto Contador. En esta ocasión afirmó que "Alberto Contador es un pedazo de mierda española. Nunca va a ganar nada más, es demasiado viejo y demasiado malo. La dieta lo volvió loco y avaricioso".

Tinkov

Alberto Contador guarda silencio

Alberto Contador, por el momento, ha decidido guardar un respetuoso silencio y no bajar al fango desde el que le reclama Oleg Tinkov. Eso sí, no pierde ocasión para resaltar el buen ambiente que está disfrutando en el Trek-Segafredo, y lo mucho que le está permitiendo disfrutar del ciclismo. A buen entendedor, pocas palabras bastan. Quizá, si logra dar el campanazo en el Tour de Francia, se acuerde públicamente de su antiguo jefe.