Trucos para evitar los calambres sobre la bici

Berto Gallego - 2017-11-03 11:00:00

Con el ascenso de las temperaturas hay otra cosa que crece desmesuradamente: los calambres. No se trata de una dolencia grave, pero sí muy molesta, por lo que en el artículo de hoy queremos aportar varios trucos para evitar calambres.  

calambres sobre la bici

Causas de los calambres musculares

Hay tres cauas principales que provocan los calambres sobre la bici: en primer lugar, la fatiga muscular; en segundo, una mala hidratación; y por último la falta de minerales. 

La fatiga muscular es muy recurrente en un deporte tan exigente como el ciclismo de montaña. Confrme una salida se alargue y ponga nuestro cuerpo más al límite, más probable será sufrir claambres musculares. 

 

calambres sobre la bici

Sobre la hidratación hemos hablado largo y tendido en Brújula Bike. Uno de los muchos factores que nos deberían convencer de vigilarla milimétricamente es la posibilidad de sufrir calambres musculares. 

Por último, la falta de minerales puede producir calambres musculares porque en el sudor perdemos en gran cantidad elementos como sodio o potasio, lo que tiende a provocar esta dolencia. 

Cómo evitar los calambres sobre la bici

Evita las horas más calurosas: Sal a rodar temprano o a media tarde, cuando empiece a bajar el sol. Sudarás menos y perderás menos agua y minerales, lo que facilitará evitar los calambres musculares. 

Presta atención al calentamiento: Nunca lo dejes de lado, las prisas no son buenas consejeras. Afrontar una dura salida con los músculos fríos es el mejor camino para sufrir lesiones o, también, calambres musculares. 

 

calambres sobre la bici

 

Presta atención al estiramiento: Dedica siempre unos minutos a realizar una rutina de estiramientos. Eso sí, hazlo después de la salida y nunca antes. 

Hidrátate bien: Sobre esto han corrido río de tinta en nuestra web. Asegúrate de hidratarte antes, durante y después de cada salida, sin caer en el exceso ni en el defecto. 

Ingiere minerales: El agua solo no es suficiente para evitar los calambres musculares sobre la bici. Busca alguna bebida especial que contenga sodio, potasio y otros minerales y matarás dos pájaros de un tiro. 

También puede interesarte