Qué hacer si te sorprende una tormenta eléctrica en bici

Carretera 11 sep. 2021 07:09 Ignacio P.

Las tormentas eléctricas pueden sucederse durante todo el año pero en verano hay más probabilidad de que nos sorprendan en mitad de una ruta por carretera o montaña. Se trata de una situación peligrosa y debemos tener claro cómo actuar.

Cómo actuar ante una tormenta eléctrica si vas en bici

Hace unos años saltó la noticia de la muerte de un ciclista alcanzado por un rayo en Teruel y a raíz de ese accidente la DGT compartió una serie de medidas y precauciones que todos los que circulamos en bici deberíamos saber.

Lo primero que hay que hacer antes de realizar cualquier salida salida es prevenir. Consulta la información metereológica y revisa bien el trazado y la altitud del recorrido que vas a realizar.

Piensa que este tipo de tormentas son muy explosivas y en cuestión de minutos la temperatura cae en picado y descargan grandes cantidades de agua. Si te encuentras en una zona alta o bajando sin ropa de abrigo podrías entrar en hipotermia en muy poco tiempo, algo que nadie imagina que le suceda en mitad de un mes caluroso.

Ahora vamos a ver qué recomienda hacer la DGT ante una tormenta con rayos:

Estos consejos se aplican sobre todo si estamos en campo abierto o zonas aisladas ya que en terreno urbano los edificios actúan como pararrayos y es más difícil que nos alcancen.

  • Para, deshazte del material metálico y aléjate de la bici sin correr: Si tenemos la tormenta eléctrica sobre nosotros lo primero que hay que hacer es detener la marcha y alejarse de la bicicleta, aunque sea de carbono o aluminio también atraen rayos. La distancia mínima de seguridad es de 30 metros. Pero antes de alejarse hay que apagar todos los dispositivos electrónicos y dejar también cualquier material metálico. A la hora de alejarnos debemos evitar hacerlo corriendo ya que podemos provocar una turbulencia en el aire que junto a la ropa mojada podría atraer los rayos.
  • Evita estos lugares: Las zonas más propensas a recibir rayos con los lugares altos (cumbres, cimas, etc), cerca de objetos metálicos como vallas, tendidos eléctricos o líneas de tren y edificios aislados como graneros o cobertizos. También hay que evitar quedarse solo en un terreno despejado ya que seremos el punto que más sobresale del entorno y podríamos ejercer de pararrayos. Las cuevas y salientes de rocas tampoco son  un buen sitio ya que son canales naturales por los que se evacua la electricidad de un rayo al tomar tierra.
  • Posición de seguridad: La posición más recomendable es, evitando lugares encharcados, ponerse en cuclillas con las manos en las rodillas y solo tocando el suelo con las zapatillas. Así evitaremos destacar en el terreno. 
  • Posición ante una descarga inminente: Justo antes de recibir el impacto de un rayo podemos notar un cosquilleo, se nos erizará el pelo o se pueden ver brillar o chispear elementos metálicos. En ese momento hay que adoptar la posición de seguridad en cuclillas aganchándonos lo máximo posible pero solo tocando el suelo con las zapatillas y si vamos en grupo tendremos que alejarnos unos de otros.
  • El mejor lugar ante una tormenta eléctrica: Si nos vemos envueltos en una situación como ésta el mejor sitio en el que podemos resguardarnos es dentro de un coche. Un vehículo cerrado, con el motor apagado y las ventanillas y entradas de aire cerradas actúa como una Jaula de Faraday y aunque sea alcanzado por un rayo los ocupantes saldran ilesos.

Recuerda, lo mejor es que nunca nos veamos en mitad de una tormenta eléctrica con nuestra bici y para eso es importante planificar bien la ruta antes de salir.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!